Emergencia sanitaria, habitacional y sanitaria, YA!

«La situación es alarmante en la villa 31 con más de 900 casos positivos de Covid-19 y cuatro vecinos fallecidos», señala el documento leído por el Comité de Crisis del barrio Padre Mugica (Villa 31) durante la conferencia de prensa que se celebró esta mañana tras la muerte por coronavirus de Ramona Medina, vocera de La Garganta Poderosa y del histórico referente Víctor «El Oso» Giracoy, del comedor «Estrella de Belén». En el escrito solicitan, también, la conformación de una mesa de trabajo «sería y real» y exigen que al Gobierno porteño que declare de forma inmediata «la emergencia sanitaria, habitacional y alimentaria» en el barrio, dado que las medidas sanitarias puestas en marcha resultan insuficientes para contener el exponencial aumento de contagios.

“Queremos que Ciudad se haga cargo y empiece a actuar responsablemente. Queremos que Ciudad y Nación se dejen de pasar la pelota porque creemos que hoy se está a tiempo de parar una tragedia. Dentro de una semana, no. Esta curva exponencial nos muestra que en tres semanas va a estar toda la Villa 31 contagiada, y acá somos 50 mil personas”, dijo uno de los referentes del Comité de Crisis Villa 31 durante conferencia de prensa.

«Las personas con contacto estrecho con contagiados no son aislados correctamente, y quedan a la merced del virus, sobre todo ante la falta de agua para higienizarse», señalaron y denunciaron que en la zona, a apenas 300 metros del barrio, hay unas  700 viviendas vacías que deben ser acondicionadas. «¿Por qué no las acondicionan como lugares transitorios para las personas contagiadas o de contacto estrecho?”, se preguntaron.

Respecto a la falta de agua, señalaron que la Ciudad es responsable de  toda la red interna “hace años” y que a Aysa  solo tiene competencia hasta la entrada del barrio. «Los comedores no pueden cerrar a pesar del aislamiento porque la gente no tiene para comer» advirtieron y manifestaron que pese a haber hecho el primer reclamo oficial el 1 de abril, recién el gobierno de la Ciudad les respondió 27 días después, cuando el virus ya había ingresado, y que el operativo Detectar recién el 5 de mayo comenzó a trabajar en el barrio y por accionar del gobierno nacional. “¿Como puede ser que el Gobierno de la ciudad no haya previsto nada? Les pedimos al gobierno de la Ciudad que deje de lado la soberbia y nos escuche”, volvieron a  preguntarse.

Por otra parte pidieron que haya unidades móviles las 24 horas y no solo durante el horario en el que se ejecuta el Operativo Detectar. también reclamaron asistencia alimentaria, de higiene personal y psicológica, ayuda a los comedores y merenderos, Y exigieron que se declare la prohibición de los desalojos. 

Los barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires sumaron ayer tres muertes por Covid-19 y la cifra total de fallecidos por esta causa en esos conglomerados llegó a 12 personas, en tanto se registraron 122 casos positivos, del total de 182 en todo el distrito, informó hoy el gobierno porteño en su parte sanitario diario.

Retiro, donde se encuentra ubicado la Villa 31, tiene casi 1.229 personas con coronavirus cada cien mil habitantes, una tasa 12 veces superior al promedio de la Ciudad de Buenos Aires que con casi 89 infectados cada cien mil lidera el ranking de todas las jurisdicciones nacionales, según el último Boletín Epidemiológico porteño.

El Boletín, publicado el viernes pasado y que contempla casos hasta el 14 de mayo, indica que ese día Retiro lideraba el ranking con un índice de 1.228,91 casos por cada 100 mil habitantes, concentrados principalmente en el barrio popular aledaño a la estación de micros conocido como Barrio o Villa 31; estas personas con el virus representan el 31% del total registrado en toda la ciudad.

Nota relacionada:
No urbanizar: erradicar o matar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.