Adrián Camps: “Solares de Santa María es sólo un gigantesco negocio para la empresa IRSA”

por Antonio Lizzano

El legislador del Partido Socialista Auténtico (PSA), Adrián Camps, está en contra de la construcción de los Solares de Santa María, que impulsa el Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta, y que el año pasado el Pro trató de llevar al recinto para que sea aprobado. Adrián Camps participó en las reuniones de comisiones donde el oficialismo explicó el proyecto. En diálogo con Periódico VAS, el legislador  explicó lo perjudicial que sería el proyecto para la Ciudad y para la Villa Rodrigo Bueno.

¿Qué objeciones le hace al proyecto de Solares de Santa María, impulsado por el Gobierno de la Ciudad?

Las objeciones son múltiples. Carece de estudio de impacto ambiental y califica como de “alto impacto” en varios ítems. Incluye un puerto sobre el canal de la reserva ecológica. Modifica áreas costeras. Altera el sistema de transporte. Tendrá impacto lumínico y acústico sobre la reserva. Incorpora 11 torres de 150 mts. de altura entre la Ciudad y el Río. Carece de estudio por prevención del cambio climático.
El proyecto pretende crear “de hecho” un barrio privado. Una vez aprobado el convenio, la Legislatura no puede modificar nada, es a perpetuidad, queda despojada  de un derecho que le otorga la Constitución: Modificar el Código de Planeamiento Urbano.
La Ciudad cede también derechos a perpetuidad sobre el Canal de la Reserva Ecológica, el frente del Río de la Plata y el Canal de desagote pluvial que separa la Reserva del predio de IRSA. Este tema es particularmente grave, porque no podríamos actuar sobre la costa para prevenirnos del cambio climático.
Y es particularmente grave que la empresa haya convenido pagar 70 millones de dólares para obras viales y proyectos sociales en las comunas 1 y 4. y pretenda asociar este pago al proyecto de urbanización de la villa 31. Es una presión inadmisible sobre la Legislatura; si lo acepáramos pasaríamos a estar gobernados por el poder del dinero; dejaríamos de ser una democracia para pasar a ser una plutocracia.

Se afirma que detrás del proyecto se esconde un nuevo negocio inmobiliario, ¿cuál es su opinión?

Es un gigantesco negocio para la empresa IRSA que compró las tierras de la Ciudad Deportiva de Boca por 60 millones de dólares y, de aprobarse la nueva zonificación, por diferencia de valor de las futuras construcciones de lujo en altura, obtendría, sin invertir un peso, una ganancia fabulosa.

Vecinos de la Villa Rodrigo Bueno aseguran que el proyecto los afectaría directamente, ¿cómo cree usted que sería eso?

Las construcciones en el barrio Solares de Santa María están previstas a partir de una cota +6 (nivel respecto del suelo); la villa Rodrigo Bueno quedaría en cota 0, está prácticamente sobre un humedal. En un futuro escenario de aumento del nivel  del Río de la Plata, el agua se derivaría hacia la Villa, se inundaría.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *