Movilización de los Bachilleratos Populares

Bachilleratos Populares, escuelas de Jóvenes y Adultos de Ciudad de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires marcharán mañana martes 7 de mayo a las 15 horas hasta Ministerio de Educación porteño, de Av. Paseo Colón 255, para reclamar por el reconocimiento integral de estas experiencias educativas. También se expresarán en contra de las políticas de recorte presupuestario a la educación pública en general y al sector de adultos en particular que viene aplicando la actual gestión de gobierno.

La Coordinadora de Bachilleratos Populares en Lucha (CBPL) encabezará esta movilización donde participarán trabajadores, docentes y alumnos que conforman el amplio campo de la educación popular. Bajo las consigna ¡La educación NO se vende, NO se recorta!, exigirán al Estado el inmediato reconocimiento de los Bachilleratos Populares aún no oficializados; salarios dignos para docentes, trabajadores y trabajadoras; viandas y boleto estudiantil para los estudiantes y financiamiento integral de estas experiencias educativas, en otras reivindicaciones.

En nuestro país, el surgimiento de los bachilleratos populares post crisis de 2001 no sólo evidenció la ausencia de políticas estatales para la educación de jóvenes y adultos -un legado del vaciamiento neoliberal de los 90-; también potenció la gestión de modelos educativos con una fuerte impronta emancipadora. Entre 2004 y 2012, las fábricas recuperadas, las organizaciones sociales, los centros culturales barriales, los sindicatos y cooperativas, impulsaron la creación de bachilleratos populares en todo el país dando paso a un proyecto de educación popular, entendido desde una lógica de acción y formación.
Los educadores populares adoptaron los postulados pedagógicos de Paulo Freire, trabajando los contenidos de la enseñanza en relación directa con las prácticas de los estudiantes y las características del entorno donde viven, haciendo del aprendizaje una herramienta de percepción crítica de la realidad para que educadores y estudiantes, como sujetos libres, se sientan capaces de transformarla.

De cara al Estado, los bachilleratos organizados por la Coordinadora de Bachilleratos Populares en Lucha (CBPL) libraron batalla desde sus inicios. La única gran victoria fue la oficialización de los títulos y una planta oficial de cinco docentes. En 2011, el Ministerio de Educación porteño, oficializó los bachilleratos populares bajo la figura de unidades de gestión educativa experimental (UGEE) y mantuvo un registro de estas instituciones. A partir del años pasado, con la aplicación de la llamada “reforma educativa”, la relación con el Estado se disolvió, de esto da la Coordinadora en un comunicado de prensa, donde llama a los docentes de distintos ámbitos educativos a sumarse a esta convocatoria: “Decimos No a la reforma educativa para el área de Adultos que demuestra una vez más que la educación es una variable de ajuste. Repudiamos enérgicamente las reformas neoliberales en Educación que siempre van en detrimento de los sectores populares más vulnerables, y que amparadas en una lógica empresarial de costo-beneficio conciben a la Educación de Adultos como pérdida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.