A siete años de Cromañón

Familiares de las 194 víctimas fatales de la tragedia de Cromañón realizaron ayer un acto en Plaza de Mayo y luego marcharon a Plaza Miserere, al cumplirse el día 30 de diciembre siete años del hecho, mientras que otro grupo asistió a una misa oficiada en la Catedral Metropolitana.

Provistos de pancartas con las fotos de sus seres queridos, los familiares volvieron a reclamar justicia y repasaron los nombres de las 194 víctimas, muertas en la madrugada del 30 de diciembre del 2004, en el incendio del boliche República de Cromañón.

Mientras un  grupo asistía a la misa que dio el obispo Jorge Lozano en la Catedral Metropolitana, otro marchaba a la Plaza Miserere, a 100 metros de la cual funcionaba el boliche incendiado hace siete años.

Durante la homilía, el Obispo Lozano afirmó que “la muerte (de los 194 jóvenes) era evitable, lo inevitable fue el dolor y la indignación. Aquella noche trajo desolación, desgarro interior, soledad y angustia”.

“Ante lo absurdo e irracional de la muerte hasta la fe más fuerte tambalea y se conmueve. Busca apoyo en la comunidad sufriente que evoca con memoria y se afianza a la experiencia. Juntos oramos. Juntos buscamos. Juntos hemos ido construyendo la esperanza”, destacó Lozano.

El religioso expresó que el amor se hizo consuelo y bálsamo para las heridas, no siempre bien tratadas por la sociedad y su dirigencia” y añadió: “cómo han sumado dolor al dolor las consideraciones superficiales e hipócritas y cómo han sumado dolor al dolor algunas actitudes que dejan el nefasto mensaje del ´aquí no ha pasado nada´ y dan vuelta la cara”.

Los acusados por la tragedia de Cromañon esperan en libertad el fallo de la Cámara de Casación, que deberá ratificar o no las condenas impuestas este año por el Tribunal Oral, quien dictaminó el mayor castigo (ocho años de prisión) para el gerente del boliche Omar Chabán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.