Sin sede comunal

El día 29 de marzo la tierra tembló para la Junta Comunal, los trabajadores y los vecinos que se encontraban en la sede de la Comuna 1. Mejor dicho, los que temblaron fueron los cimientos, parches,  remaches y  apuntalamientos que se vienen improvisando desde hace más de cinco años en el edificio.
Es mismo día, el edificio fue desalojado y las actividades administrativas suspendidas. El mutismo sobre el destino de la sede comunal es absoluto, al punto que los miembros la Junta Comunal desconocen si se trata de un cierre definitivo o transitorio.

Una de las personas que se encontraba en el lugar al momento del temblor relató, a Periódico VAS, que el movimiento que se sintió fue similar al de un sismo.

El edificio donde funciona la Comuna 1, se ubica en calle Uruguay 740, lindero al mismo, en la numeración 722 de esa misma calle, se exponen las excavaciones de la obra en construcción lindante. Si bien en la actualidad se encuentra paralizada, todo indica que, desde 2009, afectó los cimientos del palacete estilo francés que alberga la sede comunal.

El informe de la Dirección General de Emergencias del Gobierno de la Ciudad del mes de enero de 2011, da cuenta de fisuras profundas en la estructura edilicia de Uruguay 740, y afirma que fueron causadas por la obra en construcción lindante (Uruguay 722), durante las etapas de excavación y movimiento del suelo en el muro contiguo. Y sugiere que se intime a la obra lindante a ejecutar tareas de consolidación y reparación de daños causados. Y encomienda a la Dirección General de Fiscalización y control del Obras de la Ciudad, hacer un seguimiento del avance de la obra.

El 24 de febrero de 2011, el entonces subsecretario de Atención Ciudadana, Eduardo Macchiavelli, llamaba a licitación, por el monto de 527.970 pesos, para la obra de reforma y acondicionamiento de la sede de la Comuna 1, “a los fines de dotar al inmueble de mayor seguridad y optimizar las condiciones edilicias y de trabajo”.

El 11 de mayo de 2011, Macchiavelli adjudicaba la obra a la firma Baio Hermanos S.R.L., y designó como director al arquitecto Pablo Traiber. Recién el 14 de noviembre la empresa contratista inició los trabajos de refacción, por un monto levemente mayor al licitado: 546.628 pesos. Durante el tiempo que medió entre la adjudicación de la obra y su inicio las deficiencias del edificio se agudizaron. Aparecieron fisuras en el subsuelo y en las plantas superiores, y hubo desprendimientos de mampostería. Tres pericias técnicas advirtieron que estas “patologías” se iban agravando a medida que avanzaba una obra en construcción lindante con la sede comunal.
En el mes de diciembre de 2012, contrariamente a lo que indica la lógica, la única planta terminada era la del segundo piso, con una nueva construcción que oficiaba de boxes para los flamantes juntistas. Al poco tiempo esta estructura debió ser reacondicionada porque agudizaba las fisuras de los cimientos.

El 31 de enero de 2012, tras una serie de reclamos iniciada por los juntistas, Eduardo Macchiavelli, ordenó cerrar el edificio y se comprometió a finalizar las obras en dos semanas. Llevó un poco más de tiempo apuntalar el edificio, colocar remaches e improvisar el cierre de las grietas.

En marzo de este año el edificio volvió a temblar. Una pericia realizada, luego el incidente del miércoles 29, señala que, tras verificar las grietas se colocaron testigos para visualizar si se éstas profundizaban. En tanto que advierte no se le prestó la atención debida a las falencias edilicias. También indica que los espacios de trabajo erigidos durante estos años sobre la estructura del edificio significaron un incremento en la carga que pueden soportar las paredes. Situación que devino en el movimiento de los cimientos.
Ante la incertidumbre de vecinos, juntistas y trabajadores de esa sede comunal, el 4 de abril, el diputado Gabriel Fucks (FpV) y la diputada Paula Penacca elevaron un pedido de informes al Ejecutivo porteño, donde solicita informe sobre los siguientes puntos vinculados al accionar del Presidente de la Junta Comunal 1, vinculado al cierre del edificio donde funcionaba la misma, sito en la calle Uruguay 740.

a. Informe si desalojo realizado el día miércoles 29 de Marzo del corriente se debe a la existencia de un peligro de derrumbe en el mencionado edificio. En caso afirmativo indique cuáles son las medidas implementadas.
b. Informe si los integrantes de la Junta Comunal fueron debidamente notificados de las medidas adoptadas a referencia al cierre de la sede comunal  y el peligro de derrumbe de la misma
c. Detalle cuales son las medidas tomadas para con el personal desplazado con el fin de garantizar el desempeño de sus tareas.
d. Indique si se ha ordenado realizar la pericia pertinente que informe el estado estructural del edificio. En caso afirmativo remita actuaciones.

————————————
Notas relacionadas:

Sin espacio físico, ni información oficial, ni Consejos Consultivos

El edificio del CGPC1 y las fisuras del sistema 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *