Día de la Memoria Trans

Tan solo 41 años es el promedio de edad de las doce personas trans que murieron en los primeros meses del 2020. Es decir, cada una de ellas vivió poco más de la mitad del promedio esperado para la población en general, cuya esperanza de vida es de 77 años. Este datos, que se difundieron en el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans que se conmemora cada 18 de marzo en la Ciudad de Buenos Aires, se desprenden del Archivo de la Memoria Trans.

Del total de decesos identificados por la organización, dos fueron asesinatos, siete no tuvieron acceso a la salud, dos murieron por cáncer y una sufrió un infarto, por lo que desde Memoria Trans consideran que fueron víctimas de «transfemicidio social». Es decir, muertes prematuras y prevenibles que son el resultado de una cadena de exclusiones sistemáticas de la familia, de las instituciones, del sistema sanitario, de la escuela, de clubes, y otros espacios sociales, y de la ausencia del Estado.

Las dos personas víctimas de transfemicidios fueron Roberta Carabajal, asesinada el pasado 1 de febrero en La Plata y Karly Palomino de 33 años, a quien mataron el 5 de marzo en la localidad bonaerense de Ciudadela.

María Belén Correa, directora del Archivo de la Memoria Trans, evalúa que «el número de transfemicidios y travesticidios sociales ha bajado «en relación a igual período del año anterior», pero advierte sobre la alta proporción de muertes por «falta de acceso a la salud».

«Han pasado cosas alevosas, como la muerte de Renata Rocha, de 49 años, que fue al hospital porque se sentía mal, no le hicieron caso y a los dos días, cuando volvió, tenía una peritonitis: la operaron tres veces, pero se murió», contó Correa, que desde 2004 elabora este registro de muertes junto a Nazarena Fleitas de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTA).

Respecto al promedio de edad de los decesos, que en estos tres primeros meses del año fue levemente superior al del año pasado -41 años en lugar de 38- Correa advirtió que «no es una mejora»

«Cuarenta años no es un buen promedio para el 2020, teniendo en cuenta que desde 2012 tenemos una ley de Identidad de Género que nos protege: a esta altura tendríamos que haber subido a 55 años, por lo menos», dijo.

Por otro lado, Correa llamó la atención sobre la situación de particular vulnerabilidad en la que se encuentran las personas trans que se dedican al «trabajo sexual», ante la pandemia de coronavirus.

«Para las personas trans es mucho más riesgoso porque tienen que poner el cuerpo constantemente para poder comer y, en aquellos países donde hay cuarentena obligatoria, no tienen cómo solventarse estos días encerradas; por eso hay organizaciones que están haciendo colectas para comprarles comida», contó.

El Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans se instituyó en memoria de Claudia Pía Baudracco, fundadora de ATTTA Red Nacional y de la Federación Argentina de Lesbianas, Gay, Bisexuales y Trans (Falgbt) y una de las principales impulsoras de la Ley de Identidad de Género en Argentina que falleció un día como hoy, hace ocho años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.