Emergencia cultural y falta de respuestas

La cultura de la Ciudad de Buenos Aires está en emergencia y la falta de respuestas del Ministerio de Cultura de la Ciudad produce pesar en los trabajadores de este rubro quienes atraviesan la crisis económica con incertidumbre.

por Melina Schweizer

La Ciudad de Buenos Aires concentra gran parte del poder cultural del país, con más de 700 espacios destinados a la cultura: salas de teatro, música, galerías, milongas y centros culturales que, junto a 200 editoriales independientes y miles de artistas callejeros de circo y danza, conforman un medio de producción y distribución cultural que hoy se encuentra en un coma económico producto de la recesión provocada por la pandemia.

Los artistas y trabajadores de la cultura se han organizado en diferentes agrupaciones uno de ellos es el frente multisectorial conformado por la agrupación de actores y actrices en emergencia, docentes de teatro, milongas, espacios específicos de gente que trabaja en el tango, librerías, editoriales, centros culturales, salas de música, teatro independiente, fotógrafos, músicos independientes y técnicos (sonidistas, iluminadores, diseñadores gráficos).

Según la actualización del 19 de Octubre del censo de Obras Teatrales en Emergencia hecho por Profesionales de la Dirección Escénica Argentina (APDEA) arrojaron que las obras teatrales afectadas por la suspensión de actividades dispuesta por la declaración de emergencia sanitaria y del aislamiento obligatorio afectó a una totalidad de 5637 artistas en el país.

Los artistas han iniciado una campaña en redes sociales hashtag #EmergenciaCulturalBA que va acompañado por los siguientes tópicos: “Desde que el PRO gobierna la Ciudad de Buenos Aires el presupuesto en cultura cayó del 3,4% a sólo el 1,8 % del total del presupuesto”, “Del total del presupuesto del Ministerio de Cultura de la Ciudad, el Teatro Colón se lleva el 36, 6%. La cultura independiente tan solo el 1,9%”, “El programa de incentivo a la actividad cultural perdió un 30 % de su presupuesto en termino reales desde 2017”, “El Centro Cultural Recoleta tiene un presupuesto de 228 millones al año, mientras que el circo y las editoriales no reciben ni un centavo por parte del GCBA”, “Buenos Aires es la ciudad con más librerías por habitantes, sin embargo no reciben ningún tipo de ayuda por parte del GCBA” “NO FALTA PLATA, FALTA DECISIÓN POLÍTICA”.

Periódico VAS conversó con el Dramaturgo, director escénico Martín Marcou, integrante de APDEA (Profesionales de la Dirección Escénica Argentina), que actualmente forma parte de la Comisión de Géneros y Diversidades y de la Comisión de Cultura y lleva adelante el Espacio Tole Tole desde el año 2013, sede de Artistas Solidarios.

¿Cuál es su situación como trabajador de la Cultura en Buenos Aires?
Soy actor, director y dramaturgo y, como tal, todos mis proyectos han sido paralizados desde el mes de marzo. Sin embargo al ser también parte de la gestión de un teatro independiente, desde ese lugar he podido mantener la actividad y ciertos ingresos, de la misma forma que con la docencia, gracias a mis talleres de dramaturgia.

¿Por qué la ciudad debe estar en emergencia Cultural?
Porque la pandemia mundial produjo que nuestro sector fuese uno de los más perjudicados con una paralización total de sus actividades en todos sus rubros y que, al menos en el segmento independiente, con el streaming no se puede suplantar los ingresos que teníamos en la presencialidad. Además, la declaración de emergencia cultural, permitiría atender de forma rápida las necesidades de todxs lxs trabajadorxs involucrados en la cultura y que hoy no tienen ingresos. Estamos en una situación crítica. Sería una respuesta justa para con todos los reclamos colectivos que se vienen realizando hace meses.

¿El Gobierno de Buenos Aires qué medidas ha tomado para ayudar a los artistas?
En CABA tenemos un Ministerio que, si bien en comparación con el presupuesto total de la misma ciudad es ínfimo, no deja de ser un presupuesto alto en relación a otros distritos. Desde esa realidad, no ha estado a la altura de las circunstancias, ni en velocidad ni en aportes extraordinarios, que han sido mínimos. Sus excusas fueron, que la mayor parte de su presupuesto se destinó al sector de salud. Recordemos que CABA es la ciudad más rica del país y debería tener presupuesto para atender ambas situaciones.

¿Han creado protocolos para habilitar el rubro teatral?, ¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades?
Desde muchas asociaciones vinculadas a las Artes Escénicas surgieron modelos de protocolos. Mucho de ellos fueron presentados a las autoridades correspondientes. Por el momento el único protocolo aprobado es para permitir la grabación de obras, sin público. Pero es tan restrictivo en relación a la cantidad de metros cuadrados por persona, que casi la totalidad de las salas independientes de la ciudad están imposibilitadas de utilizarlo.

Considera que la medida tomada por el Gobierno Nacional al otorgar hasta $15.000 mensuales a artistas y trabajadores de las industrias culturales disuelve la emergencia Cultural en CABA.
Por supuesto que no. La emergencia en CABA tiene que ser una herramienta para que la misma ciudad se pueda hacer cargo del financiamiento de la cultura que la hace ser ejemplo en el mundo.

¿Tienen expectativas de que se reactive la temporada teatral de verano en la City porteña?
Esta semana se están haciendo tratativas y en principio parecería que no se reactivará. Sin embargo las expectativas nunca se pierden y habrá que esperar. Igualmente la reactivación total se dará con la llegada de la vacuna.

Por su parte, la diputada porteña del Frente de Todos María Bielli, presentó un proyecto en la Legislatura de la Ciudad donde exige se declare la emergencia económica en el sector cultural independiente en la Ciudad. La iniciativa apunta a generar medidas de apoyo a los centros culturales, salas de teatro independiente, clubes de música, peñas, milongas y sus trabajadoras y trabajadores, con este proyecto se busca que mientras dure la emergencia sanitaria, los espacio culturales no paguen el (ABL) Ingresos Brutos y del Impuesto de Sellos. También, propone por el mismo plazo, se otorgue un subsidio mensual equivalente al 100% del valor de las tarifas de los servicios de agua, gas y electricidad que correspondan al uso de sus instalaciones, así como un subsidio de emergencia mensual para el pago del alquiler de los inmuebles en donde funcionan. Además, propicia el otorgamiento de una prestación monetaria no contributiva de carácter excepcional destinada a las personas que presten servicios en los espacios culturales, con el objeto de compensar la pérdida o grave disminución de ingresos por la situación de emergencia sanitaria. A este propuesta se suma el apoyo de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

El tiempo corre, la crisis se agudiza mientras que los artistas y sus familias sufren las consecuencias de la burocracia que no contempla las necesidades de estos trabajadores de la cultura no pueden ser postergadas.

Comentarios

  1. Muy importante esta nota agradezco mucho el gran trabaje de nuestre compañere Martín Marcou

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.