Tribunal Ético Feminista

En el marco de una profunda crisis económica y política, este año nuestro país oficia de sede del G20, evento que nuclea a los diecinueve países más desarrollados del mundo y a la Unión Europea. Entre el 30 de noviembre y el 1º de diciembre se celebrará en la ciudad de Buenos Aires la Cumbre de los presidentes. Para el Gobierno nacional el G20 se ha convertido en una oportunidad para distraer la atención y disuadir la protesta social. De hecho, el territorio se encuentra militarizado, se ha restringido la movilidad, la Ciudad está cercada y subdividida en áreas: roja, naranja y amarilla. Los colores indican las zonas que estarán vedadas, restringidas o afectadas a la circulación, sea ésta vehícular o peatonal.[1] Estas medidas de seguridad se garantizarán con la intervención de fuerzas militares, policiales y de inteligencia -locales y foráneas-. Toda una parafernalia armamentista que, para los magros bolsillos ciudadanos, se traduce en una erogación de 1100 millones de pesos.

El acceso a las denominadas “áreas rojas” será exclusivo para los participantes del G20 y vecinos censados en el lugar. El Centro y Microcentro, Puerto Madero, Costanera Norte, Recoleta y barrio Parque en Palermo, son las zonas vedadas a todo tipo de tránsito, incluso el peatonal. Sólo permanecerá en el lugar quien acredite residir allí. Por lo demás, nadie podrá entrar a las denominadas “áreas rojas”. Cines, teatros, supermercados y cualquier tipo de comercio deberán permanecer cerrados de lo contrario serán multados.

A reprimir mi amor…
Paz no habrá durante el G20. De esto da cuenta en director general de Hospitales del Ministerio de Salud del Gobierno porteño. El 17 de noviembre pasado, Sergio Ricardo Auger, emitió una circular donde habla de “una inminente hipótesis de conflicto durante la cumbre del G20”, y ordena “suspender, desde el día 27 de noviembre y hasta el 2 de diciembre, todas las licencias ordinarias, asistencias a congresos, jornadas, simposios y vacaciones de todos los profesionales y las profesionales afectados al servicio de salud: médicos/as, enfermeros/as, técnicos/as, administrativos/as, kinesiólogos/as, psicólogos/as, etc. (sic), de guardia y de planta de los diferentes hospitales y centros asistenciales dependientes de esa dirección general. “Esto debido a los (sic) alertas colocados en los diferentes hospitales de la ciudad”, añade Auger. Si bien el funcionario no los menciona, trascendió que hasta el momento los hospitales afectados son: Fernández, Argerich, Pirovano, Tornú, Santojanni, Quemados, Santa Lucía y Gutiérrez. En este último, ya se han preparado 3 salas para adultos, una de ellas de terapia intensiva, dado que las autoridades de Seguridad informaron a la directora de ese nosocomio que se esperan 1500 heridos.

¿De qué hablamos cuándo hablamos del G20?
El G20 surge a fines de los ‘90 como un espacio de coordinación entre los ministros de finanzas y los presidentes de los bancos centrales, para intervenir a través de organismos multilaterales en las economías afectadas por la crisis cambiaria global, entre ellas Brasil, Argentina y México. Tras la crisis financiera internacional de 2008, el G20 muta. Amplía su agenda, se transforma en una cumbre presidencial y se instituye como “principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política” o “nueva gorbenanza global”. A partir de entonces, y con el objetivo de avanzar sobre los recursos naturales, consolida una mayor presencia en América Latina y el Caribe. La domesticación las economías nacionales, el endeudamiento externo, la inyección de capitales financieros especulativos, la depreciación de la moneda, el constante empobrecimiento de estas regiones y la complicidad de los gobiernos vernáculos, son algunas de las políticas que diseña el G20 en virtud de la llamada cooperación económica y financiera.

La agenda terrenal del G20
A la nueva gobernanza mundial, le interesan tanto las finanzas como la cuestiones terrenales, llámense estas: recursos energéticos, cambio climático, empleo y educación, salud, agricultura, economía digital, comercio e inversiones, corrupción, desarrollo y, desde hace tres años, el empoderamiento de las mujeres.
Para abarcar esta amplia agenda terrenal, el G20 ideó los Sherpas o asesores gubernamentales de cada país miembro y los grupos de afinidad con el G20, conformado por organizaciones de la sociedad civil. Este año se crearon siete grupos de afinidad con el G20. Entre ellos el Women 20 donde se define la “agenda de las mujeres con el objetivo de apoyar la promoción del crecimiento económico inclusivo de género”

Cuando patriarcado tiene cara de mujer
El Women 20 (W20), es el más joven e innovador de los grupos de afinidad con el G20. En tan sólo tres años de existencia, logró subvertir la consigna “empoderamiento de las mujeres” hasta convertirla “inclusión financiera y laboral de la mujeres”. Lo cierto es que la red transnacional de mujeres líderes de la sociedad civil, de los negocios, emprendimientos y laboratorios de ideas que conforman el W20, se financia con el aporte de corporaciones tales como Coca Cola, Google, Uber, American Express, Novaritis y Clarín. Por lo tanto debe adecuar sus estrategias políticas a los intereses comerciales de estas empresas
“Hace casi un año, el presidente Mauricio Macri me pidió hacerme cargo del Women 20, uno de los grupos más nuevos del G20, encargado de las políticas de género a nivel global”, expresó la empresaria vitivinícola Susana Balbo, tras renunciar a la banca de diputada por la alianza Cambiemos y abocarse de lleno a su rol de chair (presidencia) del Women 20. La enóloga mendocina ofició de anfitriona de la Cumbre del W20 que se celebró del 1 al 3 de octubre en el Centro Cultural Kirchner y donde se pulieron recomendaciones finales que Women 20 elevará al G20. Los ejes de las mismas son: inclusión laboral, digital y financiera de las mujeres y desarrollo de la mujer rural. Este último eje se sumó en esta edición del W20 para dar visibilidad a un sector de las mujeres que no está normalmente representado en los foros internacionales de estas características.

