Día contra la discriminación por orientación e identidad sexual

Decenas de parejas protagonizaron un “besazo” para conmemorar el Día Internacional contra la discriminación por orientación  e identidad sexual, que se recuerda mañana en coincidencia con la eliminación en 1990 de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.
Parejas de hombres y mujeres realizaron esta tarde el “besazo” frente a la Catedral Metropolitana para expresar su repudio a la discriminación.

Para conmemorar la fecha, distintas organizaciones de la diversidad sexual realizan actividades culturales y se lanzará una campaña para visibilizar las desigualdades del colectivo trans.
“En este Día la Comunidad Homosexual Argentina propone desde la cultura difundir lo que fue para las personas LGBTI la última dictadura cívico-militar, para que con memoria, verdad y justicia sigamos construyendo una democracia con igualdad, inclusión y sin discriminación, dijo Pedro Paradiso Sottile, coordinador del Área Jurídica de la ONG.

Con el auspicio de la CHA se estrenará la obra de teatro escrita por Alejandro Modarelli y dirigida por Jesús Gómez: “Flores sobre el orín” a las 23 en el Teatro Payró, San Martín 766.
“La obra de Alejandro Modarelli nos ayuda siempre a celebrar y a reflexionar sobre la diversidad. Es muy importante conocer cómo era la vida cotidiana de los gays en la época de la última dictadura militar”, destacó César Cigliutti, titular de la CHA.
Un informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA) señala que actualmente en 76 países del mundo está penalizada la homosexualidad, 36 de África, en algunos casos con la pena de muerte o con severas penas de prisión.
Con respecto a América Latina, el informe dice que algunos países de la región van adelantados respecto de otros continentes, como lo es el caso de Argentina.
“Que el informe diga que Argentina está más adelantada que los países de Europa es algo que nos llena de satisfacción”, dijo Cigliutti.
En el marco de esta conmemoración internacional, la Fundación Huésped y ATTTA (Asociación de Travestis, transexuales y transgénero de la Argentina) lanzan la campaña “Expectativas”, protagonizada por mujeres trans, para dar a conocer las desigualdades a las que se ve expuesta esta población.

A través de avisos gráficos y un spot de TV, la campaña busca sensibilizar sobre la necesidad de que exista igualdad de oportunidades para todas las personas, independientemente de su género.
“La sanción de la Ley de Identidad fue un gran paso, pero aún las personas trans viven situaciones de discriminación. Los cambios sociales van a ser más lentos y por eso tenemos que trabajar en la sensibilización de la población en general”, declaró Débora Fiore, Coordinadora de Comunicación de Fundación Huésped. La producción fue realizada por Oruga Cine y las protagonistas fueron mujeres trans miembros de ATTTA.
Por su parte, la Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans (FALGBT) abogó por más avances y el cese de la violencia. “Hay aún muchas materias pendientes, y a pesar de los avances, el recrudecimiento de la violencia y persecusión hacia lesbianas, gays, bisexuales y trans en diversos países del mundo, impone un llamamiento urgente a los gobiernos de todos los países y los organismos internacionales para garantizar la integridad, libertad e igualdad de las personas de la diversidad sexual”.

Para la FALGBT, una de las deudas “es la despatologización de las identidades trans, logro que hemos alcanzado en nuestro país a partir de la sanción de las leyes de Identidad de Género y Salud mental, pero que en numerosos países del mundo, sigue legitimando la exclusión”.
“Del mismo modo, así como en muchos países se producen avances sustanciales con la aprobación de leyes de Matrimonio Igualitario y penalización de la discriminación por orientación sexual e identidad de género, en otras regiones del planeta avanzan las leyes que restringen el derecho a la libertad e integridad del colectivo LGBT, con el recrudecimiento de legislación persecutorio y violatoria de los derechos humanos”, alertó la organización.

igenero1
Impacto Positivo

La ley de Identidad de Género produjo un impacto positivo en las condiciones y calidad de vida de las personas trans, según un estudio pionero realizado por Fundación Huésped y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA), dado a conocer con motivo de del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia .
La población trans “aún se encuentra en una situación de vulnerabilidad debido al estigma y la discriminación” ya que si bien la sanción de la ley “es un paso muy importante, los cambios sociales serán más lentos. Tenemos que trabajar en la sensibilización de la sociedad general”, sostuvo Marcela Romero, presidenta de ATTTA.
La investigación incluyó un estudio cualitativo acerca de las percepciones sobre el impacto de la ley y otro cuantitativo vinculado con las condiciones de vida de las personas trans y el acceso a la salud, la vivienda, la educación y el trabajo.
De la encuesta participaron 498 personas trans, de las cuales 452 son mujeres y 46 son hombres, de siete regiones del país: Ciudad de Buenos Aires, conurbano bonaerense, región Pampeana, Noroeste, Noreste y Patagonia, explicó Inés Arístegui, coordinadora de Monitoreo y Evaluación de Huésped.
En el ítem salud, el estudio reveló que 7 de cada 10 personas se atienden en el sistema público de salud, ámbito en el que 8 de cada 10 sufrieron situaciones de discriminación debido a su identidad antes de la sanción de la ley. Sin embargo, este número disminuyó a 3 de cada 10 personas luego de la promulgación de la norma.
En cuanto a la educación, “la deserción es alta”, pues entre los mayores de 18 años, 6 de cada 10 mujeres y 7 de cada 10 hombres trans abandonaron en el nivel secundario.
“La mitad de los encuestados refirieron que el motivo fue la discriminación sufrida” por su identidad de género, según el trabajo, que observó una reducción de estas experiencias “a menos del 20%”, gracias a la legislación.
También el nuevo marco legal posibilitó que ahora 1 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 hombres trans retornaron al sistema educativo.
“La precariedad laboral es una de las características que afecta a la población”, según determinó el informe, que además reveló que la ley produjo “la búsqueda de trabajo en el ámbito formal y que 3 de cada 10 mujeres y 6 de cada 10 hombres retomarán la búsqueda de trabajo”.
Conocida la situación del colectivo, ambas ONGs lanzaron la campaña `Expectativas` para “visibilizar la vulnerabilidad de esta población”.
La expectativa de vida de las personas trans es de 35 años, constituyendo el estigma, la discriminación, la falta de acceso a la educación, la salud, la vivienda y el trabajo “factores que reducen la esperanza de vida a la mitad de la de la población argentina”, resaltaron las organizaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.