Revistas Culturales Independientes en crisis

Reducción de los retiros de lxs trabajadorxs. Estos son algunos de los principales efectos que más de 60 medios gráficos y digitales de la Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA) expresaron en un relevamiento sobre la restricción económica de nuestro sector en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de Covid 19, a la vez que ninguna tiene pauta publicitaria del Estado nacional, a pesar del convenio de Pauta Compensatoria que esta entidad ha mantenido con el Estado desde 2013.

“La revista de abril fue publicada, pero en formato digital PDF de descarga gratuita en nuestra web: por primera vez no pudimos imprimirla, tal como venimos haciendo ininterrumpidamente desde hace 28 años”, expresó la revista Kiné. “Pasamos muchas crisis, pero la de estos últimos cuatro años resultó catastrófica para nuestra publicación. Y desde el comienzo de este año se agudizó con el impacto del Covid-19. Imposible imprimir por el aumento de costos, baja de ventas, cierre de imprentas y kioscos, reducción de la publicidad privada y falta de pago de la pauta oficial”.

En 2018, AReCIA se había declarado en estado de emergencia debido al impacto que las políticas neoliberales durante la administración de Mauricio Macri habían ocasionado en nuestras publicaciones: devaluación, impacto en la estructura de costos y revistas que dejaron de editarse fueron algunos de los efectos que el actual escenario agudizó. Sólo el 16% de las ediciones de papel pudieron publicar en abril y en mayo, y el aumento de los costos de impresión sigue siendo un problema: el promedio de los aumentos informados es del 33,5% en cinco meses. Entre las que no pudieron imprimir, las principales razones informadas fueron la merma de ingresos por caída de publicidades, las imprentas cerradas y la imposibilidad de garantizar la distribución.

“La falta de ingresos y el aislamiento también se vio reflejada en la imposibilidad de pagar colaboraciones periodísticas y fotográficas y una reducción del 50% en los retiros de asociados y asociadas de la cooperativa”, subrayaron desde la revista Barullo.

Las principales acciones que los medios implementaron para paliar los efectos de esta crisis fueron la suspensión temporal de las ediciones impresas, la discontinuidad del pago de servicios, impuestos y alquileres, el fortalecimiento de sus contenidos digitales y la suspensión de colaboraciones, reducción de retiros, endeudamiento o la sobrevivencia con ahorros.
Finalmente, la ausencia de una regulación específica para la distribución de la publicidad oficial también discrimina a nuestro sector, ya que ninguna de las revistas está percibiendo pauta del Estado nacional, mientras que dos de cada tres no tienen pauta de ningún tipo, ya sea municipal, provincial ni tampoco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Meses atrás, cuando la Asociación hizo su censo anual, las revistas que no recibían ningún tipo de pauta publicitaria estatal representaban el 30,8% de la Asociación. Hoy, el porcentaje es más del doble.

Estos datos serán expuestos en detalle en el Octavo Informe sobre Sector que presentaremos en junio, a partir del procesamiento del censo 2019, al que sumamos la encuesta especial realizada para relevar el impacto de la cuarentena sobre las publicaciones. ARECIA realiza un censo anual entre sus asociados desde 2012, para relevar distintos aspectos que permiten construir un panorama completo del ámbito de las revistas culturales. Su repetición periódica permite analizar series de datos que ponen en alerta sobre la pérdida de fuentes de trabajo en sector, que ahora agrava la pandemia.

El impacto se produce en un contexto en el que las medidas económicas de emergencia que se están tomando no reflejan de lleno la naturaleza de nuestras publicaciones por la forma jurídica que adoptan nuestros medios, ya sea en cooperativas de trabajo, asociaciones civiles o ediciones en base a la categoría de monotributo. En ese sentido, AReCIA lanzó un comunicado junto a otras redes de medios cooperativos, autogestivos y comunitarios sobre la necesidad de medidas de alivio para el sector de medios sociales que ya venía en crisis, donde se afirmaba: “Sin perder de vista el rol que desempeñamos frente a la pandemia y la grave situación en la que está el sector, pedimos ser considerados con los mismos beneficios, alivios y medidas que abarcan a las demás empresas, trabajadores y trabajadoras de la Argentina”.

Que así sea.

#LeyDeFomentoYA #SomosPeriodismoAutogestivo #ExpresiónDeLibertad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.