Borda: ratifican el rechazo al Centro Cívico

Una sesión simbólica abierta de la comisión de salud porteña que se realizó hoy en el aula Magna del Hospital Borda ratificó su oposición a la construcción de un Centro Cívico en terrenos pertenecientes a ese centro de salud mental.
El encuentro fue convocado por la seccional porteña de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) bajo el lema “la salud no es un negocio” y en la oportunidad, distintos representantes fundamentaron su rechazo a la iniciativa macrista de trasladar el taller protegido número 19 y a la construcción del Centro Cívico.
Humberto Rodríguez, secretario adjunto de ATE Capital, sostuvo que “hay que abrir el debate en la Legislatura y en la población sobre lo que se quiere hacer con el Borda y con toda la salud pública de la ciudad de Buenos Aires”.
“Porque acá no es que sólo estamos defendiendo dos hectáreas de 14, sino que rechazamos que el macrismo le esté quitando cada vez más espacio a la salud pública para hacer un negocio de 420 millones de pesos”, opinó el dirigente.
Rodríguez señaló que “hay que salir a denunciar en todos los ámbitos la emergencia sanitaria en la ciudad” y precisó que “hay 15 hospitales con obras paralizadas, desplazamiento de directores de centros de salud y achique y desvíos de recursos”.
Representantes legales de ATE que participaron de la reunión adelantaron que, entre las medidas judiciales y gremiales que realizan para frenar la construcción del Centro Cívico en terrenos del Borda, harán una presentación ante la Comisión Nacional de Museos, debido a que el sector que se pretende afectar es considerado patrimonio histórico.
Efectivamente, la semana pasada se hizo público, que el sector del Hospital Municipal Dr. José Tiburcio Borda, correspondiente al Pabellón de Investigaciones en Psicofísica y Neurobiología y parque aledaño, fue declarado por decreto nacional 349/99, Patrimonio Histórico Nacional, en el año 1999 por el entonces presidente Carlos Menem. Este decreto fue publicado en el Boletín Oficial de fecha 20 de abril de 1999.
En ese sentido, el delegado de ATE señaló que “el Decreto habla de este lugar –el Hospital Borda– y del parque aledaño”, y agregó que “como no está parcelado el predio del hospital, nosotros consideramos todo el predio como Patrimonio Histórico”.
Por su parte, la legisladora porteña Gabriela González Gass, titular de la comisión de salud mental de la Legislatura, añadió además, que “el Gobierno porteño no tuvo en cuenta en su proyecto el código de planeamiento urbano, que en el caso del Borda habla sobre la protección ambiental y de su espacio público”.
Sostuvo que “la afectación de edificios que son patrimonio de la Ciudad tiene que pasar por la Legislatura para su análisis y debate, donde en la oposición hay consenso sobre la inviabilidad del proyecto del Centro Cívico”.
Por su parte, María Elena Naddeo, legisladora porteña por el Frente Progresista y Popular (FPP), coincidió en que “cuando se cambia el uso de un terreno público, como pretende hacer el macrismo con el Borda, debe haber intervención de la Legislatura y una audiencia pública para tratarlo”.
La legisladora consideró que “lo que se quiere invertir en este megaproyecto inmobiliario, debería destinarse a mejoras en materia de la salud mental”.
Naddeo anunció que desde su bloque “se iniciaron acciones legales para lograr un amparo judicial que frene la iniciativa de quitar terrenos destinados a la atención de la salud en la ciudad”.
La sesión simbólica realizada en el hospital Borda ubicado en Ramón Carrillo 375, del barrio de Barracas, contó entre otros, con la participación de los legisladores Laura García Tuñón y Alejandro Bodart y los delegados de subte, Néstor Segovia y Alberto Pianelli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.