Cuando el “populismo” neoliberal intenta dividir al campo popular

Redacción Resumen Latinomericano

Hay encuentros y encuentros. Y este de Macri con referentes de la lucha indígena no pasa desapercibido. Es evidente que los representantes de los pueblos originarios que durante nueve meses acamparon en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires, fueron una y otra vez ninguneados por quienes gobernaban el país hasta ayer nomás. Félix Díaz planteó en varias oportunidades ser recibido por la Presidenta Cristina Kirchner y siempre la respuesta fue negativa. Obviamente era un paso que comprometía su alianza con el gobernador y represor formoseño Gildo Insfrán, quien no sólo maltrata a los Qom sino que les niega sus tierras, la atención sanitaria y por supuesto la posibilidad de viviendas dignas. Son datos objetivos y no electoraleros: varios indígenas Qom fueron asesinados a tiros y otros (algunos de ellos niños) murieron por falta de atención sanitaria.

Más allá de sus acuerdos con Insfrán, la Presidenta DEBÍA HABERLOS RECIBIDO y escuchar sus reivindicaciones, planteadas siempre de manera pacífica. Los Qom como otros pueblos originarios no pueden ser ciudadanos de segunda clase.

El caso de la luchadora mapuche Relmu Ñamku es diferente. Viene de intentar ser condenada por un homicidio que no cometió y que gracias al buen criterio del jurado popular pudo sortear esa infame acusación. Para ella tampoco, hubo en su momento atención oficial a su caso, aunque sí mucha solidaridad de los movimientos sociales y populares de un amplio arco ideológico.

Ahora bien, esos rechazos condenables del pasado reciente no justifica alegrarse por estos actuales ”recibimientos, producto del oportunismo populista de un neoliberal que a la vez que hoy los abraza y posa con ellos, está emprendiendo a fuerza de decretazos una política de tierra quemada con el resto de la población (incluyendo a los mismos pueblos originarios).

Una cosa es entregar en mano al Presidente un pliego con las justas reivindicaciones de los pueblos indígenas (siempre postergados y maltratados), y otra muy distinta prestarse a las “fotos de familia” con quienes están dispuestos a hacer retroceder al país a lo peor de los años 90. Hay algo que no cierra, y que se parece mucho a un intento de usar las justas demandas de pueblos postergados para disimular la verdadera naturaleza de una estrategia vinculada al capitalismo devastador y destructor de la madre tierra y de quienes habitan en ella. Además, de intentar con ello, dividir al campo popular entre amigos y entenados.

Macri les prometió “atender las necesidades de los pueblos originarios”

Mauricio Macri se reunió con el carashe de la Comunidad Qom La Primavera, Félix Díaz; y la Werken Relmu Ñamku de la comunidad Winkul Newen, además de representantes de otras 30 etnias indígenas.

De la reunión también participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro de justicia Germán Garavano. Además formaron parte del encuentro representantes de varias comunidades del país.

La reunión se realizó en el Museo del Bicentenario de la Casa de Gobierno y las comunidades entregaron un petitorio al presidente con sus principales demandas en diferentes regiones del país.

Macri escribió en la red social Twitter: “Vamos a trabajar juntos para atender las necesidades de los pueblos originarios y lograr el objetivo de pobreza cero”.

Vale recordar que Macri como candidato visitó al líder Qom en el acampe en la 9 de Julio, donde permanecieron en 2015 por 9 meses esperando ser atendidos por la presidenta Cristina Fernández.

Mauricio Macri: “Vamos a trabajar juntos para atender las necesidades de los pueblos originarios”

Vamos a trabajar juntos para atender las necesidades de los pueblos originarios y lograr el objetivo de pobreza cero”, escribió en su cuenta de Twitter Macri y agregó: “Para este gobierno, el reconocimiento de las comunidades indígenas y las políticas hacia los pueblos originarios son políticas de Estado.”

El primer encuentro entre Macri y Díaz fue previo a las elecciones cuando el por entonces candidato a presidente visitó al líder Qom en el acampe de esa comunidad en la 9 de Julio para diferenciarse de Cristina Kirchner, que siempre se negó a recibir al líder de esa comunidad indígena.

Sobre el contenido de aquella charla Díaz contó: “Macri no nos pidió votos, ni apoyar su candidatura”, pero “dijo su compromiso de llevar adelante la práctica de los derechos indígenas.

COMUNICADO DE LA CONFEDERACIÓN MAPUCHE DE NEUQUÉN SOBRE LA REUNIÓN

Tal cual se habia comprometido en plena campaña electoral con los hermanos que acamparon durante 9 meses en la Avenida 9 de Julio, Macri recibió a las autoridades de Qopiwini (alianza de organizaciones indigenas de Formosa) que fueron acompañados por diversas pueblos indígenas.

Es tal el maltrato y la discriminación sufrida por décadas a manos del nefasto gobierno de Insfran con el apoyo del gobierno nacional que finalizo la semana pasada, que la reunión fue calificada de “historica” por las autoridades Qom. Fue un acto protocolar sin demasiada emoción y dejando pendiente las respuesta concreta que la clara demanda del documento elevado a las autoridades exigia:

* Elevar el rango institucional de INAI a Ministerio de Pueblos Indigenas

* El INAI como etapa de transición debe tener autoridades designadas por los pueblos indígenas del país en proceso de consulta y participación real

* Se reglamente el derecho a la consulta y se trate urgente la aprobación de la Ley de Propiedad Comunitaria Indígena

*Que la mesa de dialogo que se conformó se institucionalice para dar garantía de continuidad y convocar a los demás pueblos que por la urgencia de la convocatoria, no fueron informados de este evento.

Nada de esto significo una reacción de Macri, que solo hizo el discurso clásico, vacío de contenido y cargado de las frases repetidas en campaña: tengamos esperanzas, trabajemos unidos, seamos optimista, avanzamos hacia la pobreza Cero, etc, etc.

Posteriormente, la Secretaria de Derechos Humanos asumió el compromiso de trabajar con la agenda que se dejó en mano y recepcionó la decena de demandas por escrito y verbal que se deposito en la mesa.

Decíamos que solo la deuda histórica con los pueblos indígenas y el estado de pobreza material generado, permite entender que se sobre-dimensione un encuentro donde todo esta por verse, en medio de una devaluación violenta que acaba de aplicar hoy mismo Macri y que genera una gran angustia popular. Y explica la ansiedad de los hermanos por retratarse con un gobierno empresarial que se compromete a revertir décadas de olvidos y exclusión, mientras por decreto favorece a la industria exportadora y sus aliados del agro. Los Pueblos Indígenas, sus instituciones y comunidades nos organizamos para que el documento presentado se convierta en acciones concretas.

Comentarios

  1. Tanto la gestión anrterior como la presente son meramente comerciales y por ello, no van a interesarse por la humanidad Qom, ni ninguna otra humanidad originaria (digo humanidad a drede) puesto que los derechos reales afectan las apropiaciones ilegales que ambos gobernantes nececitan para sus tipos no tan diferentes de gobierno.

    El comercio es su vocación, no la justicia ni la Constitución, sen netamente fenicios los intereses que han y van a defenser.

    Los Qom tendrían que pensar un rédito para que se los tenga en cuenta o una solución internacional como la UNESCO u otras es mi humilde experiencia y mi más humilde sugerencia.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.