Festivar: intercambio, experiencia,

reconocimiento y compromiso

por Maia Kiszkiewicz

El Festival de Proyectos Artísticos con Impacto Social, Festivar, que se realizará entre el 19 y el 23 de abril, es un evento que busca promover la capacitación, difusión, encuentro y discusión de proyectos culturales con impacto social. La organización de esta propuesta surge en 2019. “La idea original era hacer tres días de actividades en el Centro Cultural Haroldo Conti”, cuenta Uriel Fernández, Codirector del Festivar, y agrega que, debido a la situación de pandemia, los planes cambiaron. “Entonces, pensamos en una forma de adaptarnos a la realidad que vivíamos. Así fue que, en 2021, se realizó el primer Festivar virtual con espectáculos, teatro, música, danza, talleres de formación artística y de gestión cultural”, cuenta Fernández.
El año pasado, al igual que el anterior, fueron difíciles para las organizaciones que hacen trabajo territorial. “Muchos grupos realizan sus actividades en barrios que actualmente están en situación de vulnerabilidad. Ahí no hay un acceso a internet. En alguna parte de la sociedad, el Zoom y la computadora resolvieron un montón de cosas. Pero en otras, fue complicado”, dice Uriel. Por ese motivo fue especialmente bueno el encuentro. “Ayudó a compartir experiencias y darnos cuenta de que muchos problemas eran los mismos”, recuerda el codirector.
Este año, las actividades tendrán una modalidad mixta. El 22 de Abril, de 9 a 18 horas, será la jornada presencial en el Salón Auditorio Edificio Anexo Honorable Congreso De la Nación, ubicado en Av Rivadavia 1841. El resto de las propuestas se realizarán de forma virtual. Entre la programación se encuentran charlas sobre Políticas públicas para la cultura, Modelos de trabajo colectivo en el arte, la relación entre el artista y el cuerpo, entre otras. Además, antes del cierre habrá un espacio para contar experiencias de trabajo y reconocerse entre grupos y personas que trabajan desde el arte y generan impacto social.

¿Qué es una obra con impacto social? ¿No todas lo generan?

Según la teoría de gestión del proyecto, una obra con impacto social es toda aquella que produce un cambio significativo a nivel social. Todo proyecto artístico y cultural que transforme los barrios, haciendo hincapié en lugares en los que hay situaciones de vulnerabilidad, están enmarcados en lo que entendemos como un proyecto con impacto social.

¿Qué lugar ocupa lo colectivo en el arte y el arte en lo colectivo o social?, ¿se retroalimentan?

Para nosotros, el arte es una herramienta de transformación social fundamental y muy poderosa. Por eso nuestro interés en llevar adelante y sostener este proyecto. Y todo trabajo artístico y comunitario está directamente emparentado con el trabajo colectivo.
El arte transforma la realidad de las personas que participan de las actividades. Les da un por qué, un objetivo. Tiene que ver con la identidad barrial, formar parte de un grupo, se generan aprendizajes más allá de las técnicas artísticas con las que se lleven adelante sus actividades. Lo fundamental está en el encuentro y la posibilidad de transformación que se da a nivel interpersonal y personal.

Es un ida y vuelta. Las personas se transforman haciendo y al hacer, transforman el espacio.

Sí. Y en muchos casos, sobre todo el teatro comunitario, son espacios laborales que se sostienen, hacen obras, generan movimiento. Pienso en el Circuito Cultural Barracas o en los Pompapetriyasos, por ejemplo, que son grupos grandes de teatro comunitario de la Ciudad de Buenos Aires.

Una de las búsquedas del Festivar es promover el fortalecimiento y surgimiento de nuevas políticas públicas y de incentivos para proyectos culturales. ¿Cómo se relaciona este objetivo con el hecho de que el 22 de abril la jornada presencial sea en el anexo de la Cámara de Diputados?

