Les docentes dicen ¡Basta!

Gremios docentes porteños convocan a un paro de actividades mañana miércoles 14 de abril en reclamo del cese de la presencialidad en las escuelas ante la escalada de contagios de coronavirus que se registra en este distrito.
Tras una semana en la que la escalada de casos se incremento exponencialmente, y luego que reporte de día lunes marcara el récord de 3.358 nuevos contagios, esta medida de fuerza, convocada por Ademys y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), plantea la inviabilidad de la presencialidad escolar.

En la ciudad de Buenos Aires, la escuela publica y privada mueve un universo de 12 millones de personas. No todos los establecimientos reúnen las condiciones sanitarias exigidas en el protocolo: ventilación cruzada, por ejemplo. Mientras que el transporte público, utilizado tanto por docentes como por alumnes, suele estar colapsado. Este panorama, sumado a la estrepitosa ola de contagios y la anomia del Gobierno porteño ante la inminente saturación los sistemas de salud, público y privado, generó una fuerte reacción entre les docentes.

Eduardo López, representare de UTE, destacó que la Salud y la vida son prioritarias y exigió la suspensión ‘temporal’ de la presencialidad en el territorio porteño, donde, según un relevamiento de este gremio, desde el inicio del ciclo lectivo se contagiaron dos mil docentes y  no docentes.

Por su parte, Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys, señaló: “Hemos alertado desde el primer momento los riesgos y las consecuencias de alcance negativo impredecible de la apertura de escuelas sin condiciones reales que asegurasen un retorno seguro, por ello exigimos la suspensión de actividades escolares presenciales y el cumplimiento de las mismas de manera remota”.

En este sentido, Gabriel Lubo, secretario de Administración y Finanzas de Ademys, expresó “Exigimos se implemente una partida presupuestaria que atienda las necesidades de conectividad gratuita y distribución de dispositivos para estudiantes y docentes, universalización de las canastas nutritivas, y un subsidio para aquellas familias que así lo requieran”.

El dirigente gremial criticó, también, la ausencia de un plan de vacunación coherente e intensivo en un país como el nuestro, donde el laboratorio comandado por el Sigman fabrica el compuesto de una de la vacuna AstraZeneca contra el coronavirus y lo vende a otros países. “Estamos ante gobiernos que privilegian intereses ajenos a la población trabajadora”, dijo, y llamó acompañar el reclamo de declaración de utilidad pública de esa vacuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.