Las Noches Negras de San Telmo

“Noches Negras”, se denomina el ciclo de poesía de mujeres afodescendientes que, los primeros jueves de cada mes, nos encontramos para celebrar nuestra africanía. Lo hacemos en el corazón de San Telmo, en CUSCA RISUN, bar cultural de pasaje San Lorenzo 365.

por Melina Schweizer

Cada Noche Negra es una velada de síntesis creativa donde la estética negra se aborda desde la narrativa, la afropoesía, los cantos y la fotografía. Disciplinas del arte que tributan fuerza a voces de mujeres que cantan y cuentan rebeldías.

“Este espacio surgió para que nuestras compañeras artistas puedan expresarse. En cada entrega de Noches Negras buscamos difundir precisamente a nuestras compañeras trabajadoras de la cultura” dice Gladys Flores, organizadora y moderadora de este ciclo que el jueves 3 de octubre desarrolló su segunda entrega.

La poesía envolvió la noche a través de la composición, voz y talento de la poeta y bibliotecaria afrovenezolana Lilia Ferrer.“Vine a Argentina a hacer un doctorado en la facultad de filosofía y letras, hace tres años que mis hijos y yo residimos en Buenos Aires, ser inmigrante, me ha producido una segunda fase de redescubrimiento y de conciencia”.

Lilia  reivindica su raíz afro venezolana: “Siempre me he dedicado a la escritura libre y a los procesos autorreflexivos en torno a la negritud. Vengo de una población autorreconocida y de muchísima trascendencia historiográfica en el ámbito afrodescendiente, soy de la Sierra Coreana, lugar donde se situó, uno de los principales movimientos abolicionistas, en contra de los procesos de esclavización. Mi próximo libro se titula IMBA VOCES DEL TIEMPO, allí afianzo y resalto mis raíces”.

En cada Noche Negra hay espacio para la música. En esta ocasión, la cantante afrobrasileña Shirlene Silva Olivera, se desplazó armoniosamente por la samba, el tango y el candombe. Entre cada interpretación relató anécdotas que reflejan algún momento relacionado a cada canción.

«¡El alma tiembla de emoción!  Ennegrecer Buenos Aires, junto a las hermanas Afroargentinas, es una tarea de amor que realmente me hace sentir parte de algo esencial e importante, sólo puedo seguir buscando crecer conjuntamente con ustedes. El ciclo de Noches Negras, es un espacio de unidad y de encuentro entre nosotras, sedientas de intercambiar nuestras historias, nuestra creatividad, arte, intelectualidad, lucha y orgullo negro. Cantamos por las que no están, cantamos por nosotras, cantamos a capella, escuchando el silencio atento de mis hermanas negras, es señal de la ancestralidad protectora reservada a nosotras, hijas de la Diáspora”, expresó.

 “Las historias de dolor, al igual que las historias de amor, nos hacen que estemos entrelazadas”, dijo la escritora y poeta Constanza “Coni” Bunus, y cerró la noche con la declamación del poema LAS MATAMUERTE, que  interpela a la verdad, a la identidad, a la memoria y a la justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.