Los crímenes de odio

Unas 13 personas murieron en 2015 en Argentina como consecuencia de crímenes de odio basado en la identidad sexual de las víctimas, según el encuadre legal hecho por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y difundido en un informe, desde donde advirtieron que este tipo de asesinatos “van en aumento” en lo que va de este año.
La presentación del relevamiento fue durante una conferencia de prensa en la Legislatura de la Ciudad, donde los dirigentes de la CHA indicaron que “en 2015 han asesinado a 13 personas de nuestra comunidad, seis de ellas travestis y trans y siete gays”, de acuerdo a casos documentados por los medios de comunicación de todo el país.
Además, el informe incluyó dos casos de personas que se suicidaron dado que padecían acoso o “bullying” en “sus lugares de desempeño social”.
“En comparación con el informe del 2014, es posible determinar que existió un aumento del 85 por ciento en el número de asesinatos. Y dentro de esa estadística, el porcentaje de las personas gays se ha triplicado”, consigna el documento.
Según precisa, el 2014 fueron siete las personas asesinadas de la comunidad, cinco de ellas travestis y trans y dos gays.
“El informe no es sólo un testimonio ni una estadística más, sino una herramienta de denuncia y esperamos que contribuya para seguir generando cambios en la implementación de políticas públicas de seguridad y educación”, sostuvo César Cigliutti, presidente de la CHA.
Destacó que “los casos documentados son un referente de la más violenta expresión de la discriminación por orientación sexual e identidad de género” y recordó que “fue Carlos Jáuregui quien lo escribió por primera vez en 1993”.
Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, secretario de la CHA, reiteró el pedido de que se lleve adelante “la reforma urgente de la ley nacional antidiscriminatoria, haciendo eje en la educación como herramienta fundamental para la transformación social y cultural, y exigimos justicia por el travesticidio de la compañera Diana Sacayán”, la dirigente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación que fue asesinada en octubre del 2015.
El caso de Diana fue incluido junto al de otras 12 personas en el informe, el cual destina una reseña de cada uno de los casos de crímenes de odio en la cual se detalla la fecha, el lugar donde sucedió y la existencia de detenidos por el episodio, de acuerdo a datos publicados por los medios de comunicación.
“Esta visibilidad convoca a respetar y preservar la memoria de cada una de esas vidas, que también son las nuestras, para exigir justicia y poner fin a toda discriminación y violencia”, concluye el informe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.