Es, justamente, un lugar en el que se tienen que abrir debates sobre nuevas políticas públicas en estas temáticas. Además, soy trabajador de la Cámara de Diputados. Trabajo con Liliana Paponet, y cuando le comenté del proyecto nos apoyó para que lo llevemos adelante.
Por otro lado, este año decidimos mantener el formato virtual para algunas de las actividades. De esa forma logramos que el festival tenga presencia de gente de distintos lugares de Argentina y de otros países de nuestro continente. Invitamos a que participen referentes y organizaciones de Brasil, Colombia. Por eso cambiamos el subtítulo a festival latinoamericano.

¿Cómo ves el presente para la creación artística independiente?, ¿por qué es necesario pensar nuevas políticas?

Desde el Gobierno de la Ciudad se ha hecho un esfuerzo grande y se ha invertido, pero es insuficiente. Hay mucho por hacer. Muchos artistas, muchos colectivos, muchos músicos que necesitan tener mejores condiciones de trabajo y más oportunidades.
Hay espacios de fomento, programas. Nuestro festival del año pasado lo sostuvimos con la ayuda de uno que se llama Festivales Argentinos, porque había una línea para eventos virtuales. Hay un aggiornamiento. Pero falta muchísimo por hacer y, a nuestro criterio, la cultura siempre queda en segundo plano.
Entendemos que hay urgencias, venimos de una pandemia, sabemos que eso hizo que cambien algunas intenciones que había en tanto hacer cambios en materia cultural. Pero, repito, hay mucho por hacer. Hay muchos proyectos, pero hay una cuestión en torno a las posibilidades. No solo hablamos de cuánta plata se puede invertir, sino de cómo se gasta el dinero que está disponible. ¿Con una intención de hacer grandes festivales y eventos masivos, o para fomentar a los colectivos artísticos y las organizaciones sociales que hacen trabajo cultural? Hay un debate necesario y creemos que el Estado tiene que estar presente.

Y las personas que hacen arte, que tienen mucho para decir sobre experiencias y necesidades. Y que lo van a hacer en las charlas y paneles. Porque grupos generando contenidos hay muchos. ¿Ustedes están armando un banco de proyectos con impacto social?

Sí, es uno de los proyectos dentro del Festivar. Queremos hacer una especie de mapeo. Intentamos que sea a nivel latinoamericano. Para eso estamos buscando aplicar a convocatorias internacionales. Lleva mucho tiempo y trabajo. Pero nuestra idea es tener un mapeo en todo el continente con proyectos de este estilo para que la gente que esté interesada pueda ver qué se hace, cómo se hace. Buscamos aportar a la difusión de los espacios, grupos, obras que existen. Son muchos y emocionan. Por eso es importante el Festivar. Que participen, ver cómo se organizan y conocer sus experiencias. Abrir, generar, aportar ideas.

¿Cómo se hace para participar en las actividades?

En Festivar.org hay un botón para ingresar. Ahí está todo el cronograma y los links a cada formulario de inscripción. Este año la programación artística es menor que la del año pasado porque lo hacemos con el apoyo de los fondos de una línea de fomento, Fomeca, que depende del Ente Nacional de Comunicaciones. Y el monto con el que contamos es menor. Con lo cual, hacemos lo máximo posible. Hay conversatorios, paneles, intercambio de experiencias y una actividad artística en el cierre que es la presentación de la Murga la Gran Puta, un grupo de mujeres, lesbianas y disidencias.
Las actividades son abiertas y gratuitas. Además, en la web está la pestaña de streaming para ver las obras de teatro, los conciertos y las partes musicales que hicimos el año pasado. Las actividades de este año también van a quedar en la web.
Más allá de ver las actividades puntuales, las personas y proyectos pueden participar contando su experiencia artística, si la tiene, en la jornada virtual del 23 de abril, que será de 13 a 17 horas. La posibilidad de inscribirse está abierta hasta el 20 de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.