Los condenados por las muertes de diciembre de 2001

Enrique Mathov, única autoridad política juzgada por la represión del diciembre del 2001, fue condenado hoy a 4 años y 9 meses de prisión por el asesinato de cinco personas y lesiones a más de un centenar en víspera de la renuncia del entonces presidente Fernando de la Rúa.
De esta manera, el entonces Secretario de Seguridad de la Nación, se convierte el primer y único funcionario público juzgado y condenado en la historia de nuestro país.
De un total de 17 juzgados, el Tribunal Oral y Federal 6 condenó también a la cúpula de la Policía Federal encabezada por los comisarios Rubén Santos, con 4 años de prisión ,y al director general de Operaciones, Norberto Gaudiero, a 3 años y seis meses, por los mismos delitos.
En tanto, el ex superintendente de Seguridad Metropolitana, Raúl Andreotti, fue condenado a 3 años en suspenso, una pena sin aplicación efectiva, y al igual que los anteriores por el delito de “homicidio culposo”, es decir sin que mediara intención o dolo. El veredicto, con nueve condenados y ocho absueltos, fue silbado por un sector de la vasta concurrencia que colmó esta tarde la Sala Amia de los Tribunales de Comodoro Py donde se dictó sentencia.
Pese a ello, el abogado Rodrigo Borda, de la querella a cargo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), calificó de “histórico” al fallo por tratarse de la primera vez en que se condena a niveles con responsabilidad política y no sólo operativa en una represión.
El ex presidente Fernando de la Rúa fue sobreseído por el juez federal Claudio Bonadío en un trámite que dejó firme la Corte Suprema de Justicia por entender que era ajeno a los hechos que ocurrían en la calle antes de huir de la Casa Rosada en helicóptero.
A su vez, el ministro de Interior del gobierno de la Alianza, Ramón Mestre, jefe de Mathov y superior de la Policía Federal, falleció en 2003.
Las penas más altas fueron para los policías Carlos José López y Roberto Juárez, con 6 años de prisión y 4 años y seis meses, respectivamente, por el homicidio doloso de Alberto Márquez, de 57 años.
Se trata del hombre que fue baleado en inmediaciones del Obelisco por los policías de Asuntos Internos que circulaban en un auto particular, que fue identificado por los ocasionales testigos.
Otros dos integrantes del grupo, Ariel Firpo Castro y Víctor Belloni, también merecieron condenas a 3 años de prisión, mientas que el subcomisario Omar Bellante fue condenado tres años de prisión en suspenso.
Este último estaba acusado por encubrimiento del crimen de Gustavo Benedetto, asesinado por un disparo que recibió desde adentro de las instalaciones del banco HSBC, ubicado en Avenida de Mayo y Maipú, cuyo autor sería el teniente coronel Jorge Varando, jefe de seguridad del banco, filmado apuntando su arma a los manifestantes pero que fue absuelto.
Al cabo de 27 meses de audiencia y de escuchar a casi 600 testigos, jueces José Valentín Martínez Sobrino, Javier Anzoategui, Rodrigo Giménez Uriburu sobreseyeron también a seis de los policías acusados de disparar contra la multitud.
Los beneficiados con el sobreseimiento fueron Mario Seia, Norberto Sabbino, Sebastián Saportii, Horacio Berardi, Orlando Oliverio Belloni, Eugenio Figueroa.
Además, el tribunal dispuso el sobreseimiento de Jorge Daniel Toma y Carlos Alberto Loforte por prescripción del delito.
Durante el juicio se ventilaron solo cinco muertes violentas cometidas en la Capital de los 33 registradas durante la pueblada de diciembre del 2001.
Las víctimas Diego Lamagna, Marcelo Riva, Carlos Almirón, Gustavo Benedetto y Alberto Márquez, cuyos familiares siguieron voy el veredicto algunos ataviados con remeras que los identificaban.
Los fundamentos del fallo serán leídos el 4 de agosto, a partir de lo cual se abrirá el período de apelaciones para todas las partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.