Aumentos para todos y todas en la CABA

El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires dispuso un aumento del las tarifas de subtes, taxis, peajes, multas de tránsito, acarreo, estacionamiento medido, verificación técnica vehicular, ABL, ingresos brutos y, como si esto no bastara, aplicará también un impuesto a la compra con tarjetas de créditos.

Estos incrementos fueron establecidos a finales de 2020, luego que los y las que ediles del oficialismo y aliados dieran curso al proyecto de presupuesto 2021 para la Ciudad.

Los porcentajes de aumento se sitúan por arriba de la inflación anual y su aplicación afecta a los sectores más frágiles de la sociedad. Basta recordar ciudad de Buenos Aires la pobreza alcanza al 30,1% de sus habitantes, de los cuales el 14,3% es indigente. Números que en términos humanos se traducen en 926.000 personas pobres y 439.000 almas indigentes.1

Subtes y taxis el alza
Millones de usuarios y usuarias de subte, en su mayoría trabajadores esenciales, que perciben salarios por debajo del costo de una canasta básica alimentaria, afrontarán en el primer semestre del año un incremento del 43% en pasaje que, hacía el mes de abril, alcanzará los 30 pesos. En tanto el pésimo servicio y la eventual contaminación con asbesto se mantendrá en los estándares habituales.

Efectivamente, en medio de los fuegos de artificio de que coronaron la despedida de 2020, Horacio Rodríguez Larreta renovó del contrato de explotación del subterráneos a la empresa Metrovías-Roggio por el termino de 12 años, con posibilidad de prórroga por otros tres.

En el caso de las tarifas de taxi el incremento será del 44% en dos etapas. La primera se iniciará en febrero con alza de la ficha diurna que pasará de $5,95 a $7,14 y una bajada de bandera de $71,40, mientras que la ficha nocturna será $8,57. En abril se concretará la segunda etapa del aumento con una ficha diurna de 8,75 pesos y una bajada de bandera de 85,70 pesos. La ficha nocturna, entonces, pasará a costar $10,28.

Peajes para ricos
El sábado, en cambio 9 de enero aumentarán la totalidad de los peajes de las autopistas porteñas. La audiencia para tratar este incremento se celebró el 23 de diciembre, en víspera de la nochebuena. De esta forma, y a manera de obsequio navideño, el precio del peaje en las autopistas porteñas se incrementará a un 55%. Un auto liviano deberá abonar en horario pico 118,58 pesos y en hora no pico 83,70 pesos para transitar por las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno, mientras que en la autopista Illia costará 48.80 y 34,87 pesos respectivamente.

Pagar por transitar

Dos días antes de la celebración de fin de año, el Gobierno de la Ciudad anunció el incremento en la hora de estacionamiento medido, en las multas por infracciones de transito y en el costo de la verificación técnica vehicular.

Es así como desde el primer día hábil de 2021, las multas por infracciones de tránsito se incrementaron un 82,5%. La pena por exceso de velocidad cotiza hasta 156.000 pesos y pasar un semáforo con luz roja 58.000 pesos.

El aumento en el valor de la hora de estacionamiento se concretará en el mes de febrero con un alza prevista del 100%. El argumento que esgrimió la administración porteña a la hora de fijar la nueva tarifa es que el valor actual, de 15 pesos, no se ajusta desde hace 18 meses y está desfasado respecto a ciudades como Rosario, Santa Fe y Morón, donde supera los 33 pesos.

Con el excusa que es necesario cubrir los costos de operación y los salarios de los trabajadores, la llamada verificación técnica vehicular (ITV), tendrá incremento del 44% el primer semestre del año.

Las patentes también están comprendidas en la escalada de aumentos de sus alícuotas con porcentajes que se alternan entre el 3,2% y el 5,0% sobre la valuación del vehículo en el mercado automotriz.

Pagar por vivir
El Impuesto de alumbrado, barrido y limpieza (ABL) se ajusta de manera mensual tomando como referencia la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el territorio porteño. Por ejemplo, la  cuota correspondiente a enero de 2021 tendrá un alza el 2,4%, en concordancia con la inflación de agosto 2020. Es decir,  la actualización se aplicará en forma progresiva, siempre con un rezago de seis meses.

Impuesto a las tarjetas de crédito
Lo que no se atreve a hacer Alberto Fernández lo concreta Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad. El más ortodoxo de los políticos neoliberales tomó medidas que erosionan la médula espinal del mercado de la especulación financiera. Puso en marcha la Ley Tarifaria 2021 que incrementa del 7% al 8% la alícuota del Impuesto sobre los Ingresos Brutos del sector financiero y eliminó la exención sobre los Ingresos Brutos a las Letras de Liquidez (Leliq), operaciones de pases,  operaciones de pases e impuesto a los sellos en el territorio porteño.

La mala noticia es que a este combo adosó un impuesto del 1,2% que se aplicará sobre cualquier tipo de operación  que se efectúe con tarjeta de crédito en el ámbito metropolitano.

En el argot popular, el término tarjetear aplica al mecanismo de utilizar la tarjeta de crédito para llegar a fin de mes cuando el salario que se percibe no alcanza a cubrir las necesidades básicas para vivir. La administración porteña aplicará un impuesto del 1,2% sobre el consumo de emergencia que efectúa la tercera parte de la población de la Ciudad. 

 

1. Ver Informe sobre Condiciones de vida en la Ciudad de Buenos Aires: indigencia y pobreza por ingresos y estratificación, correspondiente al 3º trimestre de 2020 elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.