Temporada 2019 CTSM

por Laura Molina

A pesar de los aumentos creados por este Gobierno. A pesar del aumento de la desigualdad social, de la avaricia, del dólar, del aumento de la deuda externa, del riesgo país, de las tarifas, la desocupación, la pobreza, y de la represión, a pesar de todo esto, hay funcionarios e instituciones en este Gobierno que apuestan a la cultura. Es decir, a la palabra y al arte, a la lectura, al conocimiento, a la diversidad, al debate, la empatía, la belleza, la política, al encuentro, la solidaridad, lo comunitario, que son valores antitéticos a los impulsados por este Gobierno.

Para dejarlo muy en claro. Este Gobierno impulsa el individualismo, la competitividad, el emprendedurismo, la especulación financiera, el libre mercado global, el fin de la sociedad, el odio, la avaricia, el desapego del otro, la fuerza… Todo este conjunto se denomina neoliberalismo. Y, como puede apreciarse fácilmente, la cultura es la antítesis del neoliberalismo. La cultura bien entendida (no como espectáculo y pasatiempo) se opone al neoliberalismo y resulta enemiga radical del Gobierno actual.
Por eso llama la atención que Jorge Telerman, funcionario de este Gobierno, y director del teatro San Martín y del Complejo Teatral de Buenos Aires, haya anunciado hace pocos días la Temporada 2019 que es claramente de carácter cultural, en la buena acepción del término.
Telerman eligió el 10 de diciembre de 2018 para hacer el anuncio, “el día del aniversario de 25 años consecutivos de democracia en Argentina”. Así lo dijo ante la mirada atenta del ministro de cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro, en la sala Casacuberta del teatro San Martín, casi a pleno, donde había convocado elencos, acomodadores, tramoyistas, empresarios y periodistas. A continuación, Telerman hizo un resumen de la Temporada 2018 en la que hubo, dijo, 800 funciones, de las cuales 220 fueron con localidades agotadas. Y habló en varias ocasiones de la diversidad -ponderándola y garantizándola-, habló de sociedad y política, del encuentro y el debate necesario que deben dar las obras, del teatro público que debe fortalecer su lugar como ágora. Y con esta idea, dijo que el eje principal de la Temporada 2019 sería la política. Enumeró las obras principales. HAMLET, (se dará en abril) en una versión de Szuchmacher y Vilo enfocada hacia la corrupción, la representación política, y las decisiones que definen nuestros pasos, protagonizada por Joaquín Furriel y elenco. TOMAR PARTIDO / COLABORACIÓN, (se darán en mayo) dos piezas de Ronald Harwood ambientadas en el Tercer Reich que plantean la relación entre arte y política a través de los artistas que construyeron su propia realidad por encima de la realidad en común, protagonizada por Osmar Núñez y elenco. HAPPYLAND, (se dará en septiembre) de Gonzalo Demaría que remite al 24 de marzo de 1976 en Buenos Aires y a la cárcel gótica en el Sur adonde fue llevada Isabel Perón tras el golpe cívico-eclesiástico-militar que tronchó su mandato, dirigida por Alfredo Arias.
Telerman siguió sumando nombres en este eje y sus trasversales como EL CARTÓGRAFO y FEDRA, (en marzo y junio) dos obras del notable español Juan Mayorga, que serán dirigidas por Laura Yusem y Adrián Blanco. Anunció una temporada internacional dedicada a Italia con obras de Stefano Massini, Vincenzo Pirrota y Emma Dante. Anunció obras de consagrados autores argentinos, Samuel Eichelbaun, María Elena Walsh, Mauricio Kartun. Una obra de Strindberg, DANZA MACABRA, que se dará en agosto en el teatro Regio. Y anunció la reposición de cuatro obras que tuvieron localidades agotadas en 2018, entre ellas PETRÓLEO, del grupo Piel de Lava, y CAMPO MINADO, de Lola Arias.

Habló Jorge Telerman sin libreto, entusiasmado por la Temporada 2019, enamorado de ella. Habló de las actividades que se celebrarán de danza -ponderando al Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín, con más de cuarenta años de existencia-, de música -anunciando la presentación del pianista Stefano Bollani-, de fotografía, de cine, de títeres. Destacó las actividades en cada uno de los teatros del Complejo Teatral de Buenos Aires, que son: el teatro San Martín, el Regio, el Sarmiento, el Alvear, y el De la Rivera. Pero no habló del teatro Alvear, que estaba en reparaciones y fue incendiado en agosto de 2018, presumiblemente para vender el edificio y obtener réditos inmobiliarios.1
Telerman cerró su presentación volviendo al ágora. Celebrando la participación de los vecinos en el espacio teatral, la diversidad, el debate, la identidad barrial, y destacando un ciclo de teatro comunitario que se hará en abril, en el teatro De la Rivera, donde se presentarán doce obras de grupos vecinales de La Boca, Mataderos, Pompeya, Parque Patricios, Barracas, Villa Crespo, Flores, Floresta, Villa Urquiza y Catalinas. Toda una fiesta.

————————————

Ver notas:

  1. Abandonar, quemar, especular 
  2. ¡Fuego!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.