¿El Censo 2020 pretende esconder la ascendencia afro?

Representantes de los distintos colectivos de afrodescendientes del país acudieron a una reunión en el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) para solicitar la inclusión de la pregunta sobre afrodescendencia y la incorporación de religiones de matriz afro en el formulario del censo 2020.

Por Melina Schweizer.

El jueves 24 de octubre integrantes de los movimientos afro y de la sociedad civil, se dirigieron al Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) para expresar su preocupación debido a las modificaciones introducidas a la pregunta sobre la afrodescendencia. Miriam Gomes, Alejandra Egido, Miguel Ríos, Gladys Flores, Estefanía Cámara, Pedro Mallorca, integrantes de la Comisión 8 de Noviembre, y referentes de religiones de matriz afro como los Babalorisas, Javier de Bara, Carlos de Bara, Pedro de Ogun y las Iyalorisas, Claudia Osun, Maria de Iyomonja, se reunieron con la funcionaria Gladys Massé, técnica responsable del área de censo de hogares y familia del INDEC.

La reunión fue solicitada por la comunidad afrodescendiente para expresar a las autoridades del INDEC la preocupación de los colectivos afros respecto a:

– La reciente publicación, por parte del INDEC, de una pregunta sobre afrodescendencia, que resultó desvirtuada y que no respondía a la que oportunamente se había consensuado en julio de 2017, de manera colectiva, diversas organizaciones afro, el INDEC, INADI y la Secretaria de DDHH.

– La publicación del INDEC de una pregunta sobre la religión practicada por los/las consultados/as, que no incluye a las religiones de matriz afro. Y que en todo caso estarían incluidas en el ítem «otras», contribuyendo una vez más a su invisibilización.

– La posibilidad de que la variable afro no estuviera incluida en todos los formularios censales. La inclusión de la variable afro en todos los formularios censales que había sido parte de los acuerdos alcanzados en julio de 2017.

La Comisión 8 de Noviembre nuclea los diferentes movimientos de afroargentinos/as, afrodescendientes y africanos/as residentes en el país, donde también se adhieren miembros de la sociedad Caboverdeana,  Asociación de Mujeres Afrodescendientes en Argentina Todo en Sepia, Instituto de Investigación y  Difusión de las Culturas Negras, Agrupación Todos con Mandela, Agrupación Xangô, entre otros.

El 30 de agosto de este año, esta organización emitió un comunicado de cara al censo 2020 donde manifestaron: “Nuestra Comisión ha participado de las mesas de trabajo convocadas oportunamente por el INDEC y la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación. Allí planteamos la necesidad de continuar con la pregunta que fuera incorporada en el Censo de 2010. Además, solicitamos la inclusión de la pregunta en el formulario básico y la realización de una amplia campaña de comunicación y sensibilización pública para promover el componente étnico racial. Luego, el diálogo quedó inconcluso y tomamos conocimiento del contenido final de las cédulas al ser publicadas el pasado martes 27 de agosto. En este sentido, queremos expresar que valoramos positivamente la continuidad de la inclusión racial y consideramos un avance su incorporación en el formulario básico, que, junto al formulario ampliado, permitirá que la pregunta se le realice a toda la población. Sin embargo, como se puede observar la nueva pregunta difiere de la incluida en el Censo 2010, discontinuando su aplicación e incumpliendo lo acordado entre las organizaciones afro y el INDEC. Además, la modificación no recoge la ancestralidad africana, ya que pregunta por antepasados «negros» y no africanos. La reducción a la categoría «negros” expresa una perspectiva colonialista que no contiene el enfoque étnico racial de los afrodescendientes”.

Miriam Gomes, representante de la sociedad caboverdiana, y miembro activo de la comisión, sostiene que: “Vale aclarar que en 2018 sólo mantuvimos una reunión y en 2019, ninguna, hasta el 24 de octubre. Las respuestas recibidas en la reunión del 24 fueron inciertas y sin definiciones concretas, supeditadas al análisis de los resultados de la última prueba piloto. Dependiendo de estos resultados, la pregunta con la variable afro sería incluida o no en todo el censo.  De igual manera, con respecto a la cuestión de las religiones de matriz afro, no obtuvimos ninguna respuesta. Se nos prometió una reunión en la primera quincena de diciembre para continuar el «diálogo»”. Asimismo, culmino diciendo “La sensación general de los y las que participamos en el encuentro es que estaríamos frente a un nuevo retroceso en lo que se refiere a la conquista y goce de nuestros derechos humanos”

Mientras la reunión se llevaba a cabo, en la puerta del INDEC se nucleó una gran cantidad de representantes de las casas de religión más importantes de Buenos Aires, como también artistas, bailarines/as, músicos, estudiantes y profesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.