“No en nuestro nombre”
Con el eje puesto en esta consigna, y en forma paralela a la cumbre del Women 20, se desarrolló el Foro Feminista contra el G20 en Plaza Congreso. Este evento convocó a mujeres, lesbianas, bisexuales, trans, travestis, trabajadoras rurales, migrantes, indígenas, afrodescendientes y a la comunidad queer. Durante dos jornadas que se iniciaron con la performance artística ¿Que cabe en una olla feminista?, y la lectura de una manifiesta feminista en la voz de Liliana Daunes, se puso en cuestión la representatividad del Women 20. Este grupo de afinidad con el G20, no sólo invisibiliza la diversidad de feminidades, quita categoría de tal, al trabajo doméstico y al trabajo de cuidado, en tanto que propulsa la aplicación de políticas neoliberales.

Tribunal Ético Feminista
A días de la celebración del G20, con la ciudad cercada, vallada y vedados a la ciudadanía los espacios donde delibera esta Cumbre. En medio de una artillería de vehículos Hummer, tanquetas blindadas lanza gases, sofisticadas motos, policías, ejército y gendarmería, las mujeres, lesbianas, bisexuales, no binarias, trans y travestis, que integran el Foro Feminista contra el G20, seguirán haciéndose escuchar. El 29 de noviembre a partir de las 13 hs., realizarán en Plaza Congreso un Tribunal Ético Feminista contra la Explotación Capitalista, Racista y Patriarcal, encabezado por la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas.
“Durante la cumbre del G20 los grupos concentrados del poder mundial refuerzan y coordinan sus políticas de acuerdo a los intereses de las corporaciones transnacionales y de la economía de los países que reúnen el 85% del Producto Bruto global, el 75% de los intercambios comerciales, y sólo un tercio de la población mundial”, señalan desde el Foro Feminista contra en G20. “El objetivo es implementar un modelo económico y formas de vida que les facilite obtener superganancias a costa de la precarización del trabajo, de la vida de las personas y de la destrucción del medio ambiente”, añaden.
“El saqueo de los bienes naturales de los países subordinados; la expulsión de las comunidades originarias de sus tierras; la contaminación de los ríos; la tala de los bosques; las lógicas degradantes y destructivas del agronegocios, sumadas a la precarización de la educación, de la salud, de las tareas de cuidado -que mayormente recae en las mujeres-, y de la invisibilización del trabajo doméstico, son el resultado de las políticas que se acuerdan durante la cumbre del G20”, explican desde el Foro Feminista contra el G20.
“También lo son la militarización de todas las dimensiones de la vida, la criminalización de la pobreza, la judicialización de la protesta social. No es accidental que durante los días en que se celebra el G20, la Ciudad esté saturada de fuerzas de seguridad: militares, agentes de inteligencia, parapoliciales. No es accidental que día a día suframos represiones feroces, con compañeros y compañeras asesinados/as, presos/as y judicializados/as”.
“Tampoco es casual que en estos días se esté discutiendo de manera acelerada el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Argentina y Chile, y entre el Mercosur y la Unión Europea, como también la nueva ley de semillas preparada por el agronegocio”.

“Las políticas del G20 son criminales, y por eso desde el Foro Feminista contra el G20 realizaremos el Tribunal contra la explotación capitalista, racista y patriarcal, que tiene como objetivo denunciar algunos de estos crímenes contra las mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales, trabajadoras, campesinas, afrodescendientes, migrantes. Crímenes que no son los únicos, pero que nos muestran los modos de actuación del poder”, finalizan diciendo las voceras de esta organización.
El Tribunal Ético Feminista se desarrollará a partir de la exposición de casos concretos y con la participación de referentes mundiales de las luchas por los derechos de las mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales, trabajadoras, campesinas, afrodescendientes, migrantes. Alrededor de los siguientes ejes de trabajo:
1. Avance del fascismo en América Latina
2. Defensa del territorio y lucha contra el extractivismo
3. Movimientos migratorios. Las mujeres y las disidencias sexuales en las migraciones.
El programa completo se puede descargar de este enlace:Programa Tribunal Feminista contra el G20

——————————————————————————–

[1] La movilidad, el transporte y los servicios públicos en diversas zonas de la Ciudad se verán afectados entre los días jueves 29 de noviembre y domingo 2 de diciembre, con motivo de la organización y desarrollo de la Cumbre G20, que tendrá lugar entre el 30 de noviembre y 1° de diciembre próximos. La afectación de servicios incluye líneas de colectivos de corta y larga distancia, transporte aéreo y fluvial, trenes y subterráneos, los cuales verán limitado y/o alterado su recorrido de manera total o parcial.
Áreas vedadas: (en rojo) son aquellas en las que no se podrá circular ni vehícular, ni peatonalmente. El acceso a esta zona será únicamente para participantes de la Cumbre G20 o vecinos censados.
Áreas restringidas: (en naranja) sólo podrán acceder a estas zonas residentes o usos frentistas, únicamente de forma peatonal.
Áreas afectadas: (en amarillo) incluye las zonas en las que habrá operativo de seguridad y que podrán tener afectaciones al tránsito momentáneas. (ver más indicaciones en este enlace).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.