Crónicas Legislativas

Empresas Recuperadas

La Legislatura porteña aprobó hoy, por unanimidad, el proyecto que propone modificar la ley de expropiaciones, para ampliar el plazo en favor de los trabajadores que se hicieron cargo de empresas fallidas o abandonadas por sus dueños.
La iniciativa del diputado Gabriel Fuks fue sancionada con 55 votos positivos en la sesión ordinaria de la Legislatura e introduce cambios en los artículos de la ley 238 -de expropiaciones- en el capítulo referido a los plazos de ocupación o uso temporario de empresas dado que actualmente es de dos años y el proyecto de ley lo eleva a cinco.
“Se trata del otorgamiento de permisos de uso temporarios que permitieron la continuidad de emprendimientos por parte de empleados y trabajadores ante abandonos abruptos de las empresas por sus dueños, quiebras o crisis empresariales de distintos tipos”, explicó el autor.
Y agregó que “el período de dos años para los permisos de uso temporario ha resultado a todas luces insuficiente para darle un horizonte mínimo de estabilidad al esfuerzo de esas cooperativas para recuperar un emprendimiento en problemas, del cual la mayoría de las veces debieron hacerse cargo impensada y abruptamente”.
“Para que un grupo de trabajadores tenga cierto horizonte de certeza al hacerse cargo de una empresa en problemas, un período de dos años es a todas luces insuficiente y contraproducente”, indicó.
El nuevo texto propuesto indica que “se tiene por abandonada la expropiación si el expropiante no promueve el juicio dentro de los cinco años de entrada en vigencia de la ley, ya se trate de bienes individualmente determinados o de bienes determinados genéricamente”.

Bebidas alcohólicas

La Legislatura porteña convirtió en ley un proyecto para regular la publicidad de bebidas alcohólicas en la Ciudad a partir de la prohibición de los avisos en la vía pública, a excepción de aquellos carteles que contengan en un 75 por ciento de su superficie mensajes sanitarios que alerten sobre las consecuencias negativas del consumo en exceso.
La iniciativa impulsada por los diputados socialistas Roy Cortina y Hernán Arce fue aprobada en la sesión ordinaria del Parlamento con 42 votos positivos y cinco abstenciones.
En rigor, el proyecto, que ahora deberá reglamentar el Ejecutivo, prohíbe la publicidad en la vía pública “a menos que sean avisos que difundan mensajes sanitarios” como “El consumo excesivo de alcohol es perjudicial para la salud”, “No bebas alcohol durante el embarazo”, “Si vas a conducir no tomes alcohol”, “El alcohol al volante mata” y “Tomar alcohol en exceso te acorta la vida”.
Según el texto, las leyendas establecidas en el proyecto deberán ocupar el 75 por ciento de la superficie de los avisos, al tiempo que el 25 por ciento del espacio restante podrá contar solo con el logo de la empresa de bebidas alcohólicas, sin la chance de agregar ninguna imagen o mensaje adicional.
Asimismo, la iniciativa contempla sanciones a los responsables de una empresa que realice publicidad de bebidas alcohólicas en infracción con multas económicas que alcanzan los 500.000 pesos o también la posibilidad de ser inhabilitados para la actividad.
Establece que los medios de comunicación oficiales de la Ciudad de Buenos Aires “deben abstenerse de trasmitir publicidad de bebidas alcohólicas”.
Y agrega que el Poder Ejecutivo, a través de las áreas que correspondan, tendrá que “desarrollar acciones informativas y educativas sobre las consecuencias negativas del consumo en exceso de alcohol y el alcoholismo como adicción”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.