Bauen: La lucha de los trabajadores hecha libro.

Bauen, el hotel de los trabajadores, es el título del libro que narra la lucha de los trabajadores de esa empresa recuperada. Su presentación se desarrolló esta tarde en la sede de Callao 360, donde sus autores: Andrés Ruggeri, Desiderio Alfonso y Emiliano Balaguer, junto a los asociados de la cooperativa relataron lo que implica hacerse cargo de la fuente de trabajo tras el vaciamiento patronal.

“El libro muestra tanto la resistencia como la estafa económica de los Iurcovich, ex dueños del hotel”, señalo  Andrés Ruggeri.  Haciendo referencia a una anécdota, narrada en el libro, que retrata cómo, en el momento de la toma, en marzo de 2003, apareció Marcelo Iurcovich, fundador del grupo, con la policía y aceptó que los trabajadores mantuvieran la ocupación porque, según dijo, le resultaba más barato que la seguridad privada.

Por su parte,  los trabajadores resaltaron la importancia de que esta historia sea contada rigurosamente, con datos, fuentes y citas, desde el lado de la resistencia.

Los autores del libro, forman parte  del Programa Facultad Abierta, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, donde estudian a las empresas recuperadas desde una mirada integral y antropológica. Y son impulsores del Encuentro Economía de los Trabajadores, cuya sexta edición se desarrollará entre el 30 de agosto y el 2 de septiembre en Argentina, y reunirá a trabajadores de los cinco continentes.

La Biblioteca de los trabajadores, colección de la que forma parte Bauen… incluye también los libros Crisis y autogestión en el siglo XXI, Trabajo informal, economía solidaria y autogestión, Cooperativa Textiles Pigüé, Morir por un iPhone y Empresas recuperadas 2010-2013, entre otros.

Desde el lunes, el libro estará disponible en el Centro de Documentación de Empresas Recuperadas, en la Cooperativa Chilavert, y en el propio Hotel Bauen.

Historia: El Hotel Bauen se inauguró durante el Mundial de fútbol de 1978, Marcelo Iurcovich, construyó el edificio con un crédito estatal del Banco Nacional de Desarrollo (Banade), otorgado por el gobierno cívico-militar. El empresario nunca saldó este crédito. Por el contrario, en 1997 acordó desprenderse del hotel a través del grupo chileno Solari por US$ 17 millones. En 2001 Solari transfirió el inmueble a la empresa Mercoteles.
En 2003 el Bauen  se convirtió en ejemplo de autogestión a través de la formación de cooperativas en manos de sus trabajadores.
En estos catorce años los trabajadores debieron sortear varios intentos de desalojo. El año pasado lograron que el Congreso de la Nación aprobara la expropiación del edificio de Callao 360 a favor de la cooperativa de trabajadores del Hotel Bauen. Pero, el 27 de diciembre de 2016, el presidente Macri  vetó la Ley de expropiación del Hotel Bauen sancionada, con amplia mayoría, por ambas cámaras en el Congreso. El veto presidencial habilitó una nueva orden de desalojo: El primer día del mes de marzo, la jueza Paula Hualde, titular del Juzgado Comercial N°9, dispuso la restitución del inmueble de la Avenida Callao 360 a la empresa Mercoteles. La fecha tope era el 19 de abril. Para entonces los trabajadores habían logrado ingresar nuevamente  el proyecto de expropiación en el Congreso. A horas del desalojo, la Cámara Nacional de Apelaciones suspendió la orden para permitir que el Poder Legislativo resuelva sobre la expropiación del inmueble. Si  bien esta resolución no soluciona el inminente desalojo, significa un alivio para los trabajadores que desde hace 14 años vienen sosteniendo este proyecto de autogestión. Un pequeño triunfo en medio de la incertidumbre por la que transitan desde que se hicieron cargo del Hotel. Porque el Estado no quiso antes, y no quiere ahora, brindarles seguridad sobre su futuro laboral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *