Red voluntaria para acompañar a las madres de Plaza de Mayo solas

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) está conformando una red voluntaria de acompañamiento para “conversar, dar un paseo o realizar cualquier actividad que sea de mutuo interés” junto a las Madres de Plaza de Mayo que pasen mucho tiempo solas o necesiten algún tipo de apoyo para desplazarse, como “un modo de retribuirles su lucha por una sociedad más justa”.
La iniciativa surgió de la constatación de que muchas integrantes de este colectivo, tras haber perdido a sus hijos, se encuentran en el presente sin contención familiar o social en sus casas o en las instituciones geriátricas donde viven.
“Nosotros desde comienzos de año empezamos a trabajar para conformar una red de voluntarios que tuvieran tiempo para compartir con las Madres a partir de un diagnóstico intuitivo, que tiene que ver con que se hicieron grandes y atraviesan las mismas problemáticas que cualquier adulto mayor, con el agregado de haber pasado por una pérdida traumática, lo que genera un impacto agregado dentro de sus estructuras familiares”, señaló  Macarena Sabin Paz, que coordina del Equipo de Salud Mental del CELS.
Esta licenciada en Psicología y especializada en políticas públicas explicó que ya “la vejez es un momento de la vida donde las personas se sienten solas y el tiempo abunda”, y no es lo mismo “pasar un día en mucha soledad y sin tener compañía para las personas que han tenido estas pérdidas tan traumáticas”.
Por eso “nos pareció que podemos pensar como organismo en una actividad concreta y muy puntual”, lo que se tradujo en la creación de la Red, sostuvo.
Así es como desde junio se está acompañando a cinco madres de la organización Línea Fundadora, para lo cual se cuenta con el apoyo de cinco voluntarios que destinan dos o tres horas semanales a esta tarea.
La idea también es realizar reuniones o salidas colectivas con las madres una vez por mes, como la vez que se reunieron para una merienda compartida o como tienen planificado hacerlo al Centro Cultural Néstor Kirchner.
Se trata de “identificar las necesidades puntuales que puedan tener, en cuya resolución puedan intervenir luego otras áreas del CELS.
“Los voluntarios ven, por ejemplo, si necesitan una silla de ruedas o no disponen del acompañamiento terapéutico que necesitan, si no pueden acceder a un medicamento o no están en condiciones de realizar un trámite; y luego desde el CELS empezamos a tener mayor grado de interlocución con el Estado para facilitar las soluciones”, graficó.
Por su parte, la histórica integrante de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Taty Almeida dijo que “es una iniciativa fantástica”.
“Es una iniciativa muy cálida y muy humana, porque es una manera de comprobar que no estamos solas, y de confirmar cada vez estamos cada vez más acompañadas”, afirmó.
Almeida explicó que son muchos los casos de “madres que necesitan este tipo de acompañamiento”, porque “como la mayoría de la cabeza están bárbaras, necesitan solamente ayuda para caminar o alguien con quien hablar de la situación actual”.
“A pesar de los bastones, de las sillas de rueda de los carritos, seguimos de pie y estamos transitando esta etapa con el mismo interés y nivel de participación que en otros momentos, pero por ahí necesitamos más ayuda”, sostuvo.
En tanto, Sabin Paz explicó que si bien por el momento la Red sólo funciona en la Ciudad de Buenos Aires, el objetivo es que se expanda a otras ciudades y provincias.
“Madres hay a lo largo y ancho del país, y en todas partes tienen necesidades, por eso nuestro anhelo es que se pueda extender a partir de organizaciones que puedan replicarlo en provincias”, explicó.
Los acompañantes son coordinados por el Equipo de Salud Mental del CELS y la red cuenta además con la “supervisión externa” de una psicóloga especializada, con quien los voluntarios mantienen reuniones grupales para compartir inquietudes y socializar los obstáculos con los que puedan encontrarse para darles colectivamente una solución.
En cuanto a los requisitos para ser voluntario, Sabin Paz explicó que “es conveniente que se trata de una persona con formación en ciencias sociales, pero no es excluyente”, porque “lo más importante es que tenga ganas de colaborar y de vincularse con estas madres que han hecho tanto por nuestro país”.
Los interesados deben escribir un mail a [email protected] con el asunto “acompañamiento a Madres”, adjuntando el CV y unas líneas explicando el por qué de su interés en participar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.