Parque Lezama Sin Rejas. Balance de fin de año.

por Asamblea de Parque Lezama

Empieza la cuenta regresiva de este 2015 que no se quiere ir, que cada día nos sorprende como si estuviera recién arrancando. Por eso, para que no se pierdan los relatos en la vorágine de los momentos que nos tocan, hicimos un punteo desde aquel lejano Enero de 2015.

• ¿Te acordás que con pleno verano y calor de morirse, el Parque estaba totalmente cerrado?
• ¿Te acordás que nos inventaron una operación mediática desmedida y sorprendente para una asamblea de [email protected] que defendía su derecho a usar el Parque?
• Nos acusaron de vándalos y dijeron que se habían robado y vandalizado estatuas.
• ¿Te acordás como aprendimos a leer entrelineas noticias que parecían al azar y que en realidad estaban entrelazadas?

El 29 de enero Patricio Di Stéfano (por entonces Subsecretario de Uso del Espacio Público de la Ciudad) denuncia actos vandálicos en el Parque Lezama. Toda esa semana los medios de comunicación masiva, publicaron notas sobre el estado de las plazas en Buenos Aires; los millones que se gastan por año debido a hechos vandálicos; lo peligrosas e inseguras que se volvieron las plazas y espacios públicos; lo cuidadas que están las plazas con rejas. En fin, la reja era la solución inmediata cuando terminabas de leer la nota o ver el noticiero, tanto para la seguridad de los monumentos como para la de las personas. En este punto queremos hacer hincapié, porque vivimos en carne propia, en cómo una operación mediática se arma y taladra para torcer la opinión de la gente.
Por suerte estábamos entrenados, a pesar de que siempre se cuestionó nuestra pertenencia al Parque: si éramos vecinos legítimos o no, si éramos planeros, feriantes, militantes… No nos importó, podíamos ser todo o nada, porque nosotros vivíamos el Parque. Nadie venía a contarnos lo que pasaba. Siempre estuvimos ahí, y por esa sencilla razón, no pudieron. Lo intentaron varias veces. Pero no pudieron. Los [email protected] estábamos atentos, organizados para defender nuestro Parque, que es el patio de nuestra casa. Y nadie puede entrar en tu casa y modificarla sin permiso.
Y vinieron los escraches, la desarticulación… A cada operación de prensa nos opusimos con datos certeros y concretos. Los argumentos de ellos se fueron desarmando. Pese a esto, en febrero plantaron el primer panel de rejas. Ahí fuimos cientos, algunos nos conocíamos de hace mucho, otros no pensaban que iba a llegar ese momento, pero cuando llego salimos a defenderlo.
De nuevo volvieron las calumnias; rotábamos los teléfonos para la prensa por que la voz de [email protected] era la misma, eso los ponía locos querían un referente y éramos muchos opinando, decidiendo, activando. Fueron días intensos, las guardias vecinales arrancaban a las 7 am y los periodistas llamaban desde las 5am hasta entrada bien la noche, todos terminábamos muy cansados pero el cansancio se borraba en cuanto veías que otro compañero empezaba activar una volanteada, una pintada, un festival, un corte, un toque de tambor.
Nos convocaron a reuniones un tanto arregladas donde nos pedían “ceder para poner un poquito de rejas, no todo… un poquito”… ¡Qué gran negociado! ¡Quienes tenían que defendernos cedían en las negociaciones sin escucharnos! No era un poquito, lo que queríamos era más iluminación, más placeros. En fin, continuamos, fuimos a la Legislatura, abrimos una mesa de debate (con espías y custodia de la Metropolitana). Allí pedimos por el plan de manejo participativo para el Parque, todavía esperamos.
Bajo la presión de los vecinos, la obra siguió avanzando, concluyó. Nunca se inauguró. El Parque está sin rejas y festejamos eso. Pero también está sin baños (su construcción estaba dentro del presupuesto); los juegos no tienen mantenimiento (sacaron la calesita de niños y la colocaron dónde debían estar los baños); las hamacas se rompen y nadie las repara; lo mismo pasa con los bebederos tan necesarios en estos días de calor; las luces led (tan duraderas según ellos) dejan de funcionar y tardan días en repararse… En fin.
Nosotros seguimos ocupando el Parque, conociéndonos, entendiendo la realidad de nuestros barrios, interactuando con el Otro, en lugar de hacerlo a través de la TV, del discurso de los medios hegemónicos.
Por eso a los que formaron parte de esta experiencia, antes, durante y después, que se acercaron como militantes, feriantes, autoconvocados, anarquistas, asambleístas, curiosos, [email protected], profesionales, colectivos, artistas, periodistas, les deseamos un 2016 que permita multiplicar estas experiencias de articulación y organización, que nos permita comprender que la importancia radica en escucharnos y escuchar al otro, las diferencias siempre existirán pero el desafío radica en discutirlas, confrontarlas y ser capaces de lograr puntos de acuerdo que nos permitan avanzar en favor de una idea colectiva.
En este sentido seguimos laburando y sacamos nuestro primer boletín “Voces del Parque” un espacio para otras voces donde articulamos también con otros espacios y escribimos sobre cosas que nos interesan y reflejan las muchas cosas que se hacen en estos territorios. Seguimos amplificando las voces, si querés participar escribiendo notas, contando sobre alguna actividad o pasar un aviso mándanos un mail [email protected].
El Boletin_Lezama_Voces_del_Parque circula de mano en mano, se puede y debe compartir, fotocopiar y replicar, por eso te lo adjuntamos en PDF para que lo puedas leer y en formato de impresión si querés imprimir y repartirlo por el barrio.
Abrazos, nos cruzamos en el Parque en alguna actividad, tomando unos mates, repartiendo o armando el próximo boletín.

Comentarios

  1. Felicitaciones al Periódico VAS, por la excelencia con la cual nos mantiene informados durante tanto tiempo, hace escuchar las voces reales de los vecinos y los deja exponer con claridad supina la verdad.

    Mis mejores deseos para ustedes y, que en el 2016 podamos leer la verdad a través suyo.-

    Muy atte.

    Carlos Filiberto.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.