La Buenos Aires que queremos

Duplicar los espacios públicos recreativos, mejorar el estado de las veredas y red peatonal, asegurar un entorno urbano saludable, son solo tres de los once objetivos que propone el Proyecto Urbano Ambiental Vecinal. Una iniciativa que surge de una construcción colectiva pensada por y para los vecinos y se propone como la contracara del Nuevo Código Urbano y Edilicio, impulsado por la actual gestión de gobierno en la Ciudad, que se dio a llamar: Buenos Aires que queremos. 

Mientras  que el Proyecto Urbano Ambiental Vecinal, aspira a involucrar a los vecinos en el diseño de una propuesta participativa, poniendo acento en la calidad de vida de los habitantes de la Ciudad. La iniciativa del  Ejecutivo porteño intenta aumentar sustancialmente la cantidad de metros cuadrados construibles. El Nuevo Código Urbano y Edilicio, fue pensado en función del lucro de los desarrolladores inmobiliarios (ver nota) . Lejos de dar una solución habitacional a los vecinos de las zonas más postergadas, aspira a la traza de una ciudad cada vez más exclusiva.

El carácter arbitrario e inconsulto esta la iniciativa, movilizó a un conjunto de organizaciones a realizar charlas y talleres donde los vecinos expresaron las necesidades y deseos que tienen para con su barrio y su ciudad. El conjunto de esas inquietudes, son la simiente del Proyecto Urbano Ambiental Vecinal que, el martes 10 de abril a las 18, se presentará en el Salón Montevideo de la Legislatura porteña.

Una propuesta alternativa que expresa la ciudad que a la que aspiran los vecinos, en lugar de la que pretenden los negocios inmobiliarios.

Objetivos del Proyecto Urbano Ambiental Vecinal

  1. Duplicar los espacios verdes públicos recreativos e interactivos de la Ciudad. Esta aspiración se traduce en superar los 10 metros cuadrados por habitante de espacios verdes públicos y recreativos, con perspectivas de crecimiento anual en relación a la densidad poblacional de cada barrio y Comuna, contempladas en el presupuesto anual de la Ciudad de Buenos Aires. Estableciendo planes de participación de sus usuarios y de los consejos consultivos comunales en todos los espacios verdes de una hectárea o más.
  1. Mejorar sustancialmente el estado de las veredas y la red peatonal, dotando a la ciudad de una red peatonal integrada, nivelada, forestada, sin obstáculos aéreos o terrestres e iluminada ecológicamente. Con espacios de convivencia que faciliten el tránsito, especialmente en la población peatonalmente más vulnerable. Estableciendo que el Gobierno porteño y las Comunas son concurrentemente responsables del mantenimiento de las aceras.
  1. Adecuar los servicios de infraestructura a las necesidades poblacionales y edilicias. Para lo que se requiere contar con un diagnóstico completo de la rede de infraestructura básica: agua potable, luz, gas, alumbrado público, desagües cloacales y pluviales y red de incendios de la ciudad.  Esto permitirá planificar la reestructuración, actualización y mantenimiento de las redes de infraestructura para asegurar una cobertura completa de las necesidades en relación de  con la densidad poblacional y la habilitación de nuevas construcciones hasta alcanzar la capacidad constructiva potencial, con metas a ser incluidas anualmente en el presupuesto de gastos e inversiones.
  1. Asegurar un entorno urbano ambiental saludable. Regularizando las áreas ambientales críticas con metas anuales hasta su total equilibrio con el resto de la ciudad: curso de agua del Riachuelo; cogestión Área central y Av. Rivadavia; desagües de arroyos y ribera del rio de La Plata, áreas potencialmente inundables; ruido y contaminación atmosférica de avenidas con alto nivel de tránsito y autopistas. Esto se logra a partir del establecimiento de una red de monitoreo con información pública en tiempo real de los principales aspectos de regularización para un entorno saludable del aires, suelo, agua y energía solar. Generando metas anuales de reducción de la polución y las contaminaciones auditivas y visuales a ser incluidas anualmente en el presupuesto de gastos e inversiones.
  1. Mantener el paisaje urbano ambiental y barrial, particularmente en las áreas predominantemente residenciales de todos los barrios. Manteniendo los atributos barriales identitarios de las calles, en espacial, la morfología edilicia, la forestación completa, veredas accesibles, baja velocidad del tránsito de vehículos. Obligando tanto a los organismos estatales, como a las iniciativas privadas a preservar los edificios con valor patrimonial histórico, su entorno morfológico y el paisaje urbano ambiental de la cuadra con igual carácter, así como el patrimonio de madera.
  1. Implantar un sistema efectivo de regulación de nuevas construcciones y ampliaciones. Regulando la altura máxima de los edificios por cuando en función del ancho de calle y del pulmón de manzana, asegurando el asoleamiento de más del 50% de dormitorios y salas de estar de cada vivienda, y con la obligación de parquizar y forestar todo el pulmón de manzana.
  1. Mejorar el sistema de transporte público interno de la ciudad. Generando espacios de estacionamiento donde se pueda trasbordar del transporte automotriz al público para moverse internamente por la ciudad. Ampliar y crear nuevas las líneas de subterráneos, redefiniendo los recorridos de colectivos y bicisendas. No permitir el transporte de carga pesada en el interior de la ciudad. Recuperar y pone en valor las calles adoquinadas como componente del paisaje barrial, regulador térmico y de velocidad del transporte automotor.
  1. Implementar un sistema efectivo de mantenimiento y construcción de equipamiento educativo, sanitario, recreativo, deportivo y cultural. Estableciendo un índice de necesidad de escuelas públicas de todos los niveles por cantidad de población y pirámide etaria general de la ciudad y discriminado por Comunas y barrios, incluyendo parámetros para la localización de establecimientos y la cantidad de vacantes por escuelas. Establecer un índice de Centros de Atención de Salud Comunitaria (CESAC) por cantidad de población y por Comuna. Establecer, también, en este sentido un índice de clubes, centros deportivos y centros culturales barriales por Comuna, asegurando su cobertura y apoyo.
  1. Aumentar el acceso a la propiedad de la vivienda a la población que alquila.
  1. Implementar campañas de reciclaje de residuos urbanos
  1. Integrar social y urbanamente a las villas de emergencia.

Las organizaciones que integran Buenos Aires que queremos

Movimiento Comunero – Buenos Aires Sostenible – Encuentro en Defensa del Espacio Público – Salvemos al Barrio – Colegiales Participa y Decide – Vecinos por las Casas Bajas – Vecinos por la Ecología – La Boca Resiste y Propone – La Campora Comunas 12 y 15 (FPV) – Fundación Rumbos – Encuentros por el Derecho a Conocer – Contracorrientes (MST) – La Paternal un barrio – Asociación Civil Cultura Abasto  – VecinosXRoccatagliata –  Red de Construcción Ciudadana – Observatorio de Patrimonio y Políticas Urbanas – Observatorio del Derecho a la Ciudad  – Proyecto Riachuelo – Proyecto Cultural Maíz.

Facebook: Buenos Aires Que Queremos
https://www.facebook.com/pg/Buenos-Aires-que-queremos-2107001219532798/reviews/
Contacto: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.