Hombres con polleras marcharon por el centro porteño

Un nutrido grupo de hombres con pollera marchó esta tarde por el centro porteño bajo la consigna #unomasxniunamenos, el hashtag con el que decidieron salir a la calle después de una convocatoria por las redes sociales que cobró fuerza los últimos días, impulsada desde que el asesinato de la líder trans Diana Sacayán puso punto final a una semana en la que hubo nueve femicidios.
“Si sos hombre ponete la pollera”, fue una de las frases más fuertes -por su tono machista- que recorrió las redes y portales desde que algunos hombres decidieron postear frases como “el horror que les causó semejante estadística”.
“Los nueve femicidios y en particular el asesinato de Diana Sacayán me hizo hizo salir primero a las redes, y ahora a la calle, junto a las mujeres, porque su lucha es la nuestra”, dijo uno de los autoconvocados, que aclaró “no representar a nadie, ni formar parte de ningún colectivo”.
Cientos de hombres, muchos de ellos con pollera -incluso varios fotógrafos de medios gráficos- se concentraron a las 18 en Corrientes y Callao con carteles hechos a mano en los que se leía #niunomasxniunamenos.
Mientras se concentraban, comenzaron a recibir todo tipo de expresiones de adhesión por parte de las personas que circulaban por las avenidas céntricas del centro porteño.
“La consigna ‘ponete la pollera si sos hombre’ se convirtió en una frase desafiante de los mensajes machistas, de los que nosotros somos cómplices si no nos diferenciamos de los violentos y de los indiferentes”, afirmó el manifestante.
La idea quedó corroborada con otras frases como “Las queremos vivas, libres y felices!”; “Si tocan a una nos tocan a todos!”; “Hoy todos somos mujeres”; “Que femicidio no te sea indiferente”; y “Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede”, escritas con marcadores sobre cartulinas y cartones, e incluso en remeras y vinchas.

polleras
La columna dejó en claro a través de sus consignas que ponerse en el lugar de la mujer vistiéndose con pollera -por ser una prenda que las representa-, no es otra cosa que “acompañarlas en la decisión de sacar el dolor a la calle”.
“Esto tiene que ver con terminar con la violencia y vivir mejor entre todos”, dijo  otro de los hombres que convocó a través de su muro en Facebook, que se definió como “autoconvocado”.
La marcha provocó admiración, sorpresa y hasta rechazo por parte de los transeúntes que a pie o desde los autos y colectivos no podían disimular el impacto que les causaba ver tantos hombres en pollera.
La convocatoria recibió inmediato respaldo, además, de colectivos feministas, trans, y sobre todo de hombres que se sintieron identificados con salir a la calle para decir basta, desde que el asesinato de la activista Diana Sacayán -el 13 de octubre- puso fin a una semana que contabilizó nueve femicidios.
“Queremos exigirnos a nosotros mismos esta vez. No al Estado ni a la Justicia ni a la Policía. Somos sobre todo nosotros, los hombres, los que tenemos que desandar el machismo”, dijo un joven con pollera a cuadros.
El manifiesto de #unomasxniunamenos reivindicó, desde que quedó publicado en las redes, la necesidad de liberarse de las leyes del patriarcado que si bien “da priviliegios” a los hombres también los “hace infelices”.
“Entre los violentos y los indiferentes nos vamos a quedar sin hombres” y “no queremos ni siquiera ser lo segundo; sí amorosos compañeros de nuestras parejas, y padres cariñosos de nuestros hijos, además de tener una fuerte conexión con la vida, respecto de esto sí queremos ser fuertes”, afirma el manifiesto.

pollera
La movida, que se replicó en La Plata, Mar del Plata, Tucumán, Mendoza y Rosario, además de otras localidades de la provincia de Buenos Aires, respetó el acuerdo de no marchar con banderas partidarias.
Grupos feministas de México enviaron sus adhesiones a la marcha de hoy y en la ciudad colombiana de Barranquilla llamaron a las mujeres a que el próximo 25 de noviembre “les presten las polleras a los hombres”.
Ese día -posteó uno de los seguidores del evento en Facebook- “estaremos desarmando en las cabezas y en los corazones, en la educación y en cada una de las instituciones la lógica patriarcal y la brutalidad sin límites que se cobra vidas cada día”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.