El estreno de Filomena Marturano

Por Mónica Biaggio

Estrenado el 20 de enero de 1950 en el cine Ocean, de calle Lavalle 739, “Filomena Marturano” es un film  dirigido por  Luis Mottura. Tita Merello con el talento que la caracterizaba interpretando a “Filomena” y el gran actor Guillermo Battaglia en el papel protagónico masculino de Don  Domingo Soriano, dieron vida a este drama neorrealista situado en Nápoles, cuyo guión original fue escrito y estrenado por De Filippo en 1946.
La obra, llevada también al teatro y a la televisión, se estrena en Italia bajo el título de “Matrimonio a la italiana”, dirigido por Vittorio de Sica y protagonizado por Sophia Loren y Marcello Mastroianni. Sin embargo y de acuerdo a las críticas cinéfilas, la versión argentina fue superior.
Alberto de Mendoza, que inicicaba su carrera de actuación con el papel del hijo mayor de Filomena, dirá que Tita Merello le hizo dar un paso adelante en su carrera: debutaron en esa oportunidad por 45 días y estuvieron un año. Es evidente que la temática de la película, acorde al género que lo caracterizó, reflejaba la situación en la que se encontraban muchas mujeres de las clases populares, forzadas a salir a trabajar siendo casi niñas, que vivían en conventillos, debido a la desocupación que en la Italia de la posguerra afectaba especialmente a la población masculina.
Aquí en Argentina, con la inmigración, se reprodujeron esos escenarios. Hacía apenas tres años, que la mujer había accedido al voto cuando un 23 de setiembre de 1947, se promulga la ley 13.010. Eva Perón había dicho en el discurso que dio en la Plaza por tal motivo:
“La mujer debe afirmar su acción, la mujer debe votar. La mujer, resorte moral de un hogar, debe ocupar su sitio en el complejo engranaje social de un pueblo (…) Lo exige, en suma, la transformación del concepto de la mujer, que ha ido aumentando sacrificadamente el número de sus deberes sin pedir el mínimo de sus derechos”.
“Filomena Marturano” representa a un sector de la sociedad femenina de esa época, un espíritu combativo respecto de su lugar y sus derechos en la sociedad y en la familia.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.