Refaccionarán la fachada del Teatro Cervantes

Se llamará a licitación para la primera etapa de la puesta en valor del Teatro Nacional Cervantes. El presupuesto asignado para los trabajos es de 42.284.000 de pesos, y deberán realizarse en el plazo de 12 meses, mientras el continúa con su grilla de programación, informaron voceros del Ministerio de Cultura de la Nación.
La obra, que abarca la restauración de las fachadas que  se encuentran cubiertas por andamios, durará un año y no afectará el desarrollo de la programación y las actividades habituales de este emblemático espacio porteño.
Las cubiertas, los muros, la carpintería, los solados, la herrería, la iluminación, la limpieza integral de desagües pluviales y el tratamiento de humedad en el perímetro de la fachada son algunas de las tareas contempladas por la licitación. que se adjudicará dentro de un mes, aproximadamente.
La historia de los andamios del edificio, situado en las calles Córdoba y Libertad del Centro porteño, es extensa e incluye un desprendimiento de mampostería en 2007 que motivó una denuncia por parte de un peatón, y a partir de aquel momento se sucedieron las promesas de reparación.
“La dama boba”, obra del dramaturgo español Lope de Vega, fue la elegida para la inauguración del predio en 1921, y el estilo plateresco de su altiva fachada está inspirada en la de la Universidad de Alcalá de Henares, ciudad natal del escritor Miguel de Cervantes Saavedra.
Los contratiempos parecen signar la historia del edificio que a solo cinco años de haber abierto sus puertas casi termina en un remate por falta de los fondos necesarios para mantenerlo, aunque durante la presidencia de Marcelo T. de Alvear (1922-1928) las deudas del lugar se nacionalizaron para que el teatro lograse continuar en funciones.
En 1961, un incendio arrasó hasta con el telón madrileño de la sala principal y siete años de obras fueron necesarios para su reconstrucción.
Monumento Histórico Nacional desde octubre de 1995, tiene una superficie de 2900 metros cuadrados, donde actúan tres salas: María Guerrero, la principal, puede albergar a 860 espectadores entre la platea principal, palcos y balcones; la Orestes Caviglia recibe a 150 personas; y la Luisa Vehil, sin escenario ni plateas, se utiliza para puestas no convencionales u otras actividades.
El edificio está compuesto por el teatro original, de 1921, diseñado por los arquitectos Fernando Aranda Arias y Emilio Repetto, y la ampliación de la torre anexa, realizada por el arquitecto Mario Roberto Álvarez, en 1968, luego de las reparaciones posteriores al incendio.
Alejandro Tantanián, teatrista con un vasto recorrido en la escena nacional e internacional, fue designado director del Teatro Nacional Cervantes y asumirá su función a fin de año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.