Macri insiste en usar la picana eléctrica

Tras recibir la fuerte oposición de la Legislatura y de Amnistía Internacional, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, ratificó que la Policía Metropolitana usará las armas Taser X26, de descargas eléctricas de 50 mil voltios.

Como adelantó Periódico VAS hace una semana en una nota del 27/01/10, Amnistía Internacional difundió un comunicado, donde “exige al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que suspenda el uso y la transferencia de armas con dispositivos de energía conducida hasta que no se realice una investigación independiente, seria y rigurosa sobre los efectos que provoca su utilización. Y solicita al Registro Nacional de Armas (RENAR) la información que tuviera disponible sobre este tipo de armas en el territorio argentino”.

La pistola eléctrica modelo Taser X26 produce una descarga de 50 mil voltios durante cinco segundos, a través del disparo de arpones unidos al arma con filamentos electroconductores. Amnistía Internacional denunció que estas armas han causado en forma directa e indirecta la muerte de unas 70 personas en Estados Unidos y Canadá, debido a cardiopatías y otros efectos.

Macri dijo en conferencia de prensa, refiriéndose a la pistola eléctrica:”Vamos a probarla y la verdad es que hay demasiado prejuicio y opinión superficial” y detalló “No estamos improvisando sino que estamos trayendo tecnología de avanzada que se usa en otras partes del mundo, y la probaremos a ver cómo la introducimos, siempre en favor de disuadir, salvar vidas y que la violencia sea la menor posible, protegiendo a nuestros policías”. (sic) Para redondear esta “filosofía”, VAS se enteró que la Policía Metropolitana contará además con la escopeta Peperball “antidisturbios”; un arma de 50 metros de alcance, que dispara hasta 180 bolas con un polvo irritante y envuelve a las personas en una nube de “pimienta” obligándolas a cerrar los ojos y las vías respiratorias.

El bloque Proyecto Sur de la Legislatura porteña, advirtió que las Taser X26 son consideradas desde 2007 como una forma de tortura por el Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas. El abogado Eduardo Barcesat, ex constituyente en 1994 y profesor en la Facultad de Derecho de la Univesidad de Buenos Aires, consideró a las pistolas TASER como “instrumento de tortura, gravemente lesivo de la integridad de la persona, humana” y agregó que la decisión de adquirir esos elementos de represión para la fuerza de seguridad metropolitana podría infringir los Convenios Internacionales sobre Derechos Humanos y contra la Tortura, firmados por Argentina.