XXVIII° Marcha del Orgullo  LGBTIQ

«Por un país sin violencia institucional ni religiosa. Basta de crímenes de odio», es la consigna XXVIII° Marcha del Orgullo  LGBTIQ, que el sábado 2 noviembre se celebrará en la ciudad de Buenos Aires. Las actividades comenzarán a las 11 hs con la Feria del Orgullo en Plaza de Mayo, con puestos de ventas de remeras, pins y música en vivo, donde tocarán de La Queen, Mala Fama y Marilina Bertoldi. A las 16, comenzará la Marcha del Orgullo con la tradicional caravana por la Av. de Mayo hasta la Plaza de los Dos Congresos y a las 18 se leerá un texto consensuado entre las entidades que organizan la marcha.

La Marcha del Orgullo brega por la igualdad de derechos de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queer, contra la violencia intitucional y religiosa. A diferencia del resto del mundo, donde se celebra el 28 junio en conmemoración a la rebelión de Stonewall Inn de 1969, en nuestro país noviembre es el mes consagrado a la diversidad sexual.

Recién en 1992 Argentina se permitió la celebración de la primera Marcha del Orgullo Gay-Lésbico. Un 2 de julio de ese año, unas 250 personas, la mayoría con los rostros cubiertos para no ser reconocidas, se concentraron frente a la Catedral de Buenos Aires y marcharon hasta el Congreso de la Nación, bajo la consigna: «Libertad, Igualdad, Diversidad». La convocatoria fue impulsada por Carlos Jáuregui y César Cigliutti, referentes de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) y contó con el apoyo de las Madres de Plaza de Mayo y de distintas organizaciones  de  la diversidad sexual.

A partir de 1997, la Marcha del Orgullo comienza a celebrarse el primer sábado del mes de noviembre en conmemoración del 30º aniversario de Nuestro Mundo, el primer colectivo de la diversidad sexual Argentina y América Latina nacido en noviembre de 1967,  que en los años ’70 derivó en el Frente de Liberación Homosexual, impulsado por Néstor Perlongher y Manuel Puig, que tenía como principal reclamo el cese de la represión y persecución policial. Pero, independientemente de las fechas y de las latitudes, la principal reivindicación de la Marcha del Orgullo es la lucha por la igualdad y la visibilidad de la diversidad sexual.

Si bien comunidad LGBT Argentina ha logrado conquistas de vanguardia en el continente y en el mundo, como son la sanción de las leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género, el estigma social persiste. Los crímenes de odio son la consecuencia de la violencia y la discriminación que se ejerce desde lo institucional se traduce en números: en  2018 cada 77 horas una persona fue asesinada por su orientación sexual, identidad o expresión de género.  Mientras que este año cada 90 horas se produce un crimen de odio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.