No se puede hacer activismo desde el amor

Louis Yupanqui activista no binario, afroargentino, habla del significado de hacer activismo en tiempos de redes sociales. De la discriminación racial predominante en el movimiento LGBTQA+. De cómo el privilegio mata y es la otra cara de la opresión.

por Melina Schweizer

La definición de activista, según el diccionario de la Real Academia Española, refiera a la persona que, dentro de una sociedad o grupo político o social, interviene en la propaganda y promoción de sus ideas. Un activista que vive en un estado de alerta constante, con el fin de defender los derechos que les pertenecen, como ciudadanos, como consumidor, como miembro de esta sociedad, cada vez está más conectada.

El activismo en redes sociales forma parte del proceso globalizador, que contribuye a tender puentes de representatividad y visibilización al insertarse en las estructuras políticas y sociales, para, desde allí, generar cambios.

Solo cuando se hace acción social, se pueden ir estructurando los cambios. Un actor social debe tener conciencia de identidad propia, conocer las intersecciones que atraviesan la causa que utiliza como bandera y, sobretodo, entender la realidad para dar respuesta a las necesidades prioritarias, individuales y colectivas, identificadas en su lucha como. Tanto el activista como el actor social, se ubican como mediadores entre el grupo que representan y el Estado que lo regula todo. Es por esto que interesa, como forma nueva de defensa y expresión, Louis Yupanqui, quien utiliza sus redes sociales para contribuir a la transformación de la sociedad argentina.

Este joven afroargentino, con tan solo 20 años de edad, se encuentra en una desconstrucción y construcción constante, pues entiende la importancia de la comunicación como precursora del cambio. Pero, para comunicar bien, hay que educarse cada vez más. Es por ello que busca el equilibrio entre las artes visuales y ser un activista anti-racista, defensor de los derechos LGTBQA+, puesto que es manifiesto su interés en el estudio de las artes visuales.

Louis se define como una persona de acción, es decir, alguien que ante la duda salta, “soy de las personas que no se queda callada, soy muy frontal y es lo que más me gusta de mi personalidad”. Y esa resistencia anti-racista en favor de los derechos LGBTQA+ es la que pregona a través de sus redes. Es así que él destaca que “ningún activismo nace desde el amor, ningún activismo empezó desde estar aburrido en casa. Empieza desde lo peor de nosotros: Los miedos, las inseguridades, desde la furia y el odio. Nace de estar harto de todos. Nace desde la ira. Y por otro lado, creo que ninguna revolución empezó desde la paciencia. Los grupos oprimidos no tenemos nada en bandeja. Cada derecho es un derecho adquirido y una lucha. Dejemos de deshumanizar el activismo. También somos personas y tenemos días con ganas de mandar a todo el mundo a la mierda pero, por otro lado, entendemos también que, al ser oprimidos por el sistema, si no educamos nosotros ¿quién lo va a hacer?”

Defender con vehemencia sus convicciones en su feed de Instagram le ha generado conflictos. Primero, con la misma red social debido a que ésta considera que la App no está pergeñada para estos fines y, en consecuencia, no poseé políticas necesarias afines al activismo. “Los reguladores o moderadores de Instagram no están al tanto que hay personas que hacemos militancia desde nuestro perfil en esta red y eso genera que, muchas veces, censuren nuestros contenidos”.

Yupanqui tuvo un percance con las fanáticas de la cantante y actriz argentina Lali Esposito, debido a que consideró un mecanismo de la apropiación cultural el uso de trenzas que ella utilizó como “cambio de look”. Su opinión sobre el tema produjo que, las seguidoras de la actriz, le reportaran la cuenta en Instagram, dándosela de baja para luego recuperarla.

– Nuestra infancia es parte fundamental de nuestro desarrollo psicosocial y es por ello que me atrevo a preguntar ¿Cómo fue tu infancia Louis?.

Louis: Mi infancia la defino como una etapa muy difícil. En cuanto a mi identidad y la expresión que tuve. Tengo una mamá súper cerrada y yo soy una persona, como dije antes, de acción. Desde que empecé con el activismo aprendí a no callarme. Mi mamá, al venir de una cultura y una cosmovisión súper binaria y machista, me reprimía y esto afectó muchísimo mi personalidad, la forma cómo crecí y la poca libertad que tuve de poder elegir las cosas que me gustaban.

– ¿Qué es ser afroargentino?
Louis: Ser afroargentino es ser un afrodescendiente que nació en Argentina. Es algo bastante difícil en un país donde no te reconocen política ni socialmente. No existimos para el Estado ni para los gobiernos. Según ellos, ser negro es la mayoría pero, se olvidan de todos los aportes que hizo esta comunidad al país, a lo largo de la historia.

– ¿Qué significa ser NO BINARIO?

Louis: Me gusta definirlo como todo ese espectro que está entre ser hombre y ser mujer. Y también sobre lo que no está. Identificarme como no binario me cambió la vida y me limpió de toda la toxicidad binaria que me impuso la sociedad. Y eso me ayuda un mucho a poder crecer como persona y entender lo que, realmente, es una identidad formada y propia.

– En uno de tus post en Instagram utilizaste la siguiente frase “el privilegio mata”, ¿a qué te refieres con esta frase?
Louis: Para mí el privilegio mata porque involucra muchas cosas. Si hablamos del privilegio de alguien, es porque esa persona sigue teniendo algo que otras personas no. Involucra que una persona no tenga salud, un Estado que lo oprime, lo racializa, lo incapacita y, en algunos casos, hasta los mata. Que siga existiendo la palabra privilegio, sea gozado o no, sigue perpetuando que haya una persona que no lo tenga. Si hay privilegio, hay opresión.

– ¿Alguna vez te han discriminado por tu color de piel o has sufrido algún tipo de ataque homofóbico?
Louis: Soy negro y no binario. Lo vivo todos los días en la calle, en mi casa, en el colectivo. Discriminación es decir quilombo, que se burlen de mí en la calle, no sentarse al lado mío en el colectivo estando abarrotado de pasajeros y no lo hacen porque soy negro. Discriminación es seguir pensando que mi pelo es de su propiedad, que pueden tocarlo cuando quieran y que, además, no me den trabajo porque mi pelo está desordenado. Pero, supongo, que te referías a que si viví algún caso de agresión física o de odio explícito por negro o LGBTQA+. Y, ahora que lo pienso, sí (no tuve que pensar mucho). Accidentalmente, en época de elecciones, entré con la mochila al cuarto oscuro (la persona responsable de la mesa de votación no me avisó que no debía hacerlo y, realmente, me distraje). Cuando salí, inmediatamente, entraron a ver si me robé alguna boleta. La jefa de mesa me explicaba, tranquilamente, que no podía hacer eso, etc. Una señora mayor se acerca y dice “seguro era venezolano”, súper xenófoba y racista. Le dije que era argentino y que, independientemente de eso, ella era una racista. Ah, y le remarqué que LES EXTRANJERES VOTAN EN OTRO LADO. Encima de racista, desinformada.

– ¿En la comunidad LGBTQA+ hay racismo?
Louis: En el colectivo LGBTIQA+ hay demasiado racismo y es en dónde más lo sentí de forma implícita. Me sexualizaron de todas las formas posibles, me usaron, me insultaron. Y, lo peor es que, vino de maricas amigas, de gente «activista», de las personas que menos me lo imaginé. Y, por eso, no lo dejo de lado. Porque creo que, a niveles estructurales, esto es muy peligroso. No entender que dentro del colectivo LGBTIQA+ hay personas que la viven peor, también es racimo. No entender que las personas que, generalmente, son las más vulnerables  del colectivo, son las personas racializadas, también es una cuestión de racismo. Y no reconocer, dentro del colectivo, que también hay personas blancas y que muchas tienen un súper privilegio, es seguir perpetuando un racismo estructural y no visibilizar a las que lo están pasando peor que vos. Una marica blanca no pasa lo mismo que pasa una marica negra, ni dentro ni fuera del colectivo. No reconocerlo es tibieza. Tibieza es racismo.

– ¿Ser activista ha afectado tus vínculos sexo-afectivos?
Louis: Ser activista afectó, directamente, mis vínculos. Como negro, primero que todo, es difícil conocer a alguien que no sexualice mi cuerpo y los cuerpos negros. La verdad es que, mi percepción para conocer a las personas está mutando rapidísimo y para bien. Me he llevado muchísimas desilusiones en lo amoroso y tiene que ver con que me olvido que el racismo es algo estructural y que viene de cualquiera. Y eso involucra una cita de Tinder o con un chico que conozca en Instagram. Estoy dispuesto a conocer y charlar con cualquier masculinidad que entienda que hay sistemas que nos oprimen y que hay un racismo estructural que nos interpela y afecta directamente a les cuerpos negros y racializados. Lo demás se aprende. Solamente hay que estar abiertos. Pero hay tan poca gente que lo está… Y cuesta.

– ¿Considerás que el lenguaje es una de las herramientas más utilizadas para fomentar la discriminación?
Louis: El lenguaje aporta directamente a la discriminación. Es el paso uno, es lo primero que nos enseñan y es un lenguaje machista, racista, capitalista, gordodiante y muy opresor. Entonces, el lenguaje es la parte fundamental de la naturalización de la discriminación.

– En tus palabras ¿qué es la apropiación cultural?
Louis: La apropiación cultural es algo súper sistemático si reconocemos la esclavitud de los africanos, de las personas afro y la colonización pero no la reconocemos cuando toca directamente el privilegio de los blancos. Está en nuestras manos que la apropiación cultural exista o no. Porque es un sistema que está fomentado por el racismo y el capitalismo, en su máxima expresión. Este tema deja expuestas cosas tan capitalistas como la globalización y el racismo dentro de las etnias y las clases sociales. Una historia importa más que otra porque, el blanco, creé que puede tomar lo nuestro y usarlo para lo que quiera. La apropiación cultural existe: Se robaron nuestras palabras, nuestros elementos, nuestros géneros, nuestros significados, hasta nuestras religiones. Y las queremos devuelta.

– ¿Ser influencer conlleva algún tipo de responsabilidad social?
Louis: Considero que ser influencer merece una responsabilidad. Entender que, tener más de 10 mil ó 15 mil seguidores, no es un juego y que, las redes sociales, pueden ser una herramienta para visibilizar y generar conciencia, siempre y cuando sean bien usadas. Entender que cada seguidor, además de ser un consumidor de tus contenidos, es una persona que tiene problemas como vos, sueños como vos y no es un número. Te ayuda mucho a tener noción de lo irresponsables que suelen ser algunas personas con sus seguidores. Es un mundo donde el ego puede tomar rienda suelta y hacerte un ser horrible y hasta, en algunos aspectos, tóxico. Y creo que el motivo principal es no tener idea de la cantidad de personas que son y cómo tu contenido les influye directamente.

-¿Aborto, sí o no?
Louis: Aborto recontra legal, para las mujeres y todas las personas gestantes. Las mujeres y gestantes tienen derecho a decidir qué rumbo quiere tener su vida y qué decisión quieren tomar con su cuerpo. No voy a decir nada más porque creo que es un tema del que tienen que hablar ellas ya que no es algo que me oprima a mí, particularmente. Y, probablemente, nunca lo viva pues no tengo vínculos sexoafectivos con mujeres y dudo llegar a tener coito con alguna persona gestante. Pero sí, aborto hiper legal, seguro y gratuito para mujeres y gestantes.

– Me gustaría cerrar esta entrevista, pidiéndote que le envíes un mensaje a todos los afrodescendientes activistas que nos leen.
“Siempre me gusta dar un mensaje cuando termino mis charlas y es: Cumplí tus sueños, que siendo negro y LGBTQA+ “CUESTA”, literalmente, en un país donde ser afroargentino no existe y ser negro cuesta. Con existir y aparecer en lugares, ya estás haciendo activismo, ya estás haciendo política. Cumplí tus sueños, ennegrecé lugares, ennegrecé la facultad, ennegrecé tu familia. Ennegrecé el amor, ennegrecé hasta tus hobbies y sus espacios. Porque nuestra tarea es ennegrecerlo todo”.

Si deseas conocer un poco más sobre este activista afroargentino no binario, puedes contactarlo a través de su perfil en Instagram, @louisyupanqui y la cuenta alternativa @louisyupanqui_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.