Docente  luchando también está enseñando

 

por Noor Jiménez Abraham

Una semana antes del receso escolar de invierno, los sindicatos docentes en la Ciudad de Buenos Aires -Sedeba, UTE, Ademys, UDA, AMET, Sadop, AEP y CAMPY- convocaron a un paro para el 11 de julio, con varios ejes de protesta: el reajuste salarial, la discusión sobre la paritaria, la reducción de personal que lleva a la precarización laboral, un nuevo proyecto de régimen laboral, y la reincorporación de la rectora de la Escuela Mariano Acosta -Raquel Papalardo.

Los reclamos

Los pedidos también son por las viandas -dudas sobre los controles nutricionales y de calidad-, los transportes, el personal no docente, los cargos que se cierran, la infraestructura edilicia -aulas superpobladas y con insuficiencias en el mantenimiento o falta de calefacción- y la escasez de vacantes. Todo esto conlleva al deterioro de la educación pública, que va en aumento a medida que crece la población de la Ciudad de Buenos Aires.

Los sindicatos proponen también un cambio del régimen laboral docente actual, por una reforma que lleve a un trabajo de seis horas todos los días, de lunes a viernes, con cuatro horas frente al aula y dos horas de planificación y corrección.

En el ciclo lectivo 2017, más de 11000 chicos y chicas quedaron sin lugar para cursar sus estudios en el sistema de enseñanza público porteño, al tiempo que no transcienden políticas de construcción de escuelas -con una carencia de al menos 33 instituciones, según lo informado por UTE (Unión de Trabajadores de la Educación)-.

El presupuesto educativo para Ciudad de Buenos Aires cayó del 30% en los últimos años al 19% que se está ejecutando en la actualidad.

Federico Puy, maestro de primer año de la escuela primaria en el Normal Nº 5 y dirigente de UTE, en diálogo con Periódico VAS, manifestó: “Hicimos un relevamiento en la Villa 31 donde salen 60 micros para ir a escuelas que están muy lejos de ese lugar, y hay muchísimos chicos y chicas que ni siquiera se suben a esos micros. También comprobamos un desfase entre la cantidad de niños y niñas que egresaron de sala de 5 años el año pasado y los que pasaron a primer grado, varios se quedaron afuera del sistema educativo”.

Por otro lado, el sistema de inscripciones, a través de Internet, a veces colapsa por la cantidad de demandas, lo que lo vuelve un mecanismo no funcional, sin una respuesta inmediata en cuanto a si se recibió o no el formulario pertinente o sobre las posibilidades de la vacante solicitada.

Con respecto a la jornada extendida, Puy expresó: “En la escuela donde yo trabajaba el año pasado, la número 14, del distrito escolar 5, tuvimos que cerrar la sala de música y la sala de plástica para dar lugar a los chicos que estaban en contra turno, que eran los de jornada extendida, para darles un espacio”. Y agregó: “No hay un plan concreto, incluso se precariza la actividad laboral porque no se suman docentes. Tampoco existe un proyecto claro respecto a la carga horaria ni en qué escuelas se llevará a cabo. Consideramos que fue una medida electoral, pero no hay un plan, fue una disposición demagógica, electoral. En el caso de las escuelas plurilingües, por ejemplo, les quitaron los micros para ir a rendir los exámenes”.

También existe una carencia de salas para niños y niñas desde 45 días hasta cuatro años; en algunos casos las familias tienen que iniciar una causa para obtener una vacante, un procedimiento largo y complejo en el que hay que demostrar datos como lugar de residencia, si se trabaja o no, y dónde.

Fue el proceso que tuvo que atravesar Daiana, que comenzó el trámite en febrero para inscribir a su hija de cuatro meses y recién pudo obtener el ingreso en junio. Lo que le provocó trastornos laborales que repercutieron en otras áreas de su vida. En diálogo con Periódico VAS, Daiana dice que había otras 15 mamás en su misma situación, y que finalmente, pudo obtener un lugar para su hija en el hospital Ramos Mejía, que tiene una sección para los niños y niñas que viven en los alrededores.

