Medios Vecinales

El Gobierno de la Ciudad atrasa los pagos de la Publicidad Oficial y pone en riesgo a los Medios Vecinales

La Legislatura de la Ciudad solicita informes al Ejecutivo porteño porque la publicidad oficial es un verdadero apoyo para los Medios Vecinales, que materializan las libertades de prensa, de expresión, y la pluralidad de voces, tan necesaria en el devenir democrático.

El legislador porteño Facundo Di Filippo solicita al Poder Ejecutivo que informe “Cuáles son las razones por las que no se ha reglamentado la Ley Nº 2.587 (y su complementaria Nº 2.642), que regula la contraprestación publicitaria de los Medios Vecinales de Comunicación Social con el GCABA”. En sus fundamentos dice: “pese a que ha pasado un año y medio de la sanción de la Ley Nº 2.587 -y 14 meses de su complementaria, la Nº 2.642- el Poder Ejecutivo todavía no reglamentó esa norma, lo cual deja, nuevamente, a la discrecionalidad de un funcionario qué medios pueden o no estar comprendidos en esa contraprestación publicitaria, lo cual, por cierto, vulnera lo previsto por la norma mencionada y la Ordenanza Nº 52.360”.

Di Filippo pide que se informe: “caso por caso, las razones de exclusión de catorce (14) Medios Vecinales de Comunicación Social del respectivo registro, lo cual dio lugar a que los editores de esas publicaciones afectadas presentaran ante la Justicia una acción de amparo”. Sobre este punto argumenta: “varios Medios Vecinales de Comunicación Social tuvieron que recurrir a la Justicia con una acción de amparo por haber sido discriminados en la distribución de la pauta publicitaria oficial e, incluso, denunciaron que desde la Secretaría de Comunicación Social se dictan instructivos y resoluciones que vulneran el espíritu de la ley aún no reglamentada”. El legislador concluye que: “los atrasos en el pago de la contraprestación publicitaria constituyen una amenaza a la subsistencia de espacios que reflejan las actividades y problemáticas de cada uno de nuestros barrios”.  “Si el GCABA mantiene deudas con uno o más de los inscriptos en el Registro de Medios Vecinales de Comunicación Social, que explique caso por caso las razones de esa mora”.