Trabajadores de la salud en lucha

Cecilia Roth, Osvaldo Laport, Ignacio Copani, Lalo Mir, Marcela Feudale, Beto Casella y varios artistas difundieron un spot expresando su apoyo a los reclamo de enfermeras y enfermeras que exigen ser reconocidos como profesionales de la salud en el marco de la normativa que regula la relación laboral con el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

“Después de mucho reclamar, todavía el gobierno de Larreta-Quirós sigue haciendo oídos sordos a nuestro planteo”, explica Andrea Ramírez, enfermera del Hospital Ramos Mejía y directiva de la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE). Una de las organizaciones que el miércoles 21 de octubre se movilizará a la sede de la Jefatura de Gobierno porteña en reclamo del reconocimiento profesional, mejoras en las condiciones laborales y mayores salarios para el personal de enfermería.

Esta nueva jornada de protesta, que se materializará en un recital y un acampe, se desarrolla a un mes de la represión policial sufrida por el personal de la sanidad en la sede de la Legislatura de la Ciudad cuando intentaba entregar un petitorio con las demandas del sector. Este hecho y el masivo paro del 1º de octubre expuso la precariedad laboral de quienes están en la primera línea de combate ante la pandemia de coronavirus.

Carolina Cáceres, enfermera del Hospital Tornú y miembro de de ALE, se mostró emocionada por la enorme adhesión recibida desde el ambiente de la cultura y la comunicación. “El poder político nos da la espalda, pero los pacientes, otros sectores de trabajadores y referentes de la cultura y la comunicación nos apoyan. Se equivocan Larreta-Quirós si creen que nos van desgastar no atendiéndonos. Solamente suman rabia y conciencia. El 21 de octubre vamos a copar la Jefatura en Parque Patricios”, dijo.

 “Los trabajadores de la salud, que somos considerados trabajadores esenciales, nos encontramos realizando extenuantes jornadas laborales sin descanso, sin fines de semana, sin tiempo para nuestras familias. Y con el miedo de enfermarnos, de contagiar a nuestros seres queridos y a los pacientes. Somos esenciales para las obligaciones y descartables para los derechos”, manifestó.

En noviembre de 2018, por iniciativa de Horacio Rodríguez Larreta, la Legislatura porteña modificó la Ley 6.035, que regula las relaciones de empleo público de los profesionales de la salud. Esta normativa reconoce 24 profesiones de la salud: médicos, odontólogos, fisioterapeutas, fonoaudiólogos y nutricionistas, pero ningún licenciado/a en enfermería. Exclusión  se traduce en una  merma salarial de entre 20 y 30 mil pesos mensuales. También desaparecieron las licencias por capacitación o por estrés, y  se esfumó la posibilidad crecer profesionalmente. Los títulos universitarios no son reconocidos. En las categorías de enfermería técnica y auxiliar los sueldos no alcanzan para cubrir una canasta básica alimentaria. En consecuencia, deben trabajar en dos o más turnos y hacer horas extras para llegar a un salario digno. Al mejor estilo maquila, la hora extra se paga tan solo 70 pesos.
 
“La apertura de las paritarias es otro de los reclamos que se harán oír en la jornada del miércoles”, señala Natalia Aguilera, licenciada en enfermería que criticó el acuerdo salarial acordado el martes de la semana pasada con el gobierno nacional donde se prevé un incremento salarial del 14% (pagadero en cuotas) para el personal de salud. La profesional que se desempeña en el hospital  San Martín de la ciudad de La Plata considera que “mientras los precios aumentan cada vez más,  nuestros salarios siguen siendo de hambre”. En este sentido una las principales demandas es un salario acorde al costo de la canasta familiar, también exigen a los gremios que convoquen a asambleas donde se decidan las acciones a seguir en lugar de hablar en nombre de los trabajadores y las trabajadoras de la salud.

A esto se suma un revés judicial a favor de la lucha de los enfermeros y enfermeras profesionales en la Ciudad. En el día de hoy la Justicia porteña declaró inadmisible la apelación del Gobierno contra la resolución que ordenó continuar el amparo que exige la incorporación a la carrera de profesional de las y los licenciados en enfermería, producción de bioimágenes y psicomotricidad. 

La cautelar, presentada por el consejo directivo de la Asociación de Trabajadores del Estado Capital, solicitaba que “se declare la inconstitucionalidad de los artículos 6 y 7 de la ley 6035” en donde se excluyen a los y las licenciadas en las mencionadas especialidades. El Gobierno porteño apeló pidiendo que se declare abstracto el amparo argumentando que en un acta paritaria firmada con SUTECBA crearon una “nueva carrera de enfermería y especialidades técnico profesionales de la salud”. Pero desde ATE entendieron que esa carrera de enfermería “son actas de negociación paritarias firmadas solo con una de las representaciones sindicales” en este caso SUTECBA, y que además “son actas impugnadas por su falta de representatividad”. La jueza López Vergara, a cargo de la causa,  se valió de estos planteos para marcar la contradicción del Gobierno al excluir anteriormente a los licenciados de la carrera profesionales porque no eran profesionales, pero que ahora los reconoce al decir que creó una carrera profesional para ellos y ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.