¿El Rey está desnudo?

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, dio inicio a un nuevo período de sesiones ordinarias en la Legislatura local. En su calidad de sucesor de Mauricio Macri, durante la alocución repasó la gestión que su fuerza política ejerce desde hace 14 años en la Ciudad. Sobre esta instancia, aseguró que «los resultados de la gestión del PRO en el distrito están a la vista». Y, en concordancia a sus aspiraciones presidenciales para 2023, llamó a alcanzar un «plan concreto, consistente y a largo plazo para la Argentina».

«No hay más tiempo ni lugar para la improvisación. Los argentinos necesitamos un rumbo claro, que nos dé certidumbre y nos permita proyectar a futuro y cumplir nuestros sueños», enfatizó el titular del Ejecutivo local.

De esta manera, Horacio -como lo llaman en su circulo íntimo- destacó la labor encarada durante la pandemia de coronavirus en la Ciudad, elogiando las acciones emprendidas en los últimos dos años, tras lo cual precisó: «Para gestionar una crisis, como para gestionar el día a día de las millones de personas que viven o visitan el distrito se necesita un plan. En la Ciudad, hace más de 14 años que gobernamos con un plan. Y los resultados están a la vista», dijo en referencia a los dos mandatos ejercidos por Mauricio Macri, entre 2007 y 2015, y los seis años que lleva su gestión.

El discurso del primer mandatario porteño, no superó los 60 minutos, y fue interrumpido por breves estallidos de aplausos de parte de sus acólitos. Entre los más cercanos, se encontraban los ministros: Felipe Miguel (Jefe de Gabinete), Jorge Macri (Gobierno), Fernán Quirós (Salud) y Mauricio D´Alessandro (Seguridad).

Mientras que los ediles del elenco oficialista exhibieron un en sus bancas carteles con la leyenda: «Estamos con Ucrania». Los integrantes del bloque de la oposición portaban pequeñas pizarras verdes donde se leía «56.000 niños y niñas sin escuela», en alusión a la falta de vacantes registradas en este nuevo período lectivo en los establecimientos de enseñanza publica de la Ciudad. Sin duda un tema menor para el flamante aspirante a la presidencia del país. De manera, que desviando la vista,  Horacio optó por tomar partido por la guerra desatada en la Europa oriental.

«Quiero expresar mi solidaridad con el pueblo ucraniano y con la enorme colectividad ucraniana en la Argentina y en la Ciudad. Como ya lo he dicho públicamente, repudio en forma enérgica la invasión de la Federación de Rusia a ese país», enfatizó el primer mandatario porteño.

Plan y transformación

Pese al énfasis con en esta oportunidad utilizó la palabra «plan», la tan habitualmente empleada expresión «transformación» no se esfumó del vocabulario larretista. Por el contrario encontró la la forma de anexar y hasta yuxtaponer ambos términos. Aseguró que en los 18 meses que le quedan de gestión llevará adelante un «plan» con eje en la «transformación» ciudadana que coayudará al bienestar general.

Lo urbano, el conurbano y el transporte

Respecto a este servicio el Alcalde porteño dijo: «Estar dispuesto a conversar sobre éste y sobre todos los temas centrales para el bienestar y el desarrollo de todos los argentinos». Pero, apelando al ideario federalista porteño, advirtió que de ninguna manera permitirá que se quiera perjudicar a quienes viven y visitan la Ciudad todos los días.

«Los argentinos (nótese el masculino) necesitamos un federalismo de verdad donde se respete a cada una de las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires», subrayó Larreta.

«Transformación» del Estatuto Docente

En esta materia, Larreta confirmó el envío al Parlamento de un proyecto de ley para reformar el Estatuto Docente, cuya intensión es: «Darle aún más valor a la educación».  Aseguró que esta «transformación» tiene como objetivo: «Actualizar y jerarquizar la formación y los contenidos de los profesionales de la educación».

La iniciativa del Ejecutivo local fue fuertemente rechazada de parte de los gremios docentes y de la comunidad educativa. Sostienen que la «transformación» que el jefe de Gobierno porteño pretende incorporar Estatuto Docente no es otra cosa que su eliminación definitiva. En este sentido, lamentaron que el mandatario hable del futuro de la educación, cuando sistemáticamente la viene desfinanciando. Situación que quedó plasmada con la falta de 56.000 vacantes al inicio del actual ciclo lectivo

«Hace 14 años que prometen futuro y desfinancian el presente», dijo Eduardo López, secretario general de la CTA de la Ciudad y secretario gremial de Ctera y UTE. El dirigente consideró que «el Jefe de Gobierno porteño miente y que eso refleja en la baja del presupuesto educativo en la Ciudad que desde el año 2011 hasta el 2021 bajó de 10 por ciento».

En el mismo sentido, se pronunció la secretaria general de Ademys, Mariana Scayola: «Ya no es el Estatuto Docente el que rige el acceso a los cargos y  la carrera docente sino la discrecionalidad del Gobierno porteño; y eso es lo que quieren dejar establecido en esta reforma».

En síntesis, la «transformación» del Estatuto Docente que pretende concretar el jefe de Gobierno porteño, refiere a los mecanismos de ingreso y ascenso en la carrera de los trabajadores y trabajadoras de la educación, incorporando cambios al esquema de antigüedad, certificación pedagógica e incentivos para la capacitación.

Al respecto, la titular de Ademys señaló: «Sin conocer el contenido de lo que pretende presentar, si podemos adelantar, atentos a la experiencia en cuanto a lo que viene llevando como política el jefe de Gobierno, en cuanto al ingreso y al ascenso, esta transformación significará la profundización de la mercantilización del acceso al puntaje». Al respecto la dirigente, subrayó que trata de «legalizar» las onerosas capacitaciones, a las que califica «de dudosa calidad» que ofrecen determinadas instituciones privadas.

«Por otro lado -aseguró- se viene avanzando con una discrecionalidad absoluta en cuanto a las plataformas para el acceso a los cargos y modificando parcialmente la carrera de ascenso donde lo que buscan es que solamente puedan acceder a cargos de conducción personas afines a la ideología política del Gobierno de la Ciudad».

Por su parte, Angélica Graciano secretaria general de UTE, afirmó: «El Estatuto Docente es un valor en si mismo porque garantiza el ingreso al trabajo de forma igualitaria y además constituye una reivindicación que venimos sosteniendo desde hace muchos años».

Recuperar el Río, ¿para qué y para quiénes?

«El primer objetivo es que la Ciudad recupere el acceso al río», dijo Horacio Rodríguez Larreta a la hora de avalar los proyectos, impulsados por él, para urbanizar la Costanera Norte y Costanera Sur de la Ciudad, a la hora de señalar que la intención de su gestión para el 2022 será «seguir ‘transformando’ el espacio público», pues considera qué éste es el lugar más democrático que existe».

Una clara demostración que la resistencia a ambas iniciativas de parte de organizaciones vecinales y ambientalistas, no hicieron mella su el espíritu corporativo. Es más, al referirse a la propuesta inmobiliaria, impulsada en forma conjunta con el grupo IRSA, denominada «Costa Urbana» en la zona sur de la ribera, aseguró la misma se materializará en la creación «un nuevo parque público de 50 manzanas frente al río».

«Algo similar va a pasar con Costa Salguero, que va a sumar 14 manzanas de verde y nuevas propuestas gastronómicas, culturales y comerciales para que el parque tenga movimiento durante todo el día», detalló Larreta.

Con miras al 2023

Horacio, predijo la finitud del tiempo para las improvisaciones y advirtió: «Los argentinos necesitamos un rumbo claro, que nos dé certidumbre y nos permita proyectar a futuro y cumplir nuestros sueños»

En ese sentido, sostuvo que «la manera de fijar un rumbo es construyendo un consenso amplio, que nos permita construir en conjunto políticas de Estado que se sostengan a largo plazo por el bienestar de las generaciones por venir” y manifestó su disposición a “pelear por ese futuro de diálogo que necesitamos».

Sobre estas últimas palabras, la secretaria general de UTE, Angélica Graciano aseguró que el discurso de Horacio Rodríguez Larreta «suena más al de alguien que se está candidateando que al de quien está dirigiendo la Ciudad» y agregó: «Existe una disociación entre la retórica del candidato; y entre la realidad que todos los días vivimos en las instituciones escolares».

La oposición sin voz

El discurso, del Jefe de Gobierno de la Ciudad, fue calificado por legisladores y legisladoras del arco opositor como inexacto y plagado de eslóganes.

Gabriel Solano, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), afirmó que se trató de un discurso armado, «una especie de lanzamiento de una campaña electoral muy pobre sin alcance estratégico en el cual se ocultó la realidad social de la Ciudad».

«Se limitó a hablar de la grieta pero no abordó varios temas sobre los cuales el Gobierno de la Ciudad no tiene ninguna respuesta, como los 56.000 chicos sin vacantes en las escuelas que gestiona su administración, las miles  de personas que no pueden pagar el alquiler o los trabajadores estatales precarizados», fustigó el legislador. Y consideró que Larreta «habló de los docentes del futuro, pero está pagando salarios del pasado que no llegan al costo de la canasta familiar».

«En el discurso reiteró inexactitudes y slogans, como las 54 escuelas que hace muchos años aseguraba estaban terminadas, mientras que ahora dice que les falta poco, o las 100 hectáreas de espacios verdes inexistentes, pues está demostrado que no existen», señaló la diputada porteña del Frente de Todos (FdT) Claudia Neira, que apuntó: «El único espacio verde que se genera es a través de los intereses de algunos privados que logran convenios y no con un plan integral».

La legisladora consideró, también, que Rodríguez Larreta, en sus afirmaciones, «sistemáticamente crea grieta, división y campaña electoral con todos los temas, como la pandemia, la educación y, ahora, la guerra (en Ucrania). No tiene límites».

Al respecto, el diputado Matías Barroetaña (FdT) dijo: «Como hacen algunos medios de comunicación, intentan ponernos en un lugar que claramente no estamos, creen que pueden sacar provecho político de eso, pero nuestra fuerza política siempre está del lado de los pueblos, en cualquier guerra, y estamos en contra de la intervención militar de Rusia en Ucrania».

«Los pueblos –agregó- son los que sufren esas guerras».

Luego, al ser consultado sobre los ejes del proyecto de ley que Larreta presentará mañana en la Legislatura porteña para «darle aún más valor a la educación, actualizar y a jerarquizar la formación docente», Barroetaveña respondió que la oposición los desconoce. «En la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires no hay diálogo, el oficialismo impone su mayoría. Es prácticamente imposible que se discuta de verdad algún proyecto en las comisiones o que se trate algún proyecto de la oposición. El PRO gobierna hace 14 años y nunca convocó a la oposición a dialogar», agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.