El Mariano Acosta

El viernes 30 de junio Raquel Papalardo, hasta ese momento rectora de la Escuela Mariano Acosta, recibió una cédula por la que se la cesanteaba en su cargo. Desde el Ministerio de Educación porteño relacionaron esto a un trámite meramente jubilatorio, pero la comunidad educativa de la escuela lo considera una persecución política, dadas las manifestaciones de la docente a favor de la Escuela Itinerante, y de la lucha por la escuela pública, en general, a lo largo de su carrera.

A principios de abril, mientras se llevaba a cabo la convocatoria a una asamblea para la comunidad educativa con el objetivo de discutir el apoyo a los reclamos docentes, ingresó personal  policial  armado a la escuela para preguntar dónde se haría esa asamblea. Circunstancia intimidatoria, que fue luego denunciada por las familias en la Defensoría Tutelar del Menor.

Florencia Alano Díaz, egresada de primario y secundario del Mariano Acosta, y que actualmente cursa un profesorado en la institución, manifestó que “Papalardo viene sufriendo un proceso de intervenciones, a través de las cuales intentan sancionarla. Ella acompañó siempre a los docentes, como también a la formación de todos los que pasamos por la Escuela”. Con más de 20 años de su vida transcurridos en esa institución, Florencia agregó: “Raquel es una figura muy importante del Acosta”.

Desde el momento del cese de Papalardo se han realizado talleres, clases abiertas, abrazos al edificio, locros. Actividades mediante las cuales se convocó a todos los niveles de los distintos ciclos, a organizaciones y a las propias familias a participar. “El Acosta es una comunidad unida y se expresó claramente a favor de Raquel”, agregó Florencia Alano Díaz.

Federico Puy, quien además de delegado de UTE es candidato a legislador porteño por la lista del PTS (Partido de los Trabajadores Socialistas) que encabeza Myriam Bregman en Ciudad de Buenos Aires, expresó: “Estamos muy indignados con lo que sucedió en El Acosta, las familias y el personal de la escuela habían denunciado el ingreso de policías armados a la escuela. Y aunque argumentan irregularidades en la jubilación de Papalardo, nosotros consideramos que es un claro intento de persecución política”.

Mientras tanto, a través de las redes sociales, alumnos y alumnas, docentes, familias y colegas de Raquel Papalardo piden su reincorporación, haciendo énfasis en su trayectoria y en el hecho de que su defensa es también parte de la lucha por la escuela pública y de la construcción colectiva que se requiere. En los muros de facebook y en los mensajes de twitter, la comunidad educativa del Acosta manifiesta su pensamiento con frases como: “Raquel Papalardo y el Mariano Acosta no se tocan. La educación de todxs, tampoco”.

Si no lo demuelo, te jubilo

Al cierre de esta nota, el 13 de julio de 2017, Periódico VAS recibió un comunicado de trabajadores y estudiantes de la Escuela Isauro Arancibia. Dice que intimaron a jubilarse a Susana Reyes, la directora y mentora de este Centro Educativo. Se trata de una escuela integral orientada a los chicos en situación de calle, fundada por Susana Reyes, que hoy tiene jardín maternal, grado de nivelación, CAI (primario) y secundario, talleres de expresión artística, cursos de oficios, y ofrece además opciones de trabajo en emprendimientos productivos. Asisten aquí más de 250 niños, jóvenes y adultos con derechos vulnerados. Susana Reyes creó este ámbito en Paseo Colón 1318 C.A.B.A. y lucha desde hace tres años para que el Gobierno porteño no demuela el edificio para extender el Metrobús.

“Estoy en edad jubilatoria”, explicó Susana Reyes, “pero no es habitual que te manden una intimación para jubilarte. Se trata de una persecución política porque El Isauro está en lucha por el paso del Metrobus y también por la normativa de la escuela. Es como el caso de Raquel Papalardo, que está resistiendo, que está comprometida con su trabajo, que denuncia; y entonces también le llega la intimación para que se jubile. A este Gobierno le molestan las mujeres. Molestamos las que no somos obsecuentes, las que luchamos”.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.