La Revista Dislocada

Un hallazgo. Hugo Fogel, el dueño del renovado café y panadería Piazza de calle Luis Saenz Peña 24, nos regaló un ejemplar de La Revista Dislocada. Délfor Amaranto Dicásolo, más conocido como Délfor, creó en 1954 el programa radial La Revista Dislocada, que tuvo gran éxito y llegó a la televisión en 1959.Por allí pasaron Nelly Beltrán, Raúl Rossi, Alberto Locatti, Mario Sánchez, y tantos otros. Volvió a ser programa radial en el 2004. Y ahora, en el 2009, a cincuenta y cinco años de su creación, aparece como medio gráfico.

Muchos mitos recorren la historia de La Revista Dislocada, la frase “Deben ser los gorilas deben ser” y sus posibles autores por ejemplo…su autor, es Délfor, pero el significado político como el mismo confiesa no es de su autoría, un significado político que trascendió todas las fronteras y sirvió de ahí en mas para identificar a un determinado grupo político.

Muchos han querido adjudicarse distintos logros de La Dislocada, inclusive el mismísimo seudónimo que utilizaba Délfor para escribir, “Armando Libreto”, alguna vez salió algún cristiano diciendo que era él, Délfor ríe al contar esta historia.

Otros llegaron a usar su calidad de homónimos de Délfor en sus espectáculos con el claro objetivo de atraer mayor cantidad de público, por ahí circulaba hace ya unos años “El Circo de Délfor”, cuentan que la gente se preguntaba a mitad de el espectáculo…”¿Y Délfor?, bueno, resulta que era Délfor…pero…ciertamente no él mismo que ellos habían ido a ver.

Inclusive en la época de la prohibición, recordemos que estuvo cobrando el año que le faltaba de contrato televisivo sin poder salir al aire, sus elencos fueron literalmente tomados por otras gentes que construyeron sus carreras en base a esa escuela que era La Dislocada, muchos integrantes hoy dicen que se fueron y resulta que habían sido sacados por conflictivos, muchos se adjudican altos porcentajes de libretos cuando en realidad fueron colaboradores menores, inclusive muchos son catalogados como grandes descubridores de estrellas siendo que era Délfor el que había puesto sus manos y talento en ellos antes que nadie, los había moldeado y logrado verdaderos diamantes de la historia radial y televisiva de nuestro país.

La Revista Dislocada, escrita, dibujada y diagramada, por el nonagenario Délfor, forma parte de nuestro acervo cultural, y es un ejemplo de vitalidad y trabajo.