Greenpeace: “En la ciudad no se aplica la Ley de Basura Cero”

La ONG Greenpeace, a través Eugenia Testa,  coordinadora de Unidad Política de Greenpeace, formuló fuertes críticas al plan de tratamiento de residuos urbanos que acaba de lanzar el Gobierno de la Ciudad.  La dirigente ambientalista, sostiene que “el objetivo del plan es retirar los contenedores diferenciados, reducir la recolección diferenciada solamente a casos especiales y transformar lo que es una solución de gran escala en un piloto cosmético”. En tanto que  señaló  que “lo que promociona el gobierno no es la Ley Basura Cero. Con el plan del gobierno la basura que genera la ciudad continuará aumentando y alimentando los dos nuevos rellenos sanitarios que se planean instalar en el Gran Buenos Aires”.

Recordemos que en el año 2005 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó por unanimidad la Ley 1.854 de “Basura Cero”. El objetivo de la Ley Basura Cero es que los residuos de la ciudad puedan ser recuperados y reciclados, para de esta manera disminuir la cantidad de basura de la ciudad. La ley comenzó a implementarse durante 2007 y establece como meta la reducción de basura del 30% para el 2010.

Para lograr este objetivo, es necesario implementar todas las herramientas establecidas en la Ley, que consiste en la separación domiciliaria de residuos; la contenerización y recolección diferenciada del 100 por ciento de la Ciudad y, sobre todo la creación de Centros de Selección.

Para la representante de Greenpeace, el Gobierno de la Ciudad, no sólo no esta aplicando estas herramientas de la manera correspondiente sino que además  “desconoce la Ley y con el nombre de  Basura Cero,   intenta perpetuar un sistema de gestión de residuos contaminante, basado en el enterramiento masivo de basura y en la incineración”.

En tanto que, acerca del plan lanzado recientemente por el Gobierno porteño, Eugenia Testa, advirtió que “no se llegará nunca a la meta establecida por la Ley, lo que conducirá irreversiblemente, a la apertura de nuevos rellenos en el Conurbano Bonaerense y a la incineración, provocando más contaminación y más enfermedades”.