Hartos de Tarifazos

por Observatorio del Derecho a la Ciudad

La población no soporta más tarifazos. Su implementación es injusta. El sacrificio frente a esta crisis lo sobrelleva el sector más vulnerable de la sociedad: las familias, las pequeñas empresas y las organizaciones comunitarias. Mientras que las empresas energéticas siguen ganando miles de millones de pesos por año.

El sistema energético, el mercado de alimentos y el mercado inmobiliario esta dolarizado. Los precios internos se establecen a valor internacional, mientras que el salario familiar cae por debajo de la inflación. No alcanza para afrontar los constantes aumentos de los alquileres, los alimentos y los servicios públicos.

La devaluación del tipo de cambio no genera competitividad: produce una inflación de los precios internos que ahoga las economías familiares y destruye a las pequeñas y medianas empresas. Los aumentos en las tarifas proyectados para 2019 quedarán muy por encima del 23% de inflación estimado por el Gobierno nacional para este año.

La política del derrame nunca ha funcionado. Estamos inmersos en una espiral repitiendo la perversa historia cíclica de la Argentina. Con la excusa de atraer inversiones el Gobierno garantiza a las empresas energéticas rentabilidad en dólares, a costa del sacrificio de toda la ciudadanía. Algo incompresible en un país que posee una de las cuencas hidrocarburíferas más grande del mundo.

Desde inicio del año 2016 los incrementos acumulados de los servicios públicos domiciliarios fueron, en promedio, del 2.057% en gas natural, de 1.491% en energía eléctrica y de casi un 1.000% en el servicio de agua potable.

En contrapartida, las últimas cifras oficiales publicadas por el INDEC dan cuenta de una caída interanual del 12,4% del salario en el sector privado y del 13,2% en el sector público. En comparación con octubre de 2015 el retroceso del salario de los trabajadores es del 14,9% en el sector privado y del 18,5% en el sector público.

En la Ciudad de Buenos Aires estimaron el indice de inflación en 2018 fue de 46,8 %. En tanto que el ingreso total familiar sólo se incrementó un 27,3%. El costo para acceso a los servicios públicos domiciliarios pasaron de representar un 6 % del salario mínimo al 23 %.
En Europa se considera que una familia está en situación de pobreza energética si el 10% de sus ingresos es destinado al pago de los servicios públicos. ¿Cuántas familias destinan mucho más en Argentina para afrontar las tarifas?

El Estado nacional ha provincializado los subsidios para las tarifas sociales. ha determinado que, a partir de este año, cada provincia debe fijar del costo de las tarifas sociales. El Estado se desentiende de las consecuencias que esta medida puede acarrear a las economías provinciales y a los sectores vulnerables de la sociedad. La evidencia de esta despreocupación es ostensible: provicializaron las tarifas sociales al mismo tiempo que todo el gabinete de gobierno -incluso el Presidente de la Nación estando de vacaciones- aumentó su salario un 25%. Una ética de funcionario público de muy baja intensidad.

Las familias viven la incertidumbre y la angustia diaria por no tener los recursos económicos para comprar alimentos, pagar el alquiler, las expensas o abonar los servicios. Para sobrevivir se endeuda con tarjetas de crédito que cobran intereses usuarios. Esta penuria no es suficiente, las concesionarias de distribución de energía amenazan a las familias que no pueden pagar, de incorporarlas en el Veráz. No sólo se contentan con cortarles el servicio, le obtaculizan el acceso al crédito. La animosidad del mercado energético empoderado por las políticas del Gobierno nacional no tiene límites.

El hartazgo de la ciudadanía se expresa en la necesidad de salir a manifestarse y reclamar por el freno a este tarifazo. Este viernes a las 20 hs. habrá un Ruidazo en decenas de esquinas de la Ciudad y a Nivel Nacional porque la ciudadanía esta harta e indignada de las políticas recesivas que los gobiernos de nación y ciudad aplican contra ella.
El cierre de escuelas, profesorados y hospitales, la corrupción, el endeudamiento, la vuelta del FMI, los negocios inmobiliarios y las privatizaciones, son el botón de muestra.

El Observatorio del Derecho a la Ciudad, el Movimiento Comunero, Argentina en Red y la Coordinadora de Asambleas Barriales a concoan a los vecinos a sumarse a este Ruidazo en las siguientes esquinas:

  • Comuna 1
    Parque Lezama (Brasil y Defensa)
  • Comuna 2
    Av. Córdoba y Pueyrredón
  • Comuna 3
    Av. Belgrano y Jujuy
    Plaza Miserere (Av. Pueyrredón y Av. Rivadavia)
  • Comuna 4
    La Boca: En 5 esquinas (Av. Benito Pérez Galdós y Av. Alte. Brown)
    Parque Patricios (La Rioja y Av. Caseros)
  • Comuna 5
    Almagro: Av. Corrientes y Medrano
    Boedo: Boedo y Av. San Juan.
  • Comuna 6
    Acoyte y Rivadavia
    Monumento al Cid Campeador: Av. San Martin y Av. Gaona
  • Comuna 7
    Plaza Pueyrredón (Flores) (Rivadavia y Artigas)
    Parque Chacabuco (Av. Asamblea y Emilio Mitre)
  • Comuna 8
    Lisandro de la Torre y Corrales
  • Comuna 9
    Av. Directorio y Lacarra.
    Av. Rivadavia y Carhue.
  • Comuna 10
    Av. Lope de Vega y Av. Francisco Beiro
    Av. Lope de Vega y Av. Álvarez Jonte.
    Lacarra y Av. Rivadavia
  • Comuna 11
    Plaza Dr. Sáenz Peña (Juan B. Justo y Boyaca)
    Av. Lope De Vega y Nogoya
  • Comuna 12
    Saavedra: Av. Balbín y Av. Goyeneche
    Villa Urquiza: Monroe y Triunvirato.
    Villa Pueyrredón: Mosconi y Artigas.
  • Comuna 13
    Av. Cabildo y Juramento
    Federico Lacroze y A. Thomas
  • Comuna 14
    Av. Santa Fe y Av. Scalabrini Ortiz.
    Av. Santa Fe y Coronel Díaz.
    Av. Santa Fe y Av. Juan B. Justo.
    Av. Córdoba y Av. Scalabrini Ortiz
  • Comuna 15
    Av. de los Incas y Triunvirato.
    Av. Corrientes y Ángel Gallardo.
    Av. Corrientes y Av. Scalabrini Ortiz.
    Av. Corrientes y Dorrego
    Av. San Martin Av. y Av. Juan B. Justo.
    Av. Federico Lacroze y Av. Forest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.