Barracas al fondo

“Aquí desde el fondo
con alma y desmesura
de payasos soñadores,
teatreros ambulantes,
musiqueros callejeros,
amateurs de la ternura …”

 

“Si un barrio considera que tiene ‘un fondo’ da por sentado que unos viven en la parte de adelante, y otros en la parte de atrás. Siempre nos llamó la atención que en nuestro barrio de Barracas fuera tan común esta expresión. Todos terminamos considerando que hay alguien que vive un poco más atrás, un poco más postergado”, dice Ricardo Talento, coordinador del en el Circuito Cultural Baracas de avenida Iriarte 2165, y director la obra teatral infantil “Barracas al Fondo”, una propuesta teatral para reflexionar y tomar conciencia de lo comunitario, que se presenta todos domingos de abril a partir de las 15, con entrada a ‘la rifa’.

Si en los 90 con los Chicos del Cordel presagiamos la tragedia. En el 2018 con Barracas al Fondo, nos queda la farsa”, añade el Talento. La obra propone una caminata, un recorrido teatral por barrio, que únicamente se suspende en caso de lluvia,  para desandar paso a paso la fragmentación social que lacera, fragmenta y excluye a los vecinos.

El Circuito Cultural Barracas, un proyecto artístico y autogestivo que desde hace 21 años forma parte del entorno identitario de Barracas, dando impulso a la creación comunitaria del barrio y promoviendo procesos de transformación e integración, es un espacio que para Ricardo Talento se ubica en ‘La Frontera’: “No estamos ni adelante ni atrás, aunque para algunos vecinos de ‘adelante’ estemos ‘al fondo’”, señala.

Desarrollar la expresión artística desde el aporte colectivo, es un hecho en sí mismo transformador. Así lo entendió grupo de teatro callejero Los Calandracas, integrado por Ricardo Talento, cuando en 1996, se dispusieron a generar un teatro comunitario en el barrio de Barracas. La denominación que eligieron para designar este espacio: Circuito, expresa una forma de trabajo que aspira a generar sinergias entre diferentes actores comprometidos con el desarrollo comunitario y lograr así que el proyecto circule o atraviese las distintas realidades socioeconómicas y culturales del barrio. El desafío de todos estos años, sigue siendo imaginar y producir ideas, valores y prácticas que contribuyan a revertir situaciones de exclusión y a construir y fortalecer el capital social de esa comunidad barrial. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.