Casa Zanzi: 83 años en Barrio San Nicolás

La historia de este comercio, declarado “Patrimonio vivo de la memoria ciudadana” por el Museo de la Ciudad, se remonta a la primera década de 1900, cuando Antonio Zanzi, un italiano experto en el arte de cortar, pulir y tornear marfiles, abre en Talcahuano 237 y 241 la fábrica de billares “La Progresista”. Estos billares, fabricados por Zanzi, se instalaron en cafés, clubes, confiterías y bares de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Tucumán y Salta. “La Progresista” fue la primera casa de mesas y artículos de billar de América del Sur, y la más grande y mejor surtida del país.
Movido por un temperamento emprendedor, Antonio Zanzi, incorpora más juegos de salón a su negocio: ajedrez, croquet, tejo, bochas, el tradicional sapo, entre otros. Hacia 1923 queda a cargo del comercio, Elvira, la sobrina de Antonio Zanzi. Un año después, la firma comercial pasa a llamarse “Sucesores de Antonio Zanzi”. En 1924 la “Casa Zanzi” ocupa el local en Sarmiento 1200, esquina Libertad, donde durante más de  80 años sus vidrieras ofrecieron accesorios para pool y billar, juegos de salón, juegos de mesa, juegos de ingenio, y de todo tipo. Hoy están al frente del negocio los hijos y los nietos de Elvira, siempre incorporando nuevos artículos a los tradicionales, y brindando a los porteños esas horas de alegría y esparcimiento creativo donde se cultivan la amistad y las historias de vida, entre tacos, tableros y movimientos de fichas, al calor de los juegos.

Hoy, Casa Zanzi, se ha mudado a un localmás grande en Talcahuano 364, para ofrecer mayor variedad de juegos de salón, de mesa, y de todo tipo.