Pactos y prebendas frenan la autonomía de las Comunas

“Ocurre el más desvergonzado negociado de votos por cargos en la Legislatura porteña. El parecido con aquel Concejo Deliberante de antaño, llamado ‘El Palacio de la Corrupción’, es cada vez mayor. La aprobación –a las apuradas y escondidas– de un gran paquete de leyes que ponen literalmente en venta a Buenos Aires, a cambio de cargos públicos muy bien remunerados, está en plena ejecución”, dice un comunicado titulado “Comunas: un freno a la corrupción”, suscrito por el Movimiento Comunero, colectivo que impulsó la sanción de la Ley de Comunas y brega por la definitiva instauración de la democracia participativa, enunciada en la Constitución de la Ciudad.
Según la Constitución de la Ciudad y la Ley de Comunas, estas normativas debieron ser consultadas y acordadas con cada una de las Comunas involucradas y con los vecinos. “Pero eso no fue así –denuncia el Movimiento Comunero- porque el Gobierno de la Ciudad insiste en dejar a las Comunas sin funciones, sin recursos propios y, sobre todo, sin capacidad de decisión alguna. Para que sean una institución de papel pintado y no el cuarto poder, descentralizado y con participación vecinal, de la Ciudad”.

“Así, en un ámbito cerrado e inaccesible al vecino común, están votando ese paquete de leyes, desconocidas por la inmensa mayoría de los ciudadanos, contraviniendo la democracia participativa que claramente estipula la Constitución de la Ciudad como sistema de gobierno. Al vaciar y distorsionar la institución clave de la democracia participativa – las Comunas – el Gobierno de la Ciudad se asegura proteger semejante corrupción de la mirada y el repudio de los ciudadanos de los distintos barrios de la Ciudad”, señala el comunicado. Y advierte que: No darle a las Comunas el carácter de Jurisdicción Presupuestaria, significa que no dispondrán de recursos propios, ni podrán cumplir con las funciones exclusivas y concurrentes que la Ley les asigna. Lo cual implica, que las Comunas no podrán decidir ni administrar ni ejecutar nada por sí mismas y que los vecinos no podrán tener la más mínima participación real y concreta en las decisiones que los afectan.
El jueves 14 el Ejecutivo de la Ciudad, a través del secretario de Descentralización Eduardo Macchiavelli, presentó al cuerpo legislativo un proyecto de presupuesto que deja a las Comunas, por tercer año consecutivo, sin el carácter de Jurisdicción Presupuestaria: “Lo hizo, al mejor estilo patoteril, llenando el salón Montevideo con sus empleados pagos, que intentaban impedir el ingreso de vecinos y Juntistas Comunales. Y dándole entrada a un grupo de barras bravas con el propósito de intimidar a los integrantes de organizaciones de vecinales que lograron ingresar al salón”.
Indica el comunicado de prensa que Macchiavelli pretendió impedir la palabra a los vecinos presentes, algo que le resultó imposible puesto que habían concurrido munidos de pancartas reclamando la Jurisdicción Presupuestaria de las Comunas y la elaboración participativa de los presupuestos comunales. Los vecinos hicieron escuchar sus reclamos. Y los pocos legisladores de la oposición presentes avalaron la constitucionalidad de las demandas vecinales. Ese mismo día, por primera vez en dos años de gestión comunal, dos bloques de juntistas, así como algunas Juntas Comunales en pleno y varios Consejos Consultivos Comunales, solicitaron a los legisladores que no aprobaran un presupuesto, que va en claro detrimento de la autonomía comunal.
Ante esta situación, el Jefe de Gobierno envió a la Legislatura de la Ciudad un proyecto para modificar la Ley de Comunas el viernes pasado. “Quiere convertirlas en un apéndice dócil del gobierno central de la Ciudad, sin ninguna participación vecinal. Para seguir favoreciendo los grandes negocios en la Ciudad a través de la realización de obras y políticas inconsultas en los distintos barrios. Aprobándolas mediante los ‘negociados’ legislativos, como el que están llevando adelante. Y sin contemplar en lo más mínimo el interés y las necesidades de los vecinos, que deben expresarse legal y orgánicamente a través de los Consejos y las Juntas Comunales”, reclaman los integrantes del Movimiento Comunero.
El proyecto macrista arrasa con la Jurisdicción de las comunas, algo que le otorgaba autarquía y presupuesto propio a cada una. Dándole al Ejecutivo absoluta potestad para fijar topes presupuestarios. En tanto que cada uno de los integrantes de las Juntas Comunales deberán ejercer sus funciones ad honorem, a excepción del presidente comunal, que tendrá también potestad para presidir el Consejo Consultivo Comunal. Lo que le quitará a este cuerpo el carácter descentralizado y de contralor de la administración comunal. También se le quita al presidente la Junta Comunal la obligación de rendir cuentas de los actos al Consejo Consultivo Comunal; algo que se contradice con el espíritu de lo que debe ser una verdadera democracia participativa con funcionarios auditados por los vecinos.
La presentación de este proyecto tiene como marco el envío de otras iniciativas por parte del Ejecutivo a la Legislatura para lograr su aprobación en las extensas sesiones previas al recambio de legisladores, momento en el cual al PRO le resulta más fácil reunir los votos necesarios. En este punto, la última sesión está estipulada para el 5 de diciembre, cinco días antes de que asuman los diputados electos en las elecciones del pasado 27 de octubre.
Ante esta situación el Movimiento Comunero convoca a todos los ciudadanos, a todas las organizaciones vecinales y sociales, a todos los Consejos y Juntas Comunales y a todos los Legisladores, a enfrentar la política anticomunas del Gobierno:
• Oponiéndose a este nuevo intento de cambiar la Ley de Comunas
• Exigiendo que las Comunas tengan presupuesto y funciones propias
• Denunciando las prácticas corruptas y denigrantes que se están llevando adelante en la Legislatura.

2 comentarios en “Pactos y prebendas frenan la autonomía de las Comunas”

  1. amigos que bueno encontrarlos entre los mails del Mov. Comunero en el que estoy intentando hacer algo por esta nuestra ciudad.- Sin duda ustedes luchadores de su barrio y de la ciudad desde hace años no podían faltar.- En cuanto pueda paso a visitarlos, un fuerte abrazo Beatriz di Paola

  2. Lamentablemente desde su inicio hubo traidores que dejaron bolcotear la ley de comunas, desde las ultimas reuniones en el hotel Bahuen, en donde supuestamente eramos todos vecinos independientes, hasta las reuniones que se mantuvieron en la legislatura con el sr roy cortina, en donde queria sancionar sea como sea, antes de que llegue el Macrismo.
    Por supuesto que este señor lo que menos quiere es delegar control y va hacer todo lo posible para destruir esta Ley. Pero por lo menos el Pro es un enemigo visible, ahora se va a ver a todos esos que por monedas se venden como lo hicieron en el hotel bahuen !!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.