Demoliciones: ahora van por la Casa Suiza

La Casa Suiza ubicada en Rodriguez Peña 254 del barrio de San Nicolás, forma parte del patrimonio material e inmaterial de la Ciudad de Buenos. Sin embargo, está proximamente será  demolida,  y en el lugar se contruirá  un edificio de oficinas y cocheras.Ante este nuevo hecho, que atenta contra la preservación del patrimonio histórico, la Comunidad Afroargentina de Buenos Aires, a través de la Asociación Misibamba, los vecinos del inmueble, la Asociación Basta de Demoler y funcionarios públicos  realizarán una manifestación de repudio en la puerta de la entidad. De esta manera, los tambores del ancestral candombe porteño tronarán en la defensa de la Casa Suiza, el próximo viernes 6 de enero a las 17 horas.

El valor histórico de la “Casa Suiza” y su relación con la comunidad Afroargentina

La Casa Suiza, propiedad de la Sociedad Filantrópica Suiza, fue fundada en 1861. Además de la prominencia de otros espectáculos, como el dúo Gardel-Razzano, Sandro, Hermética y Patricio Rey, desde fines de los ’20 hasta 1978 fue ininterrumpidamente alquilada por el Shimmy Club, una asociación de afroargentinos del tronco colonial fundada en 1882 por Alfredo Núñez para realizar sus bailes de carnaval, los cuales duraban 8 noches.
El Shimmy Club fue la institución afroporteña más emblemática del siglo XX y aún hoy es recuerdo vivo en todo afroporteño mayor de 40 años de edad. Además de actuar en el salón principal orquestas de tango, como la dirigida por los afropoteños Enrique Maciel y Tomás Santillán, actuaban grupos de jazz y de música tropical (según las épocas). Al mismo tiempo, en el subsuelo de la Casa Suiza funcionaba el bufé y tenía ocasión la práctica espontánea del candombe porteño y la rumba abierta (versión local de la rumba cubana) ya que cada familia tenía una mesa asignada y llevaba sus tambores. Sobre el cierre de cada noche de carnaval, todos salían en comparsa candombera por Rodríguez Peña hasta la Avenida Corrientes y, por ésta, hasta el Bar Ramos (esquina con Uruguay) cantando canciones como esta:

Miralá qué linda viene,
miralá qué linda va,
la comparsa de los negros
que se va y no vuelve más.

De este modo la Casa Suiza es uno de los últimos, sino el único, baluarte material e inmaterial de la ciudad vinculado a la cultura afroargentina del tronco colonial, grupo no sólo preexistente a la nación argentina sino presente desde la misma fundación de Buenos Aires. Paradójicamente los menos conocidos de nuestra identidad.

Comentarios

  1. Hola ! yo vivo al lado de la Casa Suiza , la conozco por dentro y es una gloria històrica de Bs AS !
    No permitamos que la demuelan , por favor si hay alguna reuniòn o actividad relacionada al tema quisiera recibir informaciòn .

    Muchìsima gracias.

    Agustìn volpi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.