«Sólo quiero que termine todo esto»

Así se pronunció Eva Analía de Jesús «Higui», la persona lesbiana que el próximo 15 de marzo será juzgada por el asesinato del hombre que pretendió violarla, en el barrio en el barrio de Mariló, partido de San Miguel, donde durante años soportó el hostigamiento de un grupo de hombres hetero cis.

Si bien, ante el constante acoso, abuso y las reiteradas amenazas de violación, Higui, se mudó a otro barrio, el hostigamiento hacía su persona continúo: la golpearon e incendiaron su casa en dos oportunidades. El 16 de octubre del 2016, tras visitar a su hermana en el barrio de donde había huido, sus acosadores las esperaron en la puerta y la atacaron al grito de:¨te vamos a empalar, tortillera¨. Higui, se defendió con todas sus fuerzas de este intento de violación correctiva, de manera que terminó dando muerte a Cristian Espósito cuándo éste se arrojó sobre ella, mientras el resto la golpeaba ferozmente.

De esto no da cuenta el parte policial. Aunque sí se detalla que encontraron a Higui desvanecida, con la ropa destrozada y múltiples heridas en distintas partes del cuerpo. En tanto los agresores presentaron una denuncia en su contra, de manera que la víctima quedó detenida, acusada de homicidio simple. Desde el momento de su detención, la causa transitó múltiples irregularidades. En un principio intervino el Centro de Operaciones Municipales (COM), de ahí es trasladada a la comisaría 2da de San Miguel, donde le toman el primer testimonio. Algunas de las irregularidades van desde el ocultamiento de pruebas por parte de la comisaría 2ª de San Miguel;  la no intervención de un médico legista; la falta de atención médica ante acto de tortura y abandono de persona y las irregularidades en el momento de tomarle testimonio.

Organizaciones de lesbianas, el movimiento feminista,  transfeminista y organismos defensores de los derechos humanos se movilizaron en todo el país, para exigiendo la libertad de Higui, dado que había sido apresada por intentar defenderse de una violación correctiva. Recién en junio de 2017, ocho meses después de haber sido detenida,  la Cámara de Apelaciones de San Martín le concedió la excarcelación extraordinaria para esperar el juicio oral.

Graciela Conder, abogada defensora de Higui, sostiene que Higui actuó en legítima defensa frente a una violación correctiva, sin embargo  la carátula del caso sigue siendo  “homicidio simple”. El juicio tenía fecha en marzo de 2020 pero no se llevó a cabo. El próximo 15 de marzo es la nueva fecha del juicio que tendrá al menos cuatro jornadas de duración. En este sentido, Conder, elevó un pedido a la sala principal de los tribunales de San Martín para que garantice que el juicio sea público y presencial.

El sábado 19 de febrero se realizó una reunión, que contó con la participación de organizaciones feministas, periodistas y activistas, para exigir la absolución de Higui y denunciar la criminalización que sufren las lesbianas masculinas por parte de los tribunales de justicia, así como la condena una legítima defensa ante la violencia de género.

Durante el encuentro Higui, señaló: «Hace 5 años que no duermo bien. Yo salí por las pibis. Estoy en libertad por la pibis”. Las activistas coincidieron en manifestar su sororidad: «Estamos acá para darle nuestro apoyo, un equipo juega en la cancha pero tiene su hinchada que es mejor”.

Gabriela Conder, también presente en la reunión ratificó que se trata de una legítima defensa y que tiene que ser absuelta. “La idea de organizarnos es porque todas sabemos que en defensa propia. Cuando una sale del lugar de “víctima” y se defiende, el Estado te acusa. No quieren que nos defendamos”, precisó y enfatizó: “Fue un ataque y un ataque sexual. Higui se defendió, era su vida o la del atacante. Sin embargo, fue indagada por homicidio simple”.

“Higui es una persona chiquita de 1,50 mts. de estatura. Estaba sola y un grupo de 4 hombres la atacó. Uno de ellos intentó violarla como forma “correctiva” por su orientación sexual, mientras los otros tres la golpeaban ”, relató la letrada que agregó: “Es muy importante darle publicidad a este juicio, va a ser público. Por eso tenemos que ser muchas y muchos allí. Las Madres de Plaza de Mayo: Nora Cortiñas, Mirta Baravalle, Elia Epstein, apoyan a Higui”.

“La mayoría de los testigos van a declarar en contra de Higui. Se trata de los agresores y sus familiares. Otros, vecinos del barrio, hablarán de cómo la acosaban e insultaban cuando ella vivía allí”, destacó la abogada, y enfatizó que el marco del 7 de marzo, Día de las Visibilidades Lésbicas, y el 8 de marzo, Paro Internacional Feminista, hay que  poner en la agenda publica, política y mediática el pedido de absolución  para Higui, denunciando así, la criminalización y violencias que atraviesan las existencias lésbicas.

 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.