A los palos!

Con la oposición tratando de frenar la represión policial desatada en las afueras de la Legislatura, la alianza Larreta-Carrió en el Parlamento porteño, aprobó el nuevo Régimen de Residencias de Equipos de Salud. Una suerte de nueva precarización laboral que en palabras del oficialismo «constituye una política estratégica, integral y de calidad para el desarrollo del capital humano, cuyo propósito es coordinar y complementar la formación de profesionales en función de las necesidades de la población».

«Esta norma, cristaliza la precarización laboral de los residentes y concurrentes», expresó el legislador del Frente de Izquierda, Gabriel Solano (PO) y denunció que la misma fue votada por el bloque Vamos Juntos -que integra la mayoría parlamentaría- excluyendo a la oposición, y con la infantería reprimiendo a los miles de médicos y médicas residentes y concurrentes que protestaban frente a la Legislatura porteña: «La infantería impidió ingresar al recinto a los diputados de la oposición que habíamos salido a frenar la represión que se desató afuera”, dijo y advirtió que que denunciarán ante la Justicia para que declare la nulidad de la normativa “votada con la infantería en la calle y la exclusión de la oposición en el recinto».

«Con esta medida, que deroga ordenanzas anteriores, se legaliza una jornada de 64 horas semanales de trabajo y con jornadas laborales de hasta 9 horas, para los médicos y medicas residentes que cobran salarios de $35.000, mientras los legisladores que aprobaron esta ley con tratamiento express ganan esa cifra multiplicada por 5, es decir 170.000 pesos. Si los legisladores cobraran $35.000 acá no queda nadie», precisó Gabriel Solano y apuntó: «En esas condiciones, de precariedad laboral y de superexplotación, los residentes desenvuelven su tarea y son un pilar del sistema público de Salud».

Hace una semana, el Ejecutivo porteño impulsó la reforma al régimen de residencias, sin dar aviso a la  Asociación de Médicos Municipales, gremio que nuclea a lxs médicxs de la Ciudad de Buenos Aires. La medida, además de imponer un  máximo de trabajo 64 hs semanales, desconoce guardias nocturnas, paritarias y aguinaldo.  Recién el miércoles, los medicxs residentes se enteraron que se trataría esta iniciativa en la Legislatura porteña. Hasta allí se movilizaron para ser escuchados, cuando intentaron entrar al recinto fueron reprimidos con gases y palos por la policía de la Ciudad.

Mientras los legisladores y las legisladoras de la oposición intentaban contener la violencia policial en la calle, en el recinto, sus pares oficialistas -que ostentan la mayoría parlamentaria- aprobaban el nuevo proyecto y levantaban la sesión.  La ley, aprobada hoy con 34 votos a favor (VJ) y 5 abstenciones (Ev) entrará en vigencia el 1° de enero de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.