No tocar a la Richmond

La  Justicia ordenó una medida cautelar, por la cual se impide tocar la confitería Richmond. La decisión la adoptó el juez en lo contencioso, administrativo y tributario porteño, Fernando Juan Lima, quien dispuso “conservar el patrimonio arquitectónico y mobiliario” de la confitería.

El magistrado también ordenó que no se modifique la estructura ni la fachada del edificio, y exigió al Gobierno porteño que coloque una custodia policial permanente en el ingreso del local para evitar su transformación.

La medida de no innovar fue  solicitada por la legisladora porteña María José Lubertino, tras la cual, el juez Lima resolvió que tanto el propietario como los inquilinos se abstengan de “efectuar o continuar cualquier modificación, restauración o alteración” en la estructura y el frente del inmueble, incluisi en el mobiliario, que, en el caso de haber sido retirado, deberá restituirse.

Asimismo, Lima dispuso que el Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad establezca una custodia policial durante las 24 horas para garantizar el cumplimiento de la medida cautelar, que implica evitar daños irreparables en una acción y tiene un efecto suspensivo hasta tanto la denuncia tenga trámite judicial.

La confitería Richmond fue cerrada la semana pasada, tras versiones de que sus propietarios habrían vendido el local a una firma de extrajera que tendría previsto abrir una tienda de ropa deportiva.

En tanto, la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad de Buenos Aires realizó hoy una convocaría para llevar a cabo una nueva Movida Cultural en defensa de  la confitería Richmond de la calle Florida 466/468. Este evento tendrá lugar el próximo miércoles 31 de agosto, desde las 14 horas en la puerta de la confitería, donde también se recolectarán firmas para que este lugar, emblemático de la Ciudad, vuelva a abrir sus puertas.

—————————–

Ver también:

Salvar a la Richmond

Declaran a la Richmond Sitio Histórico de la Ciudad

Dueños no quieren salvar a la Richmond

Lombardi puede salvar a la Richmond

El futuro incierto de la Richmond

Movida Cultural para salvar a la Richmond

Crece el apoyo a la Richmond

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *