Anna Raimondo y la seriedad

Seremos serias de la manera más alegre, se trata de una retrospectiva de la periodista y feminista italiana Anna Raimondo que trata de geografías urbanas, arte sonoro y encuentros con mujeres.
La muestra, que permanecerá abierta hasta el 15 de septiembre, se expone en el tercer piso de la Casa del Bicentenario de calle Riobamba 985, con entrada libre y gratuita.
En este montaje de Arte Sonoro, Anna Raimondo, pone el foco en su trabajo sobre geografías urbanas desde una perspectiva de género, a través de una serie de videos, fotografías, audios e instalaciones. Además, esta exhibición cuenta también con un encuentro abierto y conferencia dictada por la propia artista.
Durante su estadía en Buenos Aires, Raimondo, mapeará una posible red de feminismos, contactándose con distintos colectivos y personalidades de la escena porteña, con el CASo como cuartel central.

Anna Raimondo, hija y hermana de ginecólogos, lleva en su sangre una fuerte impronta napolitana, es artista, es feminista y está plagada de contradicciones. Su activismo emerge de la radio y del feminismo. Master en Arte Sonoro del London College of Comunicación, combina con destreza la composición electroacústica y el periodismo. “Desde ese lugar luché por encontrar un espacio en el campo del arte contemporáneo”, dice y se pregunta: “¿Soy una artista de radio? ¿Soy una artista sonora? ¿Soy performer? ¿Podría decir que trabajo con estéticas relacionales?”

“Todo esto es parcialmente cierto, pero estaba buscando una definición más orgánica que pueda dar cuenta del proceso de mi práctica; que reconozca la estética y las implicaciones políticas de mi trabajo más allá del medio. Al mismo tiempo, a veces me pasa que escucho una pintura, o una escultura, o un texto” se responde y explica: “Tomé aliento cuando me dí cuenta de que mi trabajo siempre implica escuchar, como una metodología. Uso la escucha para abrir un diálogo con la alteridad, con un contexto específico o un lugar”.

Parafraseando a Emmanuel Levinas y su teoría del encuentro ético en el reconocimiento del rostro del Otro, se diría que para Raimondo, a través de la práctica de la voz se reconoce la unicidad del Otro.

– ¿Cómo activa desde la voz?, preguntamos a Anna Raimondo.
– Nunca me gustó la expresión “dar la voz”, nadie puede tomar esa posición ya que cada uno tiene la suya propia. Como artista, trato de crear un tiempo y un espacio para las auto-narraciones, una forma de expandir los contextos de escucha, generando encuentros impredecibles entre personas, ideas y voces.
En “Encouragements” (2014), por ejemplo, le pedí a un grupo de mujeres muy distintas entre sí que me enviaran frases de aliento o empoderamiento que hubieran recibido de otras mujeres. Luego, simulando una conversación telefónica en las calles de Bruselas, infiltré estas frases en la vida diaria de la ciudad, activando una escucha furtiva de las personas que pasaban, enfrentándolos con temas como la maternidad, el placer de las mujeres, la sexualidad, etc.
A través de un proceso similar, pedí a varias mujeres marroquíes que escribieran una frase que les gustaría compartir en el espacio público. Hice una marca llamada “Féminisme quotidien” estampando algunas de esas frases en remeras, que eran vendidas y exhibidas durante mi exposición en Cube (Rabat, 2017). Mientras tanto, hice intervenciones en las calles de Rabat usándolas y pidiendo a las personas en la calle que me tomaran fotos posando en edificios muy simbólicos o paisajes de la ciudad. Este proyecto está siendo desarrollado ahora en Buenos Aires, donde las mujeres están invitadas a escribir frases que serán usadas e impresas en el próxima etapa de la obra.

– ¿De qué manera?
– En mi proyecto actual, “Nuevas Fronteras del Bienestar del Ecosistema Vaginal” –también el tema central de mi doctorado en Geografía Urbana y Perspectiva de Género en Arba y ULB, Bruselas–, trato de activar mapeos de las ciudades a través de experiencias personales de las mujeres que voy conociendo. La geografía clásica se torna performativa y subjetiva, para resaltar la presencia, los deseos y las necesidades de las mujeres en los espacios urbanos.
Durante todo este proceso, nos damos cuenta que escuchar permite tener en cuenta al Otro.
No hay voz sin alguien que escuche.
No hay escucha sin Otro.
No hay relación sin escucha.

– ¿Contanos sobre la exposición en el CASo en Buenos Aires?
– A raíz de la invitación de Florencia Curci, tomamos como punto de partida el hecho de que somos ambas mujeres afectadas por la lucha feminista actual en la Argentina por el derecho a abortar. Entonces, pensamos en “Seremos serias de la manera más alegre”.

El título es una cita de la filósofa española María Zambrano, y Anna Raimondo la convirtió al femenino para dar cuenta de su perspectiva de la vida como mujer y como artista políticamente comprometida de manera divertida, para compartir cuestionamientos y hacer accesible su trabajo.

“La idea principal de esta exposición es poner en diálogo algunos de mis trabajos anteriores, reflejar mi propio feminismo y cuestionar la implicancia de mi voz en público y, más en general, la ocupación de las mujeres de los espacios urbanos, a la vez que intentamos ofrecer formas de comprometerse con humor e ironía. El objetivo es abrir nuevos escenarios donde la identidad no se sienta en una jaula, sino que sea el punto de partida de posibles juegos”, dice Anna Raimondo y agrega: “Además de los trabajos previos, voy a presentar aquí una representación de sitio específico evocando una interpretación de la Virgen muy simbólica y personal. ¿Alguna vez pensaste que ella tuvo un hijo sin penetración? ¿Qué te trae a la mente?”, finaliza diciendo.

Encuentros y conferencias

En el marco de la exposición Seremos serias de la manera más alegre, que puede visitarse hasta el 15 de septiembre en la Casa del Bicentenario (Riobamba 985), la artista italiana Anna Raimondo realiza dos activaciones abiertas al público:
Miércoles 12 de septiembre a las 17 horas.
Artes sonoras y feminismos: Se trata de un encuentro abierto con mujeres artistas, activistas y investigadoras que focalizan sus prácticas en la escucha como herramienta de crítica social. Parafraseando Michel Foucault, el encuentro parte de la pregunta: ¿Desde dónde escuchamos? El dónde indica una posición geográfica, pero sobre todo una posición ideológica y política. ¿Cuánto impacta nuestro definirnos mujeres en nuestras prácticas de escucha? ¿Y cómo generamos escucha? ¿Qué nos gusta escuchar? ¿Qué queremos dar a escuchar?
Este encuentro es un momento para reflexionar juntas sobre la escucha como herramienta estética y política, desde diferentes horizontes y prácticas (artes sonoras, música, cine, activismo, estudios sociales, etc).
Las participantes estarán invitadas a compartir algunos fragmentos de sus trabajos (piezas sonoras, películas, textos, grabaciones, etc.)
Durante el encuentro se escuchará también una selección de piezas radiofónicas realizadas por Elisabeth Zimmerman de Kunst Radio (Austria).
Para inscribirse escribir a: [email protected]

Sábado 15 de septiembre a las 17
Nuevas fronteras del bienestar del ecosistema vaginal o sobre cómo abordar la geografía urbana desde miradas de género.
En esta conferencia la artista dialogará con el público sobre el trabajo realizado en distintas ciudades del mundo: un mapeo a través de experiencias personales de distintas mujeres. Este nuevo mapa resalta la presencia, los deseos y las necesidades de las mujeres en diferentes espacios urbanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.