Comandanta de las mariposas

“El tiempo de la revolución es ahora, porque a la cárcel no volvemos nunca más. Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor. El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo. Todos los golpes y el desprecio que sufrí, no se comparan con el amor infinito que me rodea en estos momentos. Furia Travesti Siempre. Un abrazo”.

Esto dice la última misiva que escribió Lohana Berkins. Un legado que sintetiza en un abrazo interminable una vida de lucha, dolor y sufrimiento. Pero también la cartografía de las batallas que faltan conquistar. Por el lunes 5 de febrero a dos años de su vuelo al cielo de las mariposas, travestis, lesbianas, transexuales, bisexuales y mujeres, festejamos la vida, su vida, nuestras vidas.

Travesti, rebelde, feminista, intelectual, católica, militante del partido comunista, devota de la virgen de Urkupiña, todo eso era la “tía” Lohana. Nacida en la localidad salteña de Pocitos, a los catorce años huyó de su hogar rebelándose de su padre y adoptando la identidad sexual con la que se identificada. Ya en Buenos Aires, debió prostituirse para sobrevivir, a la vez que se convirtió en pionera de la lucha por la igualdad, la inclusión y la ampliación de derechos de la comunidad Gays, Lesbianas, Travestis, Transexuales y Bisexuales de Argentina. Fue impulsora de la Ley de Identidad de Género. Cosió, tejió y unió a todas las identidades sexuales en esa batalla, ganada en 2012, cuando el Congreso de la Nación sancionó la Ley que reconoce la identidad sexual de las personas transgénero y travestis, permitiéndoles recibir la cobertura médica correspondiente a la operación de adecuación de género, si así lo desean. Y siguió luchando por la aplicación efectiva de esta norma, como también por el cupo trans en los empleos estatales.

Hace dos años, una hepatitis, contraída cuando debió prostituirse para sobrevivir, le arrebató la vida. Hasta sus últimos días, Lohana Berkins, levantó la bandera del derecho a la dignidad que acuñó en una frase que se transformó en el manifiesto de la diversidad sexual: “En un mundo de gusanos capitalistas, hay que tener coraje para ser mariposa”. Y coraje es lo que nunca le faltó, entabló revoluciones cotidianas contra la trata, la prostitución y la explotación sexual. Revoluciones que la llevaron a ser la primera travesti en acceder a un cargo público (asesoró a intelectuales de talla de Diana Maffia). Revoluciones que le permitieron crear la cooperativa Nadia Echazú -para sacar a las jóvenes travestis de la prostitución-. Revoluciones donde germinaron el Bachillerato Popular Mocha Celis y el Hotel Gondolin, un refugio para las travas sin hogar.

En esa misiva, que Lohana dejó dobladita sobre la heladera de la casa donde vivió, señala: “Muchos son los triunfos que obtuvimos en estos años. Ahora es tiempo de resistir, de luchar por su continuidad”, y también lega la posta a Marlene Wayar.
Activista e intelectual travesti, directora de El Teje, el primer periódico de Latinoamérica, pensado, editado y escrito por travestis, psicóloga social, coordinadora general de Futuro Transgénero, cofundadora de la Red Trans de Latinoamérica y el Caribe “Silvia Rivera”, Marlene Wayar, asume ese legado y lo multiplica en las miles de Lohanas que descubre en cada batalla cotidiana que emprende, con las travas de la 31, con las machis de la patagonia, con las tortas de El Bolsón, con las luchadoras de la selva en Tartagal.  Escucha el canto de Lohana en las coplas subversivas de Susy Shock o en los raps desenfrenados de las tortas chilenas.

El lunes 5 de febrero, frente al Congreso de la Nación, cientos de lohanas recordaron a la gran Lohana. Allí en la puerta misma dónde ganaron la primera gran batalla. Una Marlene esbelta e inmensa tomó la palabra y leyó esta carta escrita a la comandanta de las mariposas.

“Marica no seas así”. Si, desde aquí escucho el estruendo de tus carcajadas, esas que te mandabas para cerrar el plan pergeñado para el batacazo. Me tenés entre tus manos cumpliendo mandato tras mandato ¿soy esa a quien decís “…a quien lego esta posta…”? fresca de cuerpo y te vas a revolotear liviana. Mientras yo tengo que agradecerte cada rayo de sol recuperado a ese amor que nos fue negado.
Los llamás triunfos y yo te digo, sólo tenemos fracasos, verdad impuesta si una se fija en lo fortalecido que se encuentra el enemigo, tan envalentonado, pero claro es ahí donde pifiamos, pues el fracaso son precisamente esos manotazos bruscos y de ahogado; y aquí el primer agradecimiento por esa fórmula espléndida –Hetero Winca Patriarcado- pues ahí sintetizamos clasismos y racismos complejizando lo diverso, es formidable adherir al winca Mapuche y marica, para que al tiempo un idiota diga sin titubeos: “que somos todos descendientes de europeos”. Es formidable gritarlo en nuestros canticos y que lo escuchen quienes esconden raíces con tintura de cabello e ideas ilusas de formar parte de ese gran fracaso. Coméntale a Diana que tenemos regias comandantas liderando lo originario.
Cada sendero por el que me fuiste llevando en estos tiempos de tu ausencia me vas mostrando que hay cambios; tortas, maricas y travas triunfos. Eso me vuelve los miedos motivadores, me permite caminar precavida, pero nunca dejar de dar un paso. Voy con tu voz en los oídos avanzando tranca. Gracias porque las veo organizadas en las cárceles, las veo lindas y arregladitas organizándose y haciendo que se adapten los chongos, (por cada marica uno de marido y otro de ollita) ¿no es tierno? Ecosistema que llamarían, ¿harén? y es difícil contradecir cuando la jefa de familia es trava. Gracias, también por las chicas de las villas, en la 31, la Martina también lidera y salen a la calle pensándose autónomas y se organizan con horarios firmes de cocina y venta de lo producido, escurridizas frente a los municipales. Y el Gondolin sin resto para la explotación con las puertas abiertas al abrazo, ¿qué dirá Nadia? ¿Anda contenta? Le pongo fichas a la Coope, falta líder, pero tu comadre está entera y luchando.
¿Se divirtieron con el chasco del Docu de Claudia Rodríguez en El Bolsón? (teníamos que presentar el video en el Festival, sobre la charla entre las dos, que filmaron las maricas y tortas de la Colectiva que lleva tu nombre y no anduvo la tecnología!) Eso lo organizaron ustedes ¡pesadas! Tuve que estirar una simple presentación, no quiero hablar tanto, en serio, me da que aburro, Loha no tengo tu frescura oral y sigo frunciendo el seño.
Pero bueno para eso anda la Susy, tallereando poesía, se la re mandó en Uruguay con las palabras y los colores. La juventud tan esperada se lanza y gana, si hasta se quieren poner a tomar una vivienda para rockear Montevideo. Conseguir techo continúa entre los más densos puntos de lo adeudado, pero para eso, como en todo, tenemos a nuestxs queridxs CIS, jajajaja estoy bardeando ese concepto/resentimiento. Saben que para nosotrxs es hetero-fuga que nace etimológicamente del heteroflexible con vértigo y sus propias sensaciones de espanto. Como abejas ante la miel caen en cada poemario de la Shock por el territorio “Abya Yala” (territorio americano según los pueblos originarios) que terminará siendo trava o no será nada, como nada es Brasil/bandera y tantas otras banderas wincas-americanas, cada vez que un machito avergonzado del deseo, con tanta saña nos mata. Estertores epócales de machos en extinción, jode que sean tantos los paridos, pero vamos por más. Si hasta se escuchan ensordecedores como caen, cuando hacemos lo que tenemos que hacer y gritamos como rapean las tortas chilenas, “un macho desaparece cada vez que te chupo”.
Gracias Loha, por la diáspora disidente marchando en cada provincia, barrio y pueblo. Somos cada vez más las que tenemos acceso a tratarnos las adicciones y salir del victimismo Michelle Mendoza está trabajando eso entre tantas cosas. Son cada vez más firmes nuestros pasos en las universidades, llevando teoría y calle. Somos cada vez más hacedoras como la Georgina Colicheo en su Fiske Menuco o la Casandra Sand en su Tartagal. Somos cada vez más las que no ingresamos a territorio desolado. Este hoy es el territorio soñado por nosotras y construido palmo a palmo por Gaby Mansilla por ejemplo, hoy hay niñez Trans creciendo, no sólo con el abrazo de papá y mamá, sino entre pares. Algo que nosotras nunca nos imaginamos, niñxs destrucadxs. Chicas yo lo veo y va en crecimiento. Resistiendo a los mandatos médicos y estéticos. Otra Transitud también es posible y está en pleno florecimiento.
Finalmente se va entendiendo y eso lo agradezco mucho, ¡no soy tu viuda!, soy tu amiga y en la posta recibida, todxs comprenden tu respeto, no es para que sea esposa viviendo a costillas, sino caminando a mi propio paso con un “Mar de lenes”, diría la Maite (inventó que len, hebra blanda, era la expresión molecular del amor como fotón o neutrón, y a la vez hebras de len-guaje. Que era lo que expresa mi nombre: un MAR de LENes porque mis palabras eran hebras blandas de amor) tan linda la Maite Amaya. Otra lindura Trans que vos empoderaste y me abraza en lo construido y lo por construir con el amor como motor. Abrazaba a Quimey Ramos y sabés?: sentía eso, solo basta dar amor y ellxs hacen el resto, armó una red de docentes Trans ¿no es eso Furia Travesti? ¡Ay de aquellxs! Que osen pensar que nuestra furia es física, porque están desarmadxs, no es por ahí. Te tendrán que ver por youtube cacheteando conceptos, diseñando estrategias, ordenando tejes maricas que les dejen pasmados. Haremos añicos este sistema simplemente revoloteando.
Me despido, cuidame la colonia de mariposas, te quiero, te necesito dentro, te extraño y como lo hice siempre te elijo para mi vida. No me dejes sin señales, a veces las pierdo.

Marlene.

———————-

Notas relacionadas: 

Actitud Trans: emancipación de los cuerpos
La película de Lo
“No es igual. No da igual”
Las travesitis somos capaces de producir conocimiento
Susy Shock. “Buena vida y poca vergüenza”
Diana: resistencia trava, sudaca, originaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *