«Somos bomberos» en Andamio’90

Maite Velo, directora de «Somos bomberos», la obra que los sábados en Andamio 90 explora con humor e incorrección política el desborde emocional de una brigada masculina de bomberos voluntarios, explicó que lo que la interpeló de la pieza escrita por Francisco Lumerman es que «toma riesgos» por fuera de «la mirada progre y aleccionadora que censura». «Cuando la leí me cautivó el universo masculino que recorre y desde el feminismo me interpeló desde un lugar bastante políticamente incorrecto: sabía que era un material riesgoso por todo lo que se (Leer más…)

Zoom Histórico

Dos cuadras de la calle Lavalle Parte II por Gabriel Luna A mediados del siglo XIX, los porteños estaban cambiando las ideas libertarias y el romanticismo revolucionario por las guerras intestinas y un nuevo colonialismo: la subordinación económica a Inglaterra. La revolución había terminado, las guerras entre unitarios y federales forjaban la dependencia, y el romanticismo que se practicaba era estético, mezcla de elegancia europea con sangre de las guerras intestinas. Un romanticismo escalofriante al estilo de Edgar Allan Poe, pero más visceral que inteligente. Un ejemplo de esto es la (Leer más…)

La Ciudad no debería transformarse, sino protegerse

por María Eva Koutsovitis* En el marco de «La Transformación No Para», el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió realizar grandes cambios en el Casco Histórico, justamente en el sector de la Ciudad que no debería transformarse sino protegerse. Bajo el nombre de «Plan de Renovación del Casco Histórico», el Gobierno porteño está llevando a cabo intervenciones en el espacio público y en el transporte para consolidar al Casco Histórico en un gran polo gastronómico destinado al turismo. El Plan consiste básicamente en readoquinar las calles, nivelar la (Leer más…)

«Salir de chinas…»

por Marcelo Valko Cosa de hábito… El término “chinear” o “ir de chinas” significa que un hombre o un grupo de varones criollos sale a los caminos para atrapar alguna joven indígena y violarla. Así de simple, directo y trágico. Hace años, la primera vez que fui al noroeste argentino a dictar un seminario varias alumnas me pusieron al corriente sobre el sentido e implicancias de “salir a chinear” un accionar que nos retrotrae a las oscuridades del medioevo o la injusticia de la encomienda con los “privilegios” del derecho (Leer más…)