Incidentes entre Artesanos y la Metropolitana en calle Perú

Artesanos que exhiben sus productos en la calle Perú, entre avenida Rivadavia y Diagonal Sur, se instalaron hoy con sus mantas sin mercadería para manifestar su rechazo a la decisión del gobierno porteño de prohibir la actividad en el lugar, donde se registraron momentos de tensión e incidentes.

La protesta fue acompañada por legisladores, agrupaciones y otros vendedores de la vía pública que denunciaron la falta de una solución real para los artesanos y manualeros, algunos de los cuales fueron ubicados en la plaza Roberto Arlt.

“Aquí solo hay artesanías, no perjudicamos a ningún comercio de las inmediaciones, una condición que pone la ley 4121 para permitir la actividad”, dijo Nora Santos, artesana de la calle Perú, desde 2004.

En un momento de la protesta, frente a la Legislatura porteña se desplegó un fuerte operativo de la Policía Metropolitana, personal del Ministerio de Espacio Público e inspectores, para impedir que los artesanos muestren sus productos.

Cuando uno de los artesanos exhibió su mercadería, un inspector lo intimó a que la retirara mientras otros artesanos y vendedores ambulantes gritaban consignas en contra del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

Otro momento de tensión se vivió cuando el diputado del Movimiento Social de los Trabajadores, Alejandro Bodart, y la diputada María Rachid (Frente para la Victoria) se enfrentaron en una discusión con el diputado Martín Ocampo (Pro).

De esa discusión, Ocampo debió retirarse insultado por el resto de los artesanos y tuvo que ser custodiado por personal de la Metropolitana hasta la Legislatura.

Fernando Charquero, artesano de la calle Perú, explicó que el gobierno porteño quiere derivarlos “a la plaza Roberto Arlt donde no hay la cantidad de gente como en esta zona”, y añadió que  “aceptamos hasta pagar un monotributo social por estar acá, pero el gobierno no entra en razones”.

Por su parte, Omar Guaraz, del Movimiento de Vendedores Libres aseguró que la plaza que ofrece el gobierno no es una verdadera solución.

“Más allá de que los artesanos de la calle Perú no quieran aceptar irse a la Plaza Roberto Arlt, ese espacio no alcanza para el total de artesanos y manualeros del microcentro”, dijo Guaraz.

En su opinión, “el gobierno se escuda en la decisión de los artesanos de la calle Perú de no mudarse. Dice: ¿vieron? les damos un lugar y no van. No es así, que los medios no se hagan eco de esa mentira. La plaza Roberto Arlt no alcanza para el total de puestos que deberían.

Después del mediodía, los artesanos continuaban con sus mantas vacías a la espera de una solución al conflicto, en un clima más distentido pero custodiados por la policía Metropolitana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.