Furia Travesti

28 de junio. La ciudad de Buenos Aires amanece con un abanico de colores que, ni la lluvia ni el frio, opaca. En el día Internacional del Orgullo LGTB, banderas del arcoiris cubren el Obelisco y otros puntos de la Ciudad.

En plaza de Mayo. La tarde helada y lluviosa también se preña de colores. Locas, desacatadas, insubordinadas, subversivas, travas, se dan cita para decir: basta de travesticidios y basta de crímenes de odio sociales y políticos. Bajo las consignas “Justicia por Diana Sacayán” y “Lohana Berkins presente”, marchan y el arco iris atropella las nubes.

El Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), agrupación que encabezaba Diana Sacayán –militante social travesti, asesinada en octubre de 2015-, tuvo a su cargo la convocatoria: “Este 28 de junio de 2016 nos encuentra la calle y en la resistencia para decir: Acá estamos. No queremos más muertes en nuestra comunidad que sigue poniendo los cuerpos y las vidas en una lucha desigual por la existencia”, señalan. Explican que la fecha elegida coincide con la conmemoración de la revuelta de Stonewall, porque ésta “ayudó a despertar la conciencia de lxs que siempre habían estado discriminadxs a causa de sus identidades de género, sexualidades o por aquellxs que además eran marginadxs por su etnia o condición social”.

Efectivamente, cada 28 de junio se conmemora la revuelta de Stonewall Inn. Nombre del bar de Greenwich Village, donde en 1969 una razzia policial arremetió sin piedad contra gays, lesbianas, travestis, minorías raciales y extranjeros indocumentados. Stonewall Inn se convirtió en símbolo de la resistencia. La respuesta al abuso policial fue la lucha. Una lucha encarnecida que logró expulsar a la policía del lugar y fue la simiente del primer frente de activismo gay y la primera vez que el colectivo LGBTI fue visibilizado mundialmente. La Marcha del Orgullo que expone cada año en las calles el abanico de la diversidad, es su apéndice.

Pero este año, la marcha del MAL va por más: reivindica el carácter de la revuelta que significó Stonewall Inn y pretende devolverle a la fecha la Furia Travesti. Clama por todas las travestis víctimas de este sistema capitalista, colonial y patriarcal. El salvaje homicidio de Diana Sacayán. El asesinato de Laura Moyano en Córdoba. Y el de Natalia Sandoval en Mendoza el pasado 3 de junio, a horas de la marcha por “Ni una menos. Vivas nos queremos”. La marcha del MAL exige la libertad de Claudia, travesti peruana recientemente condenada La Plata. La Furia Travesti empapa las calles, más que el frío, más que la lluvia, más que la tristeza de la tarde gris.


Foto: Jorge Form